Muertes

Cartero que trabajaba horas extras para comprar regalos de Navidad muere atropellado en California

“Muchos lo extrañarán”, lamentó la familia del cartero Joel Perales, quien falleció este lunes cuando entregaba correspondencia en Los Ángeles. Este hombre que además era un pastor fue arrollado por un vehículo que perdió el control. Dejó una viuda, cinco huérfanos y varios nietos.
7 Dic 2018 – 5:45 PM EST

LOS ÁNGELES, California.- Al cartero Joel Perales no le tocaba repartir correspondencia la mañana del lunes en un vecindario del este de Los Ángeles, pero aceptó trabajar en su día libre para poder comprar regalos de Navidad a sus cinco hijos y ocho nietos. Jamás terminó su turno: un auto que era conducido a exceso de velocidad se estrelló contra la parte del vehículo postal y lo mató. Tenía 58 años.

“Amaba a la gente. Hablando de Dios y de sus hijos y de sus nietos”, dijo entre lágrimas su viuda, Virginia Perales, quien ha dejado a un lado los preparativos de la cena navideña en su hogar para, en cambio, organizar el triste funeral de quien fue su esposo durante 35 años. “Yo me pongo a pensar: mis nietos no van a tener a su abuelito”, lamentó en una entrevista que concedió a Primer Impacto.

A la par de ser empleado del Servicio Postal (USPS) durante 30 años, Perales era pastor de la iglesia cristiana Templo de Alabanza en la ciudad de La Mirada, en el sureste del condado de Los Ángeles. Cientos de feligreses lo escuchaban hablar sobre Dios cada semana y ahora ellos solo se han quedado con sus enseñanzas, relató con pesar su familia.


“A través de su iglesia donde era un pastor querido, pudo predicar la palabra del Señor y tocar los corazones y las almas de muchos que buscaban sus predicaciones, amor, amistad, guía y apoyo inquebrantable. Muchos lo extrañarán”, describió su sobrino Adrián Perales en una cuenta en GoFundMe que ha colectado más de 14,000 dólares para cubrir los gastos fúnebres.

Perales dejó inconcluso algo que lo llenaba de ilusión: acompañar a su única hija al altar en unos meses. “Mi hermana en este momento está comprometida, se casará el próximo año y mi papá planeaba caminar con ella”, dijo su hijo Timothy Perales a la prensa.


“Todavía estaba lleno de vida”

De acuerdo con las autoridades, el accidente que le arrebató la vida a Perales ocurrió poco después de las 10:00 am de este lunes en la intersección de la avenida Eastern y el bulevar Atlantic, en la ciudad de Commerce. Al llegar a la escena, los bomberos encontraron dos vehículos incrustados en la fachada de un edificio. Perales terminó debajo de su vehículo del USPS.

Como consecuencia de este choque dos personas más sufrieron heridas leves. La Policía dejó en libertad al conductor que provocó el percance tras realizarle pruebas y confirmar que no estaba intoxicado. Sin embargo, le extrajeron sangre como parte de la investigación. Según testigos, el chofer, quien tendría 19 años, manejaba a exceso de velocidad y por eso perdió el control de su auto sedán blanco.


La familia Perales lamenta que esta pérdida ha ocurrido en una época sensible, en la víspera de Navidad. “Joel solo tenía 58 años, todavía estaba lleno de vida, sano y con ganas de seguir viviendo durante muchos años más. Él fue arrebatado muy pronto de sus seres queridos”, expresó su sobrino Adrián.

Su nuera Yésica Herrera lo recordó como un hombre de buen corazón que le tendió la mano cuando más lo necesitaba: durante la infame debacle inmobiliaria. “Nos abrió la puerta de su casa. Cuando perdimos nuestra casa él dejó que nos quedáramos aquí”, dijo ella a Primer Impacto.

Buscando evitar tragedias similares, los Perales recomiendan a los automovilistas que conduzcan con precaución. “A nosotros, la familia, nos gustaría aprovechar este momento para recordarles a todos que manejen de manera segura, respeten el límite de velocidad y eviten accidentes como estos que solo destruyen a familias y seres queridos”, menciona la cuenta de GoFundMe.

En el sitio donde fue atropellado Perales han colocado un altar improvisado con veladoras, globos, flores y fotos del cartero fallecido. En una aparece con una gorra del equipo de beisbol de sus amores, Los Ángeles Dodgers. Su familia dice que era un “fanático de hueso colorado”.

Altares callejeros perpetúan el Día de Muertos en Los Ángeles

Loading
Cargando galería
Publicidad