null: nullpx
Control de Inmigración y Aduanas (ICE)

Un menor no acompañado muere bajo custodia de ICE

Un adolescente guatemalteco de 16 años que llegó solo a la frontera y estaba bajo la custodia de ICE murió este martes en un hospital infantil de Texas , informaron las autoridades.
1 May 2019 – 3:19 PM EDT

Un adolescente de 16 años, natural de Camotán, Chiquimula, Guatemala, murió este martes bajo la supervisión de la Oficina de Reubicación de Refugiados (ORR, por sus siglas en inglés) en Texas, producto de "una infección severa en el lóbulo frontal que no mostró mejoría", declaró el Ministerio de Exteriores de Guatemala en un comunicado.

El menor, que ingresó a los Estados Unidos por la zona de El Paso, fue detenido el 19 de abril por la patrulla fronteriza y transferido por agentes de ICE a un albergue de Brownsville, al sur de Texas.


De acuerdo con la información suministrada por la portavoz de la Administración de Niños y Familias (ACF, por sus siglas en inglés) perteneciente al Departamento de Salud y Servicios Humanos, Evelyn Stauffer, el joven no presentaba complicaciones de salud cuando su custodia fue transferida. Sin embargo, a la mañana siguiente, el menor estaba "notablemente enfermo", con fiebre, escalofríos y dolor de cabeza, por lo que fue llevado a un hospital, en donde lo atendieron y dieron de alta el mismo día.

Pero la salud del menor no mejoró y "en la mañana del 22 de abril de 2019 fue trasladado al departamento de emergencia de otro hospital, vía ambulancia. Más tarde ese día, el menor fue trasferido a un hospital pediátrico en Texas y fue atendido por varios días en la unidad de cuidados intensivos del hospital”, explicó la ACF.

Según el comunicado del Ministerio de Exteriores de Guatemala, el menor "fue intervenido de emergencia, presentando una infección severa en el lóbulo frontal que no mostró mejoría, incluso después de una intervención quirúrgica para estabilizar la presión dentro del área de la cabeza, fue atendido en terapiaintensiva con vigilancia las 24 horas pero lamentablemente falleció el día 30 de abril".

La causa de la muerte del joven está aún bajo revisión, así como todo el incidente, informó la agencia AP.

Mientras se sigue estudiando el caso, organizaciones por los derechos de los emigrantes argumentan que el sistema migratorio actual pone la vida de los niños en riesgo. El Caucus Hispano del Congreso en Twitter urge al Departamento de Salud y Servicios Humanos y a la AFC a que concluya una investigación detallada sobre este trágico suceso.


La vocera de la AFC, por su parte, explicó que tanto el hermano del adolescente como funcionarios consulares guatemaltecos lo visitaron durante su hospitalización, y empleados del hospital informaban constantemente a su familia en Guatemala.

La cancillería de Guatemala asegura que se intentó gestionar una visa humanitaria para que los padres pudieran acompañarle, pero por parte de la familia se indicó que debido a la edad de ellos no les era posible viajar.

El cuerpo del menor, cuya identidad no ha sido revelada, será repatriado a Guatemala, un trámite para el cual el Ministerio de Exteriores de ese país se ha comprometido en apoyar a la familia.

ICE: tres muertes de menores en cinco meses

A fines del año pasado, ICE quedó envuelto en una gran polémica tras la muerte de Jakelin Caal, una niña guatemalteca de casi 7 años que falleció por un choque séptico el 8 de diciembre, un día y unas horas después de haber sido capturada junto a su padre por la Patrulla Fronteriza.


La menor murió en el hospital Providence Children’s de El Paso, Texas, un día y medio después de ser detenida. La versión oficial y la del padre de la niña se contradicen, al describir las últimas horas de la pequeña, por lo que al momento surgió la pregunta de si su muerte hubiera podido evitarse si los agentes hubieran prestado más atención a la condición de la niña.

Las autoridades dijeron que Jakelin murió tras pasar días atravesando el desierto y que, según el padre, Nery Gilberto Caal Cuz, la niña había pasado cuatro días sin comer ni beber.

Sin embargo, esa versión fue desmentida por el abogado de Caal Cruz que dijo que el hombre afirma que cuidó de su hija y se aseguró de que tuviese comida y agua suficientes mientras viajaban por México.

Pocas semanas después, murió Felipe Alonzo Gómez, de 8 años, también guatemalteco. En aquel caso, las autoridades informaron que el niño mostró "signos de enfermedad potencial" y fue llevado con su padre al hospital Gerald Champion Regional Medical Center, en Alamogordo, Nuevo México, a unas 90 millas del cruce fronterizo de El Paso, Texas.


Allí le diagnosticaron resfriado y fiebre, le dieron medicamentos como amoxicilina e iboprufeno y lo pusieron en libertad después de estar bajo observación durante hora y media.

Otras muertes recientes bajo la custodia de las autoridades migratorias de EEUU

En marzo se registró la muerte de una bebé de 20 meses, Mariee Juárez, dos meses después de haber sido recluida en un centro de detención familiar junto a su madre en Texas.


Otra muerte difundida fue la de Roxana Hernández, mujer transgénero de 33 años, natural de Honduras, que estaba bajo custodia de ICE en Nuevo México.

En total, incluyendo adultos y menores, en los últimos dos años han fallecido 22 inmigrantes bajo la responsabilidad de los agentes fronterizos.

Con linternas y donaciones de granos despiden a Jakelin, la niña guatemalteca que murió bajo custodia de la Patrulla Fronteriza

Loading
Cargando galería


Retratos de los más vulnerables: los niños de la caravana migrante que avanza rumbo a EEUU

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés