Donald Trump

El Congreso aprueba ley que evita el cierre del gobierno, pero Trump ya dijo que va a declarar la emergencia para financiar su muro

De concretarse la medida, el presidente se saltaría al Congreso para conseguir el dinero y construir el muro en la frontera sur, una de sus mayores promesas de campaña.
14 Feb 2019 – 3:34 PM EST

El presidente Donald Trump firmará el proyecto bipartidista que le da una tercera parte del dinero que él quería para seguridad fronteriza, pero luego declarará una emergencia nacional para buscar fondos adicionales, confirmó la Casa Blanca este jueves.

La intención del presidente se dio a conocer horas antes de que ambas cámaras del Congreso aprobaran la iniciativa de ley que mantendrá funcionando a la administración pública hasta septiembre. También establece $1,375 millones para cercas fronterizas, muy por debajo de los 5,700 millones de dólares que pidió Trump para financiar su muro.

“El presidente Trump firmará el proyecto de ley de financiamiento del gobierno y, como lo ha dicho anteriormente, también tomará otras medidas ejecutivas, incluida una emergencia nacional, para garantizar que detengamos la crisis de seguridad nacional y humanitaria en la frontera. El presidente vuelve a cumplir su promesa de construir el muro, proteger la frontera y asegurar nuestro gran país", indicó la portavoz Sarah Sanders al pool de prensa de la Casa Blanca.

Con esa medida, el presidente se saltaría al Congreso para conseguir el dinero y construir el muro en la frontera sur, una de sus mayores promesas de campaña.


La noticia la había dado el líder de la mayoría republicana en el senado, Mitch McConnell, quien presentó la información al dirigirse al pleno del Senado, que votó el acuerdo presupuestario al que llegaron ambos partidos para financiar el gobierno.

El senador por Kentucky dijo que el presidente tomaría la medida luego de firmar el proyecto acordado entre republicanos y demócratas para mantener el gobierno abierto después del 15 de febrero, cuando se acaban los fondos temporales autorizados que permitieron reabrir el gobierno federal.


Los demócratas en el Congreso se hicieron eco de la noticia. El líder de la minoría del Senado, el demócrata Chuck Schumer, dijo que si el presidente sigue adelante con su declaración de emergencia será un "tremendo error".

"Sería un acto ilegal. Un grave abuso del poder de la presidencia y un intento desesperado por distraer del hecho de que el presidente Trump rompió su promesa central: que México pague por el muro", dijo Schumer en el Senado.



La presidenta de la Cámara de Representantes en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo en una rueda de prensa la tarde del jueves: "Primero tenemos que ver qué dice el presidente". Añadió que están revisando todas las opciones ante la posible declaratoria de emergencia. No descartó iniciar una contienda legal.

Pelosi añadió que el presupuesto "es mucho más que la frontera entre EEUU y México" y aclaró que “no es una emergencia lo que pasa en la frontera” añadiendo que la declaración de una emergencia de Trump sería sobre una crisis que él mismo creó.

La demócrata luego deslizó que si este gobierno republicano declara una emergencia nacional sobre el tema de la frontera, podría abrir la puerta a que en un futuro un presidente demócrata haga lo mismo sobre otros asuntos afines a su agenda, por ejemplo, en temas de violencia armada.

Cambio de postura

El anuncio al Senado de McConnell indica un notable cambio de posición por parte del republicano, quien hasta hace pocos días era uno de los que se oponían a la declaración de una emergencia nacional por temer precisamente el precedente que eso establecería y la apertura a la posibilidad de que futuros gobiernos demócratas usen la herramienta para imponer sus agendas.

Según reportes, durante el cierre del gobierno de principios de año, McConnell y otros republicanos habían advertido al presidente de no tomar esa medida para financiar la prometida valla fronteriza.

Aunque los poderes del presidente son casi ilimitados para una declaratoria de emergencia, l a Cámara de Representantes puede analizar el tema y decidir si se justifica una orden presidencial en ese sentido, algo que finalmente deberá ser analizado. Si el Congreso emitiera una resolución contra la declaratoria, la Casa Blanca podría vetarla y seguir con sus planes, salvo que el legislativo tuviera los votos necesarios para anular el bloqueo presidencial.

¿Qué puede hacer el presidente?

La Constitución estadounidense no dice nada sobre la declaración de estados de excepción. Sin embargo, en el siglo XX el recurso fue muy usado por varios presidentes, a veces para garantizar que podían saltarse temporalmente controles parlamentarios en la aplicación de alguna política.

Por eso el Congreso creó la Ley de Emergencias Nacionales de 1976 que reconoce la potestad del presidente para decretar estados de emergencia en casos en los que el interés nacional se vea bajo amenaza, como en situaciones de guerra, epidemias o desastres naturales.

Algunos destacan que la ley no ha logrado moderar los impulsos de los presidentes, en parte porque la Corte Suprema en 1983 eliminó la posibilidad de que los legisladores anularan una declaración de emergencia por la sola mayoría de ambas cámaras y en cambio una resolución de ese tipo puede ser vetada como en el caso de cualquier ley del parlamento.

En cuanto a la percepción de muchos críticos de Trump de que no hay condiciones para declarar una emergencia en la frontera sur, hay que destacar que la evaluación que lleve al mandatario a un decreto de ese tipo no tiene un parámetro legal obligatorio, más allá de la opinión de jefe del Poder Ejecutivo y sus asesores.


Las consecuencias del cierre parcial del gobierno en 15 fotografías

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés