null: nullpx

El primer año de gobierno de Trump se 'celebra' con su Gobierno cerrado

La ironía del aniversario del primer año del presidente republicano Donald Trump en la Casa Blanca es que el Gobierno que gestiona no tiene presupuesto para seguir operando, pese a que su partido tiene mayoría en ambas cámaras.
20 Ene 2018 – 11:29 AM EST
Comparte
Donald Trump sin Gobierno en su primer aniversario como presidente. Crédito: Spencer Platt/Getty Images

Ninguna imagen podía ser tan elocuente de lo que ha sido el primer año de la presidencia de Donald Trump: su Gobierno está cerrado.

Después de negociaciones de última hora en el Senado para lograr un acuerdo que permitiera una extensión temporal de la financiación del Gobierno mientras se terminan de perfilar los presupuestos, los republicanos no consiguieron los 60 votos necesarios para evitarlo.

Los demócratas aguaron la fiesta a Trump con su negativa a aprobar los presupuestos y condicionándolos a la regularización de unos 800,000 jóvenes indocumentados. El Presidente se los reprochó así en un mensaje de Twitter:

"Este es el primer aniversario de mi presidencia y los demócratas querían darme un bonito regalo", ironizó.

El mandatario tuvo que cancelar su participación en un gran evento que había organizado en su lujosa mansión en Mar-a-lago en Florida para conmemorar su primer año en la Casa Blanca, para el que los invitados habían pagado 50,000 dólares.

Del brillo de Mar-a-lago al apagón

Esta imagen podría servir para definir lo que ha sido su primer año de Gobierno en el que, ha pasado bruscamente de una postura a otra, y pese a que tiene mayoría en ambas cámaras sus logros legislativos han sido escasos.

Y es que detrás de la grandilocuencia de sus palabras (a veces fuera de lo políticamente correcto) y sus promesas electorales, en realidad, sólo pudo aprobar una reforma fiscal, que ha sido criticada porque a la larga se prevé que beneficie más a los empresarios que a la clase media estadounidense.

Cargando Video...
¿Cómo afecta la reforma fiscal en las finanzas personales tras el visto bueno final del Congreso?

A veces da la impresión de que, acostumbrado a hacer las cosas a su manera, siendo un jefe implacable como mostraba en su reality show 'The Apprentice', en el que despedía en directo a quien no trabajaba a su gusto, no termina de encajar en las normas que rigen la política.

Precisamente, su verbo combativo y su a veces irreflexivo uso de Twitter le ha llevado a poner palos en la rueda de su propio partido, como sucedió esta semana con un mensaje sobre la financiación de un programa sanitario infantil durante las negociaciones para evitar el cierre. Este gesto fue interpretado como su retirada al apoyo del paquete de medidas elaborado por los republicanos.

En un editorial el diario The Washington Post culpa directamente a esos cambios en el rumbo de su discurso (desconcertantes para los legisladores) como el motivo por el que en su primer aniversario no tiene un gobierno que gestionar.

"Los mensajes mixtos del presidente, más que nada, son los que llevaron al gobierno al borde de un cierre", que recuerda que justo una semana antes, Trump sumió al Capitolio en un caos similar cuando tuiteó críticas sobre un proyecto de ley de vigilancia que apoyaba su administración.

Más tarde ese mismo día, rechazó, un compromiso de inmigración bipartidista que había dicho solo dos días antes que aceptaría.

Y aunque algunos miembros de su administración tratan de limar las asperezas de los comentarios de Trump en su nombre, como hizo esta semana el jefe de su gabinete John Kelly, al asegurar que algunas promesas de Trump como el muro con México se basaron en mala información, el propio presidente volvió a la carga reafirmando su deseo de construirlo en apenas unas horas después. En cualquier caso, el polémico muro estaría en la lista de ‘asuntos pendientes’ del mandatario en su primer año.

"América primero"

Entre sus ‘logros’, teniendo en cuenta su promesa de mano dura con la inmigración, terminó con el programa de acción diferida para los indocumentados entrados en la infancia (DACA) y terminó con el Estatus de Protección Temporal (TPS) para los salvadoreños, los nicaragüenses y los haitianos.

Y si entró pisando fuerte en Washington con su promesa de "América primero" también lo hizo en la escena internacional protagonizando muchas polémicas.

En política exterior, las tensiones con Corea del Norte se intensificaron con una escalada dialéctica que llegaron a menciones personales fuera de la diplomacia, como cuando se refirió al líder norcoreano como "bajito" y "gordo" o "hombre cohete".

Otro de sus objetivos era intervenir en Oriente Medio para impulsar el proceso de paz entre israelíes y palestinos, sin embargo, reavivó el enfrentamiento al declarar oficialmente Jerusalén la capital de Israel, ciudad sagrada para ambos, por lo que las embajadas suelen ubicarse en Tel-Aviv. Todavía está pendiente de ejecución el traslado de la legación diplomática estadounidense, tras las protestas generadas.

Trump el pionero

Desde su campaña arrastra otros asuntos pendientes de resolver como la relación de algunos miembros de su campaña con Rusia. ¿Hubo colusión? El presidente dice que no, pero hay una investigación abierta para la que se ha nombrado un fiscal especial y otra en una comisión en el Congreso.

Si bien, este es el principio y todavía le quedan otros tres años para anotarse logros y/o fracasos, será la primera vez en la historia que un cierre de Gobierno sucede con un mismo partido, en este caso el republicano, controlando la Casa Blanca y las dos cámaras legislativas.

Loading
Cargando galería
Comparte

TELEVISIÓN DE PRIMERA SIN LÍMITES, GRATIS Y EN ESPAÑOL

Más contenido de tu interés