Trump anuncia limitaciones al asilo en un mensaje sobre la caravana de migrantes con marcado tono electoral

La Casa Blanca reiteró medidas que ya viene implementando: que los inmigrantes solo pueden pedir asilo si se presentan en puertos de entrada y que permanecerán detenidos hasta que sus casos sean resueltos. Y aprovechó para arremeter contra los demócratas a cinco días de las elecciones de mitad de periodo.
1 Nov 2018 – 4:54 PM EDT

En un mensaje con una clara intención electoral, el presidente Donald Trump anunció este jueves desde la Casa Blanca que restringirá el derecho a pedir asilo en Estados Unidos a los integrantes de la caravana de migrantes que atraviesa México a quienes lo soliciten en los puertos fronterizos.

La medida, que no es novedad porque ya había sido anticipada días atrás, es la última respuesta de su gobierno ante la caravana que partió de Honduras el pasado 13 de octubre.

“Quiero dar al pueblo estadounidense una actualización en la crisis en la frontera sur”, dijo el presidente al inicio de su alocución subrayando la caracterización que ha venido haciendo de la situación planteada con la aproximación de la ola de migrantes.

“Están perdiendo su tiempo. Deben aplicar para entrar a nuestro país”, dijo el mandatario en referencia a los migrantes centroamericanos, entre quienes dijo que habían “hombres fuertes” y violentos que habían atacado a militares y policías en la frontera entre Guatemala y México.

El presidente afirmó que "hay mucho profesionalismo" (el trabajo de abogados y activistas) detrás de la caravana y "mucho dinero circulando", dando a entender que no se trata de un movimiento espontáneo y ratificó que "no le permitiremos entrar".

“El asilo no es un programa para quienes viven en la pobreza”, indicó Trump al afirmar, sin evidencia alguna, que las miles de personas que se han visto caminando en ruta hacia el norte no están escapando de la violencia que caracteriza las naciones de las que huyen.

En clave electoral

El discurso y rueda de prensa ocurre a solo 5 días de las elecciones de mitad de periodo y en las que Trump ha hecho el tema migratorio una prioridad para animar a su base electoral.

A lo largo de su mensaje el presidente arremetió contra el Partido Demócrata con el que dijo que no se podía contar para modificar las leyes migratorias y que favorecían el ingreso al país de inmigrantes sin papeles, a quienes calificó como criminales y una carga para las finanzas públicas. El mandatario obvia el hecho de que los republicanos cuentan con la mayoría en ambas cámaras del Congreso y que en dos años han sido miembros de su partido quienes han rechazado su plan de reforma migratoria, que entre otras cosas plantea la construcción de un muro fronterizo a un costo de miles de millones de dólares.

La cláusula de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (Immigration and Nationality Act) establece que cualquiera que llegue a Estados Unidos puede solicitar asilo, pero no limita la manera cómo hacerlo.

El gobierno de Trump ya trató, sin éxito, de desalentar a una primera caravana de migrantes hace aproximadamente seis meses. En aquella ocasión, el fiscal general, Jeff Sessions, anunció que las autoridades judiciales enjuiciarían a todos los inmigrantes indocumentados que cruzaran ilegalmente la frontera, y, en caso de estar acompañados de menores, les separarían de ellos.

Entonces, la administración aplicó una política de 'tolerancia cero', que fue duramente criticada luego de que miles de menores fueron separados de sus padres. El gobierno se vio obligado a terminar con esa medida a finales de junio.


El mensaje de Trump de este jueves se suma a las medidas anunciadas en las últimas semanas en materia migratoria con las que ha intentado agitar el miedo y sacar rédito electoral en las elecciones del próximo martes.

El presidente, por ejemplo, anunció esta semana su intención de enviar a la frontera a soldados del Ejército e, incluso, ha sugerido que podría desplazar un número mayor de los que hay en Afganistán.


También ha propuesto modificar la Enmienda 14 de la Constitución, que otorga la nacionalidad automática a los nacidos en Estados Unidos, mediante una orden ejecutiva, un proceso que los especialistas ponen en cuestión. Su intención es negar la ciudadanía a los hijos de indocumentados.

Además, en las últimas horas difundió un video donde volvió a asociar inmigración y violencia, pese a que los estudios demuestran que los inmigrantes no cometen más crímenes que los nacidos en Estados Unidos.

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) explica que “se puede otorgar estatus de refugiados o asilo a personas que han sufrido persecución o que teman que se les persiga por razones de raza, religión, nacionalidad y/o pertenecer a un cierto grupo social u opinión política”.

Impactantes imágenes aéreas de la caravana de migrantes que va rumbo a la frontera sur de EEUU

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés