null: nullpx

Interrumpen a gritos la cena del republicano Mitch McConnell: “¡¿Por qué no dejas a todo el país tranquilo?!”

Otra vez increpan al líder de la mayoría republican en el Senado. En este caso, estaban en un restaurante en Kentucky junto a su esposa, la secretaria de Transporte Elaine Chao, cuando comenzaron a gritarles que los republicanos son una amenaza para la seguridad social.
22 Oct 2018 – 3:40 PM EDT

El líder de la mayoría del Senado, el republicano Mitch McConnell, fue confrontado en un restaurante en Kentucky mientras cenaba con su esposa, la secretaria de Transporte, Elaine Chao. Se trata de un nuevo episodio de ataque contra funcionarios cercanos al presidente Donald Trump.

La escena sucedió en local de comida Havana Rumba en Louisville y quedó registrada en video por una persona que se encontraban en una mesa del local el viernes en la noche. El video lo obtuvo el medio TMZ y lo difundió durante el fin de semana.

Según detalla el medio, fueron cuatro hombres los que se enfrentaron a McConnell. "¡¿Por qué no sales de aquí?! ¡¿Por qué no dejas a todo el país tranquilo?!", le gritó uno de los comensales de pie al lado de la mesa del senador.

El hombre que increpa McConnell luego le habla a los comensales que estaban sentados a la mesa contigua y les advirtió: "¡Ellos vienen por tu seguridad social!". Varios de esos clientes le dijeron al hombre que dejara tranquilo a McConnell.


La mujer que filmó el video dijo a TMZ que, antes de comenzar a grabar, el hombre golpeó sus puños contra la mesa de McConnell, tomó la caja de comida para llevar que estaba allí y la tiró por la puerta.

La testigo afirmó que el hombre se quejaba principalmente de la postura del senador sobre la seguridad social y el seguro médico. Le gritó a McConnell que con sus decisiones estaba matando gente, añadió la mujer.

McConnell dijo apenas días atrás que los programas de seguridad social, como Medicaid, son la causa principal del alarmante aumento del déficit presupuestario estatal que se ha disparado con la administración de Donald Trump a $779 mil millones, el número más alto en seis años (en 2012, aún el país estaba recuperándose de la crisis).

Sin embargo, expertos en economía y la Oficina del Presupuesto del Congreso señalan que lo que ha disparado abrumadoramente el déficit estatal en buena parte es la reforma impositiva que impulsaron y aprobaron los republicanos en 2017 con la que se recortó impuestos de modo masivo a las corporaciones.

Durante el ataque en el restaurante, McConnell mantuvo la calma y luego, antes de retirarse, agradeció a las personas que intervinieron para detener la increpación.


Un cliente llamado Casey Leek le dijo al diario local The Louisville Courier-Journal que muchos de los que estaban en el local se manifestaron contra del senador. Leek indicó que una mujer confrontó a McConnell y lo llamó "traidor" entre aplausos de otros clientes.

Tras el incidente, la oficina de McConnell difundió un comunicado a varios medios en el que tidaron a los manifestantes como "extrema izquierda".

"El líder y la secretaria Chao disfrutaron de su comida en Louisville y aprecian a los que se declararon en contra de la incivilidad (...) Esperan que a los clientes no les molesten las rabietas de la izquierda. Como dice el líder a menudo, el Senado no se sentirá intimidado por las payasadas de los manifestantes de extrema izquierda", dijo Stephanie Penn, secretaria de prensa de McConnell.

El líder republicano fue confrontado en al menos dos otras ocasiones en los últimos meses.


Cuando a principios de octubre los republicanos avanzaron con la confirmación del cuestionado juez Brett Kavanaugh para la Corte Suprema, manifestantes fueron a la casa de McConnell en Washington DC y tomaron cervezas como sarcástica referencia a las múltiples menciones frente al Senado que el juez hizo sobre su gusto por esa bebida.

En julio, con plena crisis de separación de niños de sus padres en la frontera con México, otro grupo interceptó al republicano a la salida de un restaurante y lo increpó por las acciones del gobierno de Trump con los migrantes.

Además de las increpaciones a McConnell otros funcionarios cercanos al presidente han sido atacados abucheados en lugares públicos. La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, fue sacada de un restaurante en junio mientras que la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, fue abucheada en un restaurante mexicano ese mismo mes.

36 mensajes que los manifestantes envían a los senadores en las protestas contra Kavanaugh (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés