null: nullpx

“Todos somos americanos”: el lema de 1,500 migrantes centroamericanos en un viacrucis por todo México hasta EEUU

La caminata arracó este domingo desde Chiapas y pretende alcanzar al cabo de un mes la frontera de Tijuana con Estados Unidos, donde pedirán asilo. A su paso por Ciudad de México solicitarán más recursos para la oficina que atiende a los refugiados.
26 Mar 2018 – 5:22 AM EDT

Más de 2,500 millas de distancia, cerca de un mes de caminata. Esa es la distancia que se proponen recorrer 1,500 migrantes centroamericanos que este domingo arrancaron en un viacrucis por todo México, desde Chiapas hasta Tijuana, en la frontera norte, con el fin de visibilizar el problema de la violencia en sus países y, si lo consiguen, obtener asilo en Estados Unidos.

Este año la convocatoria a la simbólica caminata ha quintuplicado la que se hizo en 2017. El grupo de hombres, mujeres y niños está integrado por ciudadanos de de Guatemala, El Salvador y sobre todo de Honduras.

El viacrucis se cobija bajo el lema: "Todos somos americanos de nacimiento" y pretende visibilizar el calvario que sufren estos viajantes en su paso por México. Por ello, hará una escala en la capital mexicana para ir al Senado, donde pedirán al Estado mexicano que proporcione mayor presupuesto a la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) y se atiendan así los casos de los migrantes que puedan obtener asilo en el país.

Irineo Mújica, uno de los migrantes e integrante de la organización Pueblos Sin Frontera, señaló que este año el objetivo de la caravana es llegar a Estados Unidos y pedir protección para quienes han huido de sus países "a causa de la pobreza y la violencia del crimen organizado".

Mújica dijo que los migrantes, muchos de ellos familias enteras, abordarán el tren de carga que recorre México hacia Estados Unidos.

“Estados Unidos se queja de la migración, pero al mismo tiempo contribuye con la causa del por qué la gente emigra”, se quejó.

En tono similar, el activista mexicano Cristóbal Sánchez, subrayó que la idea es “que se reconozca la crisis humanitaria que se está viviendo en nuestros países de Centroamérica”.

Amnistía Internacional denunció en enero que las autoridades migratorias de México deportan ilegalmente a miles de centroamericanos sin considerar los riesgos letales que corren en sus países de origen.

A su paso por México, los migrantes son víctimas de traficantes de personas, de abusos de autoridades y son blanco del crimen organizado que los secuestra y en ocasiones asesina.

Se calcula que más de 500,000 personas cruzan irregularmente territorio mexicano cada año con intención de llegar a Estados Unidos, según datos de Naciones Unidas.

John Moore, diez años fotografiando la inmigración entre México y Estados Unidos

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés