publicidad
Manifestación por DACA/DAPA frente a Corte Suprema en Washington

¿Sirve de algo protestar por DAPA ante la Corte Suprema?

¿Sirve de algo protestar por DAPA ante la Corte Suprema?

Grupos de inmigrantes se manifestaron en Washington para pedir a los magistrados que falle en favor de medidas del Ejecutio que los benefician

Manifestación por DACA/DAPA frente a Corte Suprema en Washington
Manifestación por DACA/DAPA frente a Corte Suprema en Washington

Rebeca Logan desde Washington.

A un año de la acción ejecutiva del presidente Barack Obama en favor de millones de indocumentados, y tras las mociones legales de 26 estados por bloquear la medida, el caso llegó este viernes a la Corte Suprema de Justicia.

Este mismo día, también llegaron decenas de manifestantes, que frente a las escaleras del tribunal supremo en el centro de Washington D.C. y a espaldas del Capitolio, levantaron su megáfono y sus pancartas con la esperanza que los jueces fallen a su favor.

Entre ellas Salvadora Guzmán, que espera que la Corte Suprema apruebe la iniciativa del presidente conocida como DAPA (siglas en inglés de Acción Diferida para padres de Americanos) que ampararía a millones de inmigrantes sin papeles y extendería el programa DACA (Acción Diferida para Menores) que beneficia a jóvenes indocumentados que llegaron al país traídos por sus padres y que son conocidos como los Dreamers.

Guzmán no está segura si su presencia tendrá algún efecto sobre una Corte Suprema, donde los jueces no son electos, tienen su puesto de por vida y no están sujetos a la opinión pública.

“Me imagino que sirve para algo,” dijo a Univision Guzmán al hablar del evento promovido por organizaciones pro-inmigrantes y varios sindicatos. 

¿Pero será que realmente "sirve para algo" protestar frente a una institución que emite sus fallos según la Constitución, los precedentes legales y la interpretación de la jurisprudencia del país?

publicidad

Mármoles inamovibles

Justamente esa fue la pregunta que Univision hizo a Eric Claeys, profesor de derecho de la Universidad de George Mason.

Según Claeys, los jueces de la Corte Suprema le hacen más caso a las ponencias legales de las élites políticas del país, que a quienes se manifiestan ante sus columnas de mármol.

Por ejemplo, “los grupos que están en contra del aborto llevan 30 años protestando ante la Corte Suprema y no han logrado nada en la corte, el aborto sigue siendo legal”.

Lea también: "Obama nos tiene que dejar un recuerdo a nosotros los indocumentados"

La misma corte ha limitado el derecho a la protesta y libertad de expresión dentro del edficio.

Una ley vigente desde 1949 prohibe que se realicen manifestaciones, incluyendo protestas silenciosas, en las instalaciones de la corte, para que el vox populi (las voz del pueblo) no distraiga a los jueces de la letra de la ley.

Las manifestaciones que se realizan hoy en día son solamente en la acera y con custodia policial para evitar que los participantes se acerquen demasiado a las puertas del tribunal.

Pero esto no significa que los jueces sean inmunes a los debates que se generan en la opinión pública y que no se dejen influenciar por lo que pasa en la política del país, explicó Claeys.

“Ellos son sensibles a lo que dice de la prensa de ellos, no les gusta que los critiquen y también son conscientes de su papel frente a las otras dos ramas de gobierno. No quieren ser irrelevantes en comparación con el poder ejecutivo o legislativo.” 

Además, los jueces tienen el ojo puesto en dejar un importante expediente legal y quedar bien en la historia del país.

La marca de la Constitución

Lo que si divide a los jueces es su postura frente a la Constitución.

Algunos opinan que los fallos deben ser con base en la letra del documento original, mientras que otros creen que la Constitución debe ser una “ley viviente” que se adapta a la actualidad del país.

El matrimonio gay es un ejemplo de como los cambios sociales tienen efecto sobre la rama judicial. En 1987 la corte falló que el matrimonio entre homosexuales no era un derecho constitucional. En el 2015 el tribunal dictaminó lo contrario.

Según Claeys, aunque las protestas no influyan directamente en los fallos de los magistados, la gente igual se manifiesta para hacerle ver a la corte que sus decisiones afectan a personas de carne y hueso.

También lo hacen para sentir el apoyo de otras personas que como ellos apoyan una causa o enviar un mensaje al resto del país.

Y este parece ser el objetivo de Alma Couverthie organizadora de CASA de Maryland que auspició la marcha pro-inmigrante de este viernes.

“Queremos que el país vea a estas familias que están trabajando, aprendiendo inglés y que quieren integrarse al país sin tener miedo de ser separadas por la deportación. Sabemos que los jueces van a ver la ley pero eso no quita que nosotros aprovechemos esta oportunidad para mandar nuestro mensaje”.

Relacionado
Manifestación por DACA/DAPA frente a Corte Suprema en Washington
El Departamento de Justicia apela fallo contra la Acción Ejecutiva ante la Corte Suprema
El máximo tribunal de justicia decidirá a mediados de enero si incluye el pedido en la agenda de temas para el 2016.

 

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad