null: nullpx

¿Qué le ofreció a Rusia antes de llegar a la Casa Blanca el asesor de Seguridad Nacional de Donald Trump?

Con una llamada telefónica con el embajador ruso en Washington, Michael Flynn, hizo comentarios que pueden haber violado una ley de 1799 que prohíbe a los ciudadanos comunes involucrarse en la política exterior de EEUU.
10 Feb 2017 – 1:26 PM EST

Una persona cercana a un presidente que está por asumir el poder se comunica con el embajador de un país con el que las cosas no marchan del todo bien para prometerle que el nuevo gobierno “arreglará” la relación. Nada malo, en apariencia, salvo que es ilegal.

Eso hizo el ahora asesor de Seguridad Nacional del presidente Donald Trump, Michael Flynn, en diciembre en una conversación con el embajador de Rusia Sergey Kislyak, durante la que le habló de posibles temas de cooperación y las sanciones que el presidente Barack Obama estaba por imponer al día siguiente a Moscú en represalia por su injerencia en las elecciones del 2016, según una pieza que publica este vienes The New York Times .

La promesa básica que hizo Flynn a Kislyak es que con Trump la animosidad contra Moscú mostrada por Obama cambiaría, una declaración que funcionarios de gobierno consultados por el periódico neoyorquino consideraron “altamente inapropiada”.

La conversación de Flynn , ocurrida en la semana de la navidad del 2016, lo coloca en violación de la Ley Logan de 1799, que impide que ciudadanos privados se entrometan en actividades diplomáticas con países que tengan disputas con EEUU y debiliten la posición del gobierno.

Además, el hallazgo contradice las declaraciones dadas por portavoces del gobierno que aseguraban que la llamada solo buscaba coordinar una fecha para una entrevista telefónica con el presidente Putin una vez que Trump asumiera el poder.

Los funcionarios y exfuncionarios consultados para el reportaje aseguran que el diálogo fue más allá de detalles de logística y afirman que se trató de solo uno de varios contactos entre Flynn y Kislyak que remontan a antes de las elecciones.

Historia contradictoria

Las fuentes reconocen que Flynn no hizo promesas a Rusia sobre un eventual levantamiento de sanciones, pero estiman que dejó la impresión de que eso sería posible.

El tema de las sanciones a Moscú ha estado en el centro de interés desde que Trump asumió el poder, por la declarada intención del republicano de mejorar las relaciones con Moscú. Sin embargo, responsables del gobierno han insistido en que no hay planes de suavizarlas por ahora.

The New York Times no logró contactar a Flynn para su historia. The Washington Post, que fue el primer medio en tocar ese asunto, destaca un cambio en la posición de los portavoces del asesor,quienes dicen que “aunque él (Flynn) no recuerda que hayan discutido sobre las sanciones, no puede estar seguro de que el tema nunca surgió”.


En los días previos a la toma de posesión, el vicepresidente Mike Pence negó que esa hubiera sido la naturaleza de la conversación entre Flynn y el embajador ruso.

A quienes han visto la transcripción de la conversación les sorprende que Flynn, un exgeneral y exdirector de la Agencia de Inteligencia de Defensa, haya tenido ese diálogo a sabiendas de que sería una llamada monitoreada por agencias de seguridad.

Bajo el radar del FBI

Flynn entró en un radar que ya tiene en la mira a otros asesores de Trump. El FBI está investigando al anterior jefe de la campaña, Paul Manafort; a un exasesor en temas de política internacional, Carter Page, y al veterano estratega republicano Roger Stone. Todos por asuntos que los vinculan de alguna manera a Rusia.

Los expertos estiman que, con lo que conocen hasta hoy, es poco probable que Flynn sea sometido a un proceso legal por la violación de la Ley Logan (de hecho, nadie ha sido procesado bajo la centenaria ley), aunque reconocen que se trata de una seria ruptura del protocolo.

Por lo general, el equipo del presidente electo se abstiene de hacer comentarios sobre política exterior, cuyo manejo es potestad del presidente en ejercicio.

Claro que, como todo con el gobierno de Trump, la transición vio algunas novedades en ese aspecto, como la inusual llamada telefónica con la presidenta de Taiwán que alteró circunstancialmente las relaciones con China, o las promesas de cambio que hizo a Israel tras la decisión de Washington de no vetar una resolución de la ONU sobre los asentamientos judíos y hasta comentarios en Twitter sobre lo “bueno” de tener mejor relación con Rusia y lo “malo” de los acuerdos nucleares firmados por Obama.

En fotos: Así transcurren los primeros 100 días de Doland Trump en la Casa Blanca

En fotos: Así transcurrieron los primeros 100 días de Donald Trump en la Casa Blanca

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés