null: nullpx
Cámara de Representantes

Cámara de Representantes anula el poder presidencial que permitió la invasión a Irak y otras aventuras militares

En 2002 el Congreso adoptó una medida que dio luz verde a los planes de George W. Bush para responder a los atentados terroristas de 2001, primero en Afganistán y luego con la polémica invasión del Irak de Saddam Hussein. Falta la votación en el Senado.
17 Jun 2021 – 01:14 PM EDT
Comparte
Imagen recibida de la Embajada de EEUU en Irak el 31 de diciembre de 2019. Muestra a un helicóptero de la Fuerza Armada de EEUU lanzando bengalas sobre la zona de alta seguridad de Bagdad, después de que partidarios iraquíes de las facciones pro Irán traspasaran el muro exterior de la embajada estadounidense durante los ataques aéreos que mataron a combatientes pro iraníes en el oeste de Irak. Crédito: AFP vía Getty

La Cámara de Representantes aprobó este jueves con una votación bipartidista de 268 contra 161 revocar los poderes presidenciales que permitieron la invasión del Irak de Saddam Hussein en 2002 y otras aventuras militares en los últimos años con el argumento de la lucha contra el terrorismo.

La 'Resolución Conjunta que Autoriza el Uso de la Fuerza Militar Contra Responsables de Ataques contra EEUU de 2002' se fundamentó en una legislación similar que el año anterior había permitido que el gobierno de George W. Bush organizara una operación internacional para derrocar a los talibanes en Afganistán, tras los atentados de Al Qaeda en Nueva York y Washington de 2001.

La medida, que esta semana recibió el respaldo de la Casa Blanca, ahora deberá pasar por el Senado, que tendrá la última palabra.

De ser aprobada en la Cámara Alta se revertirá la polémica medida que permitió a la Presidencia involucrar al país en acciones armadas sin necesidad de lograr el apoyo del Congreso que, según la Constitución tiene el poder de declarar guerras.

La representante demócrata Barbara Lee, que en 2001 votó en contra de la primera autorización que permitió la invasión de Afganistán y quien desde entonces promueve la anulación de la ley, celebró la votación: "El Congreso es quien debe autorizar el uso de la fuerza, y esa autorización no se debe dar como un cheque en blanco que permanece en el tiempo y puede ser usado por cualquier presidencia según les parezca", dijo a medios.

Aunque aún debe pasar por el Senado, esta semana el líder de la mayoría, Charles Schumer, dijo que está a favor de eliminar el poder presidencial. "Acabará con el riesgo de que una próxima administración vuelva al basurero legal para usarlo como justificación de aventurismo militar", señaló. Recordó que el expresidente Donald Trump los usó como una justificación al bombardeo de un objetivo iraní en Irak a finales de 2019.


Para Schumer, con el fin de la guerra de Irak desde hace casi una década, la medida perdió su propósito.

Los legisladores habían dado la batalla desde hace casi una década para eliminar no solo la Autorización para el Uso de la Fuerza Militar, de 2002, sino también otra aprobada en 2001 por el Congreso para responder a los ataques terroristas de septiembre de 2001.

El debate sobre este tipo de autorizaciones para el uso de la fuerza militar no ha terminado. Para algunos republicanos, debe ser reemplazada para poder atender "las amenazas modernas". "Necesitamos tener una autorización actualizada que refleje las amenazas en la región, las amenazas actuales, como Irán", dijo antes de votar el representante republicano y miembro del Comité de Relaciones Exteriores, Michael McCaul.

Sin embargo, para la republicana Nancy Mace esa autorización ha sido usada por tres presidentes, dos de su propio partido y un demócrata, "para resolver conflictos que nos han llevado a otros nuevos".

Esta semana, también la Casa Blanca dio su apoyo a la ley que votaron los representantes.

Desde su llegada a la residencia oficial, el presidente Joe Biden había manifestado su intención de trabajar con los legisladores para acabar con esta autorización, y en los últimos meses había estado negociando con los representantes.

"El Presidente está comprometido en trabajar con el Congreso para asegurar que autorizaciones caducadas para el uso de la fuerza militar sean reemplazadas con un marco más reducido y específico, apropiado para garantizar que podemos seguir protegiendo a los estadounidenses de las amenazas terroristas", se lee en un comunicado de la Casa Blanca.

Ve también:

Cargando Video...
Así fue el operativo que concluyó con la muerte del líder de ISIS Abu Bakr al-Baghdadi

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés