null: nullpx
Logo image
Guerra Rusia y Ucrania

Moscú inunda de pasaportes rusos las provincias separatistas del este de Ucrania: ¿otra carta de desestabilización de Putin?

Además del camino rápido hacia la ciudadanía, Rusia ha ofrecido a los residentes de esos territorios, situados en Ucrania y en los que habita una importante minoría rusa, membresía en el partido gobernante y otros beneficios, desde preferencias comerciales hasta las vacunas contra el covid-19. Ucrania lo ve como un intento de afianzar su influencia.
Publicado 17 Feb 2022 – 08:05 AM EST | Actualizado 17 Feb 2022 – 08:05 AM EST
Comparte
Cargando Video...

Más de 720,000 residentes de las áreas controladas por rebeldes prorrusos en el este de Ucrania han recibido la ciudadanía rusa y sus correspondiente pasaporte, en un procedimiento acelerado que Kiev ve como un intento de afianzar la influencia de Moscú en la región.

Además de la vía rápida hacia la ciudadanía, Rusia ha ofrecido a los residentes de Donetsk y Luhansk, en los que habita una importante minoría prorrusa, membresía en el partido gobernante y otros beneficios como preferencias comerciales o vacunas contra el covid-19.

El gobierno de Ucrania ha mostrado indignación por una campaña que, en medio de crecientes tensiones y temores de una nueva invasión, coincide con lo hecho por Moscú antes del conflicto en Georgia en 2008.

La semana pasada el ministro de Relaciones Exteriores, Dmytro Kuleba, instó a la Unión Europea a imponer sanciones a Rusia por “su emisión masiva ilegal de pasaportes rusos a ciudadanos ucranianos”.

Esos pasaportes son emitidos en la región del Donbás, donde una insurgencia separatista prorrusa combate a las fuerzas del gobierno ucraniano desde 2014. Han muerto más de 14,000 personas.

El conflicto en Donbás comenzó en 2014, tras el levantamiento popular que derrocó al presidente ucraniano Víktor Yanukóvich, un hombre cercano al Kremlin. Entonces, Rusia se anexó la península de Crimea y, según las potencias occidentales, comenzó a apoyar con armas y efectivos movimientos insurgentes en Ucrania.

Moscú, sin embargo, niega su implicación en el conflicto entre los separatistas y Kiev.

Pasaportes rusos para ciudadanos ucranianos

La campaña de emisión de pasaportes rusos para ucranianos tiene su punto de partida en abril de 2019, un día después de que se proclamara oficialmente la victoria presidencial de Volodymyr Zelensky.

Putin recibió la llegada de Zelensky al poder firmando un decreto que simplificaba el procedimiento para obtener la ciudadanía rusa para los residentes de Donetsk y Luhansk.

Desde entonces, más de 720,000 habitantes de esas áreas controladas por los rebeldes, alrededor del 18% de la población, han recibido pasaportes rusos.

Olga Matvienko, funcionaria del servicio de migración en Donetsk, dijo a la AP que la cantidad de personas que solicitan pasaportes rusos ha aumentado en las últimas semanas debido al incremento de las tensiones en torno a Ucrania.

El procedimiento ha sido "extremadamente simplificado" y toma solo de uno a tres meses, explicó.

La ciudadanía rusa y los 'Acuerdos de Minsk'

Las autoridades ucranianas han declarado que entregar pasaportes rusos a los habitantes de las áreas controladas por los rebeldes viola el acuerdo de paz de 2015 para el este de Ucrania negociado junto a Francia y Alemania. Moscú niega esta acusación.

Los llamados 'Acuerdos de Minsk', por los que Donetsk y Luhansk seguirían siendo parte de Ucrania pero con una amplia autonomía, pusieron fin a las hostilidades a gran escala pero no parecen haber dado una solución política al conflicto.

El Kremlin, por otro lado, ha insistido en que el acuerdo de Minsk es la única forma de resolver el conflicto y ha acusado repetidamente a Ucrania de sabotear su implementación.

En una entrevista con AP, Oleksiy Danilov, secretario del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional de Ucrania, coincide con la opinión de Kiev de que los pasaportes rusos violan los acuerdos de Minsk.

“Han emitido una gran cantidad de pasaportes rusos”, dijo Danilov. “Están involucrando a estas personas en su estructura política”, agregó.

Un millón de votos para Putin

Los residentes de Donetsk que han presentado la solicitud dicen que tener la ciudadanía rusa les da una sensación de protección de un poderoso estado vecino.

“Los familiares (en Rusia) nos dicen que Putin no nos abandonará y que todo estará bien”, dijo a la AP la jubilada Nelya Dzyuba, de 62 años.

Muchos también dicen que les permitirá viajar a Rusia y disfrutar de los beneficios a los que tienen derecho los ciudadanos rusos, como atención médica gratuita. Para eso, sin embargo, el titular de un pasaporte debe pasar por trámites burocráticos adicionales, aunque el mes pasado Putin encargó al gobierno que facilitara el acceso a dichos beneficios.

Ivan Malyuta, residente de Donetsk, solicitó la ciudadanía rusa este mes y dijo que él, su esposa y sus tres hijos pronto obtendrán pasaportes rusos.

“Quiero ser ciudadano de la Federación Rusa. Nos estamos moviendo en esa dirección, ¿no es así?", dijo en una oficina del servicio de inmigración.

A los residentes de Donetsk y Lugansk con pasaportes rusos se les permitió votar en las elecciones parlamentarias rusas del año pasado y en el plebiscito de 2020 sobre la reforma constitucional que permitió a Putin postularse para dos mandatos adicionales. Fueron transportados en autobús a la vecina región de Rostov en Rusia para emitir sus votos.


En diciembre, el partido gobernante, Rusia Unida, también aceptó en sus filas a altos funcionarios de los gobiernos autoproclamados de Donetsk y Luhansk, así como a unos 200 residentes comunes de esas áreas controladas por los rebeldes.

El analista político con sede en Moscú Dmitry Oreshkin resaltó el beneficio político de esta campaña para el Kremlin y dijo que potencialmente podría generar “ casi un millón de votos adicionales para Vladimir Putin” y su partido Rusia Unida.

Proteger a ciudadanos rusos, un posible pretexto para la acción militar

En medio de las advertencias de que Rusia podría invadir Ucrania, algunos temen que Moscú pueda usar el hecho de que hay cientos de miles de ciudadanos rusos en la región del Donbás como pretexto para una acción militar en su presunta defensa.

Funcionarios rusos han acusado repetidamente a Kiev de planes para tomar por la fuerza las áreas controladas por los rebeldes y han prometido responder si eso sucede.

Mykola Sunhurovskyi, un experto militar del Centro Razumkov con sede en Kiev, dijo a la AP que Rusia “podría usar la defensa de los intereses de los ciudadanos rusos en Donetsk y Luhansk como pretexto… para comenzar la guerra”.

Sunhurovskyi recordó que Rusia empleó un pretexto similar en 2008 durante su guerra con Georgia después de entregar pasaportes rusos a los residentes de las regiones separatistas de Osetia del Sur y Abjasia.

Proponen reconocer la independencia de las autoproclamadas repúblicas

Pero más allá de los pasaportes, el martes, legisladores rusos hicieron un llamado al presidente Putin a reconocer la independencia de las dos autoproclamadas repúblicas de Donestk y Luhansk, provocando aún más indignación en Kiev. Tanto el Ministerio de Relaciones Exteriores como el parlamento emitieron declaraciones condenando la medida.

Hasta este jueves, Putin no había dado su respuesta oficial al requerimiento del Parlamento, pero ya se había pronunciado con anterioridad en contra de la idea, que violaría los 'Acuerdos de Minsk'.

Los analistas políticos están de acuerdo en que es poco probable que el Kremlin reconozca oficialmente la independencia de Donetsk y Luhansk en el corto plazo, pero seguirá obteniendo beneficios políticos de su participación en el este de Ucrania.

“Es una forma de mantener la presión sobre Kiev, desestabilizarla y obstaculizar el curso de Ucrania hacia los valores europeos, hacia la OTAN”, dijo Oreshkin. El analista asegura que el Kremlin está mucho más interesado en mantener en el limbo el estado de las áreas controladas por los rebeldes y demostrar que tiene varias opciones sobre la mesa, ya sea reconocer su independencia o desplegar fuerzas para proteger a los ciudadanos rusos que viven allí.

Al comentar sobre el llamamiento de los legisladores a Putin para que reconozca las repúblicas autoproclamadas de Donestk y Luhansk, el presidente de la Duma estatal, Vyacheslav Volodin, dijo el martes que “nuestros ciudadanos y compatriotas que viven en el Donbás necesitan ayuda y apoyo”.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés