Sessions ordena el envío de fiscales y jueces a la frontera para hacer frente a la caravana de migrantes centroamericanos

El personal del Departamento de Justicia tramitará las detenciones y expulsiones de los inmigrantes indocumentados. "No hay derecho a pedir entrada sin justificación", advirtió el fiscal general en un comunicado.
24 Abr 2018 – 3:09 AM EDT

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, ordenó este lunes el envío de fiscales y jueces a la frontera con México para que procesen rápidamente los casos de los indocumentados que lleguen al país con la caravana migratoria de centroamericanos.

"He ordenado a nuestros fiscales en la frontera que tomen medidas inmediatas para asegurar que tenemos suficientes fiscales disponibles. También he ordenado que destinemos a los jueces de inmigración necesarios para los casos que puedan surgir de la caravana", dijo en un comunicado Sessions.

Una caravana de centroamericanos que salió rumbo a la frontera estadounidense el mes pasado llegó a estar compuesta por 1,500 personas, sobre todo de nacionalidad hondureña. Algunos ya han llegado a Estados Unidos, según informan algunos medios de comunicación.


Se trata de un 'viacrucis' anual que organiza el grupo Pueblo Sin Fronteras, con el fin de visibilizar la crisis de violencia y corrupción en Honduras, El Salvador y Guatemala (conocidos como los países del Triángulo Norte de América Central). Este es el quinto año en que organizan la caminata. Recorrió más de 2,500 millas de distancia, cruzando por todo México, en aproximadamente un mes.

Los migrantes piden un mejor trato y muchos tienen pensado solicitar asilo en Estados Unidos o en México.

“Estamos pidiendo al gobierno y las autoridades de migración que se respete el derecho al asilo”, dijo el organizador de la caravana Irineo Mujica. “ Que no se criminalice a los que piden asilo, es un derecho, que no separen a las familias o las castiguen”.

Ante el avance de la caravana, el presidente Donald Trump ordenó el despliegue en la frontera con México de la Guardia Nacional, un cuerpo de reserva de las Fuerzas Armadas que actualmente tiene unos 900 miembros en la zona limítrofe.

Los jueces y fiscales que ha redoblado Sessions en la región fronteriza estarán encargados de tramitar las detenciones y expulsiones de los inmigrantes, un proceso que normalmente puede tardar años, tiempo en el que los inmigrantes suelen estar autorizados a trabajar en Estados Unidos.

El fiscal general advirtió, asimismo, que "no hay derecho a pedir entrada sin justificación" y que "aquellos que mientan o cometan fraude serán procesados con todo el rigor de la ley".


Antes del anuncio de Sessions, el Gobierno de EEUU ya había avisado que llevará ante la Justicia a los integrantes de la caravana que crucen la frontera sur.

"El presidente está vigilando la situación. Una nación soberana que no puede defender su frontera no será una nación soberana durante mucho más", afirmó la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders.

Además, la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, también anunció este lunes que el Gobierno está tomando una serie de medidas para garantizar que todos los casos migratorios se resuelvan lo antes posible en los tribunales.

Entre otras cosas, Nielsen anunció el envió de funcionarios del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) para que tramiten los casos de asilo y de abogados del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), encargado de detener a los indocumentados.

La secretaria de Seguridad Nacional invitó a las personas que están buscando asilo a reclamarlo en "el primer país seguro en el que ingresen, incluido México".

En fotos: La caravana de inmigrantes por la que Donald Trump ordenó militarizar la frontera

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés