null: nullpx

Trump defiende el diseño del muro luego que fuera perforado por traficantes de migrantes

El sábado el diario The Washington Post reportó que una parte del muro había sido cortada con sierras eléctricas permitiendo la entrada de inmigrantes indocumentados al país.
4 Nov 2019 – 1:06 PM EST

El presidente Donald Trump defendió este lunes el diseño del muro que su gobierno construye en la frontera con México, luego que traficantes de migrantes lo perforaran la semana pasada.

“Tenemos un muro muy poderoso”, dijo la Casa Blanca a Univision Noticias atribuyendo declaraciones al presidente. “Pero no importa cuán poderoso sea, puedes cortar cualquier cosa, para ser justos”, agrega la respuesta enviada por medio de un correo electrónico.

El sábado el diario The Washington Post reportó que una parte del muro había sido cortada con sierras eléctricas permitiendo la entrada de inmigrantes indocumentados al país.

El hecho ocurre dos meses después de que Trump haya dicho que la valla que su gobierno estaba erigiendo en la frontera era imposible que los migrantes la treparan, e in cluso que la escalaran.

Sin embargo, bastaron un par de sierras para abrirle un agujero, a pesar de que, según el gobierno, se trata de una estructura difícil de romperla, a menos que se haga con herramientas especiales.


¿Seguridad en riesgo?

Univision Noticias preguntó a la Casa Blanca si la perforación compromete la seguridad nacional y si reformará el diseño del proyecto original del muro.

La oficina de prensa del presidente respondió con las declaraciones que el mandatario dio ayer a periodistas en la Casa Blanca. “Cortar es una cosa, pero se soluciona fácilmente”.

“Una de las razones por las que lo hicimos de la manera en que lo hicimos, es muy fácil de arreglar para volver a colocar” (la parte dañada). “Pero tenemos un muro muy poderoso. Pero puedes atravesar cualquier pared”, añadió Trump.

La construcción del muro en la frontera con México es una de las principales promesas de campaña de Trump, junto con la eliminación de la totalidad de la inmigración indocumentada en el país, que bordea los 11 millones de extranjeros.


Orden ejecutiva

El 25 de enero de 2017, apenas 5 días después de instalado en la Casa Blanca, el mandatario firmó una orden ejecutiva en la que declaró que la seguridad de la frontera es “de importancia crítica para la seguridad nacional de Estados Unidos”, y decretó que los extranjeros que entran ilegalmente a Estados Unidos “sin inspección o admisión representan una amenaza significativa para la seguridad nacional y pública”.

Trump dijo además que “esos extranjeros no han sido identificados o inspeccionados por funcionarios federales de inmigración para determinar su admisibilidad a Estados Unidos”, y que el reciente aumento de la inmigración ilegal en la frontera sur con México “ha puesto una importante presión sobre los recursos federales y ha abrumado a los organismos encargados de la seguridad fronteriza y la aplicación de las leyes de inmigración, así como las comunidades locales en las cuales muchos de los extranjeros son ubicados”.

El presidente estipuló además que “el objetivo de esta orden es dirigir los departamentos ejecutivos y agencias para que desplieguen todos los medios legales para proteger la frontera sur del país, para prevenir la inmigración ilegal hacia Estados Unidos, y para repatriar a extranjeros ilegales de forma rápida, consistente y humana”.


Tolerancia cero

El muro de Trump es parte clave de su política migratoria de tolerancia cero, que además incluye severas restricciones a la política de asilo, una drástica disminución a la política de refugiados y limitaciones a la entrada de inmigrantes legales, entre otras medidas.

La Casa Blanca dijo además que “el muro ralentiza todo. Impide que la gente simplemente se vierta sobre nuestra frontera. Por supuesto, las personas pueden tratar de atravesarlo, pero puede repararse y les da a los agentes federales más tiempo para detener a los transeúntes y ralentiza el ritmo de los cruces fronterizos” ilegales al país.

📸 Estos migrantes retornados a México se cansaron de esperar para entrar a EEUU y se devolvieron a sus países

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés