Las peleas que vienen entre Donald Trump y el nuevo Congreso

Será el primer año de un gobierno dividido en el mandato de Trump, lo que anticipa un enfrentamiento entre el Senado con mayoría republicana y la Cámara de Representantes liderada por demócratas.
3 Ene 2019 – 11:24 PM EST

Este jueves inicia el primer año de un gobierno dividido bajo la administración de Donald Trump, lo que anticipa un enfrentamiento entre la mayoría republicana en el Senado y los demócratas que dominarán la Cámara de Representantes.

Los principales temas por los que el presidente deberá librar una fuerte batalla con el Congreso durante los próximos 12 meses son:

Financiamiento gubernamental

Una cuarta parte del gobierno federal ha estado cerrado desde el 22 de diciembre en medio de una prolongada lucha por la demanda de Trump de más de 5,000 millones de dólares en fondos para construir el muro en la frontera con México.

El cierre se produjo después de que Trump se negó a apoyar un proyecto de ley aprobado por el Senado que no proporcionaba dinero adicional para la seguridad fronteriza. Los republicanos de la Cámara de Representantes, en cambio, aprobaron una ley provisional que incluía 5,700 millones de dólares para el muro y la frontera.

El pasado lunes, los demócratas anunciaron que planean aprobar un proyecto de ley de presupuesto provisional para financiar el Departamento de Seguridad Nacional hasta el 8 de febrero, ampliando los fondos para cercados fronterizos y otras medidas en 1,300 millones de dólares, lejos de los 5,000 millones pedidos por Trump.

También aprobarían un paquete de otros seis proyectos de ley que financian las partes restantes del gobierno hasta el final del año fiscal.

El cierre de la administración gubernamental perjudica a unos 800,000 de los 2.1 millones de trabajadores federales, que no cobran mientras se mantenga este impasse y están a expensas de la aprobación de un presupuesto.

Techo de la deuda

El Congreso enfrentará otro dolor de cabeza fiscal a finales de este año: elevar el techo de la deuda.

El límite de la deuda se suspendió hasta marzo y el uso de "medidas extraordinarias" por parte del Departamento del Tesoro significa que el plazo real para la acción es probablemente a mediados del verano, según aseguraron expertos en presupuesto.

Aumentar el techo de la deuda fue un punto de disputa entre los líderes del Partido Republicano y los conservadores, con miembros que querían usar el voto para forzar a través de recortes de gastos cambios en el proceso presupuestario del Congreso.

Trump abrió la puerta para eliminar el límite de la deuda en una reunión el año pasado, argumentando que "hay muchas buenas razones" para deshacerse de él.

Nuevo Nafta

El presidente también necesita que el Congreso apruebe la legislación de implementación para su nuevo acuerdo comercial con México y Canadá, que busca reemplazar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inglés).

Pero el acuerdo comercial ya está generando un debate y alarmas entre los miembros que se hacen preguntas sobre si podría pasar por el Congreso en su forma actual.

Si bien el Congreso acordó previamente acelerar los tratos comerciales, los demócratas de la Cámara de Representantes podrían fácilmente anular el proceso abreviado.

Pelosi ha indicado en repetidas ocasiones que considera que el acuerdo comercial de Trump con México y Canadá es un "trabajo en progreso" y desea cambios para reforzar la protección laboral y ambiental.

Incluso en el Senado, los republicanos advierten sobre las posibles consecuencias del acuerdo y dicen públicamente que Trump no puede retirarse del Nafta sin su aprobación. Trump ha amenazado con hacerlo en un esfuerzo por presionar al Congreso para que apruebe su nuevo acuerdo.

Investigación rusa e impuestos

Con su nuevo control de la Cámara, los demócratas dirigirán comisiones parlamentarias con grandes poderes, entre ellos el de iniciar investigaciones, ordenar comparecencias de testigos y la presentación de documentos.

Trump, quien ya enfrenta la investigación del fiscal especial Robert Mueller por el Rusiagate, será probablemente objeto de varias indagaciones sobre las sospechas de colusión entre Moscú y su equipo de la campaña electoral de 2016, que amenazan con empañar sus dos últimos años de mandato.

En noviembre el mandatario había amenazado con usar el control republicano del Senado para abrir investigaciones contra los demócratas por "filtración de información confidencial" y otros temas, en caso de que decidan indagar sobre él.


Los demócratas también tienen previsto exigir al presidente que presente por fin sus declaraciones de impuestos.

Política exterior

Debido a que los republicanos parecen cada vez más desconcertados por las decisiones de política exterior en la administración, se espera que durante 2019 el Congreso y Donald Trump luchen en múltiples frentes, desde la relación entre EEUU y Arabia Saudita hasta la decisión de retirar las tropas en Yemen.

También se espera que los senadores vuelvan a introducir la legislación para exigir sanciones a cualquier persona involucrada en la muerte del colaborador del Washington Post Jamal Khashoggi.

Trump también se enfrenta a peleas por sus planes para retirar las tropas de Siria, pues los legisladores temen que empodere a Rusia, al gobierno de Assad y al Estado Islámico en Irak y Siria.

El gabinete de Trump

La reorganización del gabinete presidencial también traerá varias peleas en el Senado mientras los legisladores confirman a los funcionarios que ocuparán esos nuevos puestos.

Tras la renuncia del secretario de Defensa James Mattis y la decisión de Trump de expulsarlo antes de su salida, los legisladores vieron en el general retirado un puesto difícil de suplir, debido a que lo consideraban como una influencia estabilizadora que se alineó más estrechamente con sus puntos de vista de política exterior que a los del presidente.

El senador republicano Ron Johnson aseguró que busca un "clon de Mattis" y predijo que la batalla de confirmación para el sucesor de Mattis "debería ser bastante interesante".

Por su parte, el senador republicano Pat Toomey dijo al programa Meet the Press de NBC que algunos de los puntos de vista de Trump son "muy, muy distintos" de la mayoría de los republicanos y que quería que el próximo secretario de Defensa compartiera "una opinión más tradicional sobre el papel de Estados Unidos en el mundo".

Los senadores también necesitarán abordar la nominación de Heather Nauert para ser embajadora ante las Naciones Unidas, decidir un reemplazo para el secretario del Interior Ryan Zinke y confirmar a Andrew Wheeler como administrador de la Agencia de Protección Ambiental.

📷Monumentos cerrados y basura en la calle: así afecta el cierre parcial de gobierno a Washington DC

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés