null: nullpx

Hallan más de 850 libras de cocaína en 12 maletas diplomáticas en la embajada rusa en Argentina

En una operación "compleja y extravagante", autoridades argentinas y rusas desbarataron una red internacional que intentó llevar desde 2016 el alijo a Moscú. Hay cinco personas detenidas y otra prófuga en Alemania sobre la que pesa una orden de captura.
23 Feb 2018 – 04:08 AM EST
Comparte
Cargando Video...

Una red internacional de narcotráfico con enlaces en Argentina y Rusia fue desbaratada en una compleja operación conjunta entre autoridades de ambos países desarrollada en secreto desde 2016, en la que lograron el decomiso de 857.6 libras (389 kilogramos) de cocaína y detuvieron a cinco personas, revelaron este jueves fuentes oficiales.

La cocaína "de máxima pureza", distribuida en 360 paquetes y 12 maletas de la valija diplomática en un anexo de la embajada de Rusia en Buenos Aires, ha sido valorada en 61.5 millones de dólares, según informó en rueda de prensa este jueves la ministra argentina de Seguridad, Patricia Bullrich.

Las autoridades todavía todavía ignoran el origen de la droga, pero es probable que provenga de Perú o Colombia y el destino “podía ser el Mundial de Fútbol de Rusia” o el consumo interno en ese país, de acuerdo con la funcionaria.

Bullrich calificó el caso como "una de las operaciones más complejas y extravagantes" y destacó la colaboración de las autoridades de Rusia y Argentina para desarticular a la banda criminal implicada, de la que hay un prófugo denominado 'Señor K' que se encuentra en Alemania y sobre el que pesa un pedido de captura. Él es sospechoso de haber llevado la droga al país sudamericano y haberla introducido en la embajada.

'El Señor K' usaba como pantalla para traficar la droga el comercio de bebidas alcohólicas exclusivas. El cargamento le pertenecería. Y no era la primera vez que hacía una operación así, explica el diario argentino Clarín.

Según el diario argentino, “K” ya había logrado ingresar a Rusia al menos dos cargamentos similares.

El cambiazo por harina

Todo empezó cuando el 13 de diciembre de 2016, Bullrich recibió una llamada de urgencia del embajador ruso en Buenos Aires, Víctor Koronelli, que solicitaba verla a la brevedad. “Llegó con tres miembros del servicio federal de seguridad ruso a contarme que tenían la sospecha de que en un anexo de la embajada había droga y querían hablar para ver como desbaratar a la organización” criminal, relató la ministra.

Fue cuando idearon el plan conjunto. Primero contactaron a un juez, Julián Ercolini, para conseguir una orden de ingreso y registro en la embajada rusa. Bullrich había recibido una llave de la entrada lateral del anexo para que las fuerzas de seguridad accedieran al lugar donde se guardaban las valijas revestidas con motivos arabescos, florales y geométricos en las que se comprobó la existencia de la droga mediante un "narcotest".

Luego, decidieron cambiar el contenido de las maletas por harina para organizar su entrega controlada en Rusia en el marco del plan de desarticulación de la banda.

“Tuvimos que mandar a personal de la Gendarmería (policía de fronteras) a las tres de la mañana a comprar harina al mercado central porque nadie tenía 389 kilos en algún depósito”, apuntó Bullrich. Hicieron alijos idénticos y colocaron en cada maleta un dispositivo de seguimiento.

“La droga nunca viajó a Rusia, viajó la harina", afirmó Bullrich.

A partir de ese momento, comenzó una tarea de seguimiento por parte de un equipo conformado por integrantes del Ministerio de Seguridad argentino y el ruso, la embajada y el Servicio Federal de Inteligencia del país euroasiático.

Entrega controlada y arrestos

Bullrich aseguró que hubo "varios intentos", cuatro en concreto, para retirar los estupefacientes, en avión y en barco, y, finalmente, volaron el pasado 9 de diciembre “con conocimiento de embajada rusa” en un avión del servicio federal de seguridad de ese país, de nuevo como valijas diplomáticas, lo que permite que no sean vigiladas por las autoridades aeroportuarias. Tres gendarmes argentinos fueron enviados a Moscú para monitorear la entrega vigilada.

En Rusia, la Policía detuvo a tres personas, entre ellas dos hombres que fueron a buscar las maleta y han sido identificados como Ishtimir Khudzhmov y Vladimir Kalmykov. Simultáneamente, arrestaron en su apartamento a Alí Abyanov, extesorero de la sede diplomática en Buenos Aires que era un contacto del 'SeñorS K”.

Las fuerzas de seguridad argentinas realizaron el miércoles uno de los últimos arrestos de los supuestos implicados en la trama. Se trata del subinspector de la policía de Buenos Aires, Iván Blizniouk, detenido en el aeropuerto internacional de Ezeiza, en las afueras de la capital argentina, y que aparentemente era una pieza fundamental para organizar el traslado de la droga a Rusia.

También fue arrestado en esta ciudad Alexander Chikalo, de estrecho vínculo con el anterior y con entrada asidua a la embajada rusa. Ambos son nacionalizados argentinos de origen ruso.

"La colaboración con las autoridades rusas y la capacidad de mantener esto en secreto es impresionante", señaló la ministra argentina.

Loading
Cargando galería
Comparte

TELEVISIÓN DE PRIMERA SIN LÍMITES, GRATIS Y EN ESPAÑOL

Más contenido de tu interés