null: nullpx
Joe Biden

El Departamento de Justicia anuncia estrategia para combatir el uso de 'armas fantasma'

“Estamos comprometidos a tomar medidas con sentido común para abordar la epidemia de violencia armada que se cobra la vida de demasiadas personas en nuestras comunidades”, explicó el fiscal general Merrick Garland.
7 May 2021 – 09:08 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El Departamento de Justicia propone un nuevo reglamento que actualizará las definiciones de arma de fuego por primera vez desde 1968 para así cerrar el vacío legal que favorece la producción de armas sin serializar, mejor conocidas como 'armas fantasma'.

Esta propuesta, de acuerdo con un comunicado emitido por el departamento, “modernizaría la definición de ‘marco o receptor’ sobre las armas de fuego no serializadas de fabricación privada que se recuperan cada vez más en las escenas del crimen en todo el país.

Según el departamento, de 2016 a 2020, se recuperaron más de 23,000 armas de fuego sin serializar de posibles escenas del crimen, incluso en relación con 325 homicidios o intentos de homicidio.


Estas 'armas fantasma', que suelen ensamblarse a partir de kits en venta sin verificar sus antecedentes, “son fáciles de adquirir por delincuentes a quienes, de otro modo, no se les permitiría poseer una arma de fuego”.

Según lo expuesto en el documento, el reglamento propuesto ayudaría a que no se vendan armas a delincuentes convictos y otros compradores prohibidos, debido a que minoristas tendrían que realizar verificaciones de antecedentes antes de vender kits que contengan las piezas necesarias para fabricar un arma en casa.

Además, también ayudaría a la policía a rastrear armas utilizadas en un delito porque los fabricantes estarían obligados a incluir un número de serie en el marco del arma de fuego en los kits que sirven para ensamblarlas.

Mientras que se establecerían requisitos claros para que los distribuidores de armas de fuego con licencia federal “tengan un número de serie agregado a las armas impresas en 3D u otras armas de fuego no serializadas que tengan en el inventario”, para que así se reduzca considerablemente la presencia de este armamento en las calles.

“Estamos comprometidos a tomar medidas con sentido común para abordar la epidemia de violencia armada que se cobra la vida de demasiadas personas en nuestras comunidades”, explicó el fiscal general Merrick Garland.

Asimismo, indicó que esta propuesta “ayudaría a mantener las armas fuera de las manos equivocadas y facilitaría que las fuerzas del orden rastreen el armamento utilizado para cometer delitos violentos, al tiempo que protege los derechos de los estadounidenses respetuosos de la ley”.

En la mira de Biden

Esta propuesta llega luego de que el presidente Joe Biden, a principios de abril, le diera 30 días al Departamento de Justicia para que presentara un plan que contribuya a detener el avance de este tipo de armas.

En un discurso, el mandatario anunció una serie de medidas para restringir el acceso a las armas de fuego en el país, ante los tiroteos masivos que ya se han dado en sus primeros meses en la Casa Blanca, en Atlanta y Boulder.

Una de esas iniciativas está dirigida a frenar la proliferación de armas de fabricación casera, conocidas como "ghost guns", según explicó la Casa Blanca en una llamada con periodistas previa al discurso de Biden.

"Las policías en ciudades por todo el país están informando de un problema creciente. Criminales compran kits que contienen casi todos los componentes e instrucciones para fabricar un arma en tan solo 30 minutos. Y están usando estas armas para cometer delitos", explicó en la llamada una funcionaria, de acuerdo con un reporte de la agencia Efe.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés