null: nullpx
Criminalidad y Justicia

Tras casi 22 años en prisión, liberan a un hombre después de que el principal testigo del caso confesara el crimen

John Miller ha pasado cerca de la mitad de su vida entre rejas luego del testimonio de un hombre que lo acusó de un asesinato a tiros en 1996. Pese a que el verdadero asesino (el mismo que testificó contra él) reconoció los hechos hace años, el condenado no ha podido salir hasta ahora cuando su caso fue llevado a una corte federal.
1 Ago 2019 – 2:04 PM EDT

Un hombre de Pennsylvania que pasó casi 22 años tras las rejas por asesinato fue liberado este miércoles después de considerarse las múltiples confesiones del crimen que durante años hizo el principal testigo del caso, reportaron los abogados del exconvicto en redes sociales.

John Miller salió de la prisión de Frackville, a unas 100 millas (cerca de 160 km) al noroeste de Filadelfia, después de que los fiscales se negaran a seguir con su caso por no haber pruebas suficientes en su contra, según los registros judiciales citados por CNN.

"Estoy muy contento y emocionado de que después de 21 años finalmente me escuchen y que mi inocencia haya salido a flote", dijo Miller en una declaración publicada por sus abogados. "Me voy a casa con mi familia. Estoy abrumado, emocionado y feliz", añadió el hombre, que actualmente tiene 44 años y ha pasado la mitad de su vida en la cárcel.

El caso en su contra

John Miller fue condenado en 1997 por el asesinato a tiros de Anthony Mullen en octubre de 1996, como parte de un intento de robo en la estación de trenes de Filadelfia. En este incidente, Miller fue inculpado y condenado a cadena perpetua. Pero él siempre se declaró inocente.

Según los archivos de la corte citados por CNN, el principal testigo que identificó a Miller como el asesino, y cuya declaración fue clave en el caso, era un hombre llamado David Williams, quien, a cambio de clemencia en otro caso, dijo a la policía que Miller le había confesado ser el autor del crimen.

El peso de la conciencia

Pero Miller ni siquiera había recibido oficialmente su sentencia cuando Williams hizo sus primeras confesiones de ser el autor del asesinato. Durante años este hombre dejó saber en diferentes instancias que fue él y no Miller quien perpetró el crimen, pero esto no importó y el acusado permaneció en la cárcel.

En el año 2002 Williams incluso llegó a mandarle una carta a la madre de Miller pidiéndole disculpas por haber mentido en contra de su hijo. "No puedo vivir con esto en mi conciencia", escribió Williams en la carta, recogida en los archivos judiciales. “Tu hijo no sabía nada de este crimen. Ni siquiera estaba allí. Mentí”, había escrito Williams.

Apelaciones

Después de mucho intentarlo, en 2011 Miller decidió contactar por primera vez al Pennsylvania Innocence Project, una plataforma que trabaja para exonerar a convictos que se declaran inocentes.

De esta forma, un nuevo equipo legal empezó a trabajar en su defensa y presentó una apelación al fiscal del distrito, que fue rechazada argumentando que Williams no era un testigo confiable. Esta decisión hizo que pasara casi otra década tras las rejas.

Tras 10 apelaciones rechazadas, los abogados de Miller acudieron a una corte federal, que el primero de julio decidió la liberación del convicto, sometida a la decisión del actual fiscal del distrito de realizar o no un nuevo juicio.

“Evidencia insuficiente”

Finalmente, en una moción emitida esta semana, la oficina del fiscal del distrito confesó que la evidencia era “insuficiente” para sostener un nuevo caso contra Miller. “La declaración de Williams era la esencia del caso”, reza la moción, citada por NBC San Diego.

Ante esta decisión, una jueza aceptó la liberación de Miller este miércoles y tras casi 22 años, el hombre pudo reunirse con su familia. Aún se desconoce si se va a iniciar un juicio contra Williams por el asesinato de Anthony Mullen.

Siete exoneraciones en lo que va de año en Filadelfia

John Miller es el segundo hombre liberado esta semana en Filadelfia, después de que su condena por asesinato fuera revocada. El martes, Chester Hollman III comenzó su nueva vida después de 28 años en prisión.

En lo que va de 2019, siete personas han sido exoneradas de sus crímenes en Filadelfia y un total de nueve desde que Larry Krasner asumiera el cargo de fiscal de distrito el pasado año, con la promesa de “corregir los errores del pasado”.

El Pennsylvania Innocence Project que ayudó tanto a Miller como a Hollman, está representando al menos a otro cliente que también podría ser exonerado este año.


En fotos: este hispano fue sentenciado a 20 años por un delito que no cometió y ahora busca rehacer su vida

Loading
Cargando galería
Publicidad