null: nullpx

"Somos solo familias buscando refugio", dice un sirio en respuesta a la orden ejecutiva de Trump contra los musulmanes

La familia Alafandi llegó a Estados Unidos en 2014 huyendo de la guerra en su país. Desde entonces, han esperado la solución de su caso de asilo. Consideran "injusta" la orden ejecutiva del presidente contra los musulmanes de siete países.
1 Feb 2017 – 5:07 PM EST

La rutina de una familia siria que espera su caso de asilo en EEUU

Loading
Cargando galería

Los temores de la familia Alafandi se profundizaron cuando el presidente Donald Trump firmó el viernes la orden ejecutiva que prohibía la entrada a nacionales de siete países musulmanes. Ellos vienen de uno de ellos: Siria. Llegaron a Estados Unidos en 2014 con una solicitud de asilo de la que aún no tienen respuesta. Como miles, abandonaron su país huyendo de la guerra y el terror.

"Creo que con esta ley no se va a resolver nuestro caso en el corto plazo", dice al teléfono Motaz Alafandi, el padre, que abandonó Siria tras haber sido apresado y torturado en 2011 por el gobierno de Bashar al Asad luego de una protesta en la que demandaban "libertad".

Para llegar a suelo estadounidense, la familia hizo un periplo que los llevó a Suecia, donde solicitaron asilo y fueron rechazados. Mandaron a una de sus hijas –Yara, de 17 años– a Canadá por recomendación de un amigo. Esperaban que ella obtuviera el asilo y pidiera a los demás. Pero allí también los rechazaron. No la abrazan desde hace más de dos años.

Univision Noticias los entrevistó en noviembre de 2015. Más de un año después de aquel encuentro, Motaz Alafandi sigue preocupado por la situación migratoria de la familia, incierta como era entonces. Él y su esposa tienen un Estatus de Protección Temporal (ETP) que permite trabajar a personas que huyen de conflictos armados. Hace un mes y medio debió llegar la renovación de su tarjeta. Siguen esperando.

Una orden "injusta"



La familia Alafandi también protestó el fin de semana en el aeropuerto de Texas, como lo hicieron miles de personas en distintas terminales. "Fuimos todos juntos", dice.

Cuando piensa en el decreto de Trump, que veta a nacionales de siete países de Medio Oriente, siente la misma tristeza que manifestaba hace un año cuando escuchaba a la gente decir que "los musulmanes no debían entrar en Estados Unidos".

"Creo que él (Trump) está confundiendo a asesinos con víctimas. No se puede considerar a los asesinos de nuestro gobierno y a las víctimas por igual", opina Alafandi."Nunca hemos escuchado que los refugiados sirios que vienen a Estados Unidos estén involucrados en un crimen", agrega.

"Muchos, puedo decir que todos, somos familias. Y hemos estado esperando durante mucho tiempo por los chequeos de seguridad que se hacen antes de poder venir. Ellos ya nos han revisado bastante bien antes de que podamos llegar al país. Somos solo familias buscando refugio y lugares seguros para llevar a nuestros niños", reflexiona este publicista de 48 años.

"La orden ejecutiva no es justa para nada", agrega. "Se dirige a todos como criminales y personas que no son bienvenidas. Y no hemos hecho nada para que se dirijan a nosotros de esa manera. Somos personas que luchábamos en contra de nuestro gobierno para poder ser libres, para alcanzar la libertad. Y cuando el gobierno empezó a matar a la gente, la gente buscaba la forma de huir".

Tal como hace más año, Motaz Alafandi sigue ansioso, a la espera de poder reunir a su familia de nuevo. Su tono al teléfono está lleno de desesperanza. La orden ejecutiva de Trump ahora acrecenta la distancia entre la familia en Estados Unidos, y Yara, la hija mayor, en Canadá. Ellos siguen esperando ese abrazo. Están considerando ir a buscarlo.

Más contenido de tu interés