Piden la renuncia del presidente de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos por apoyar el plan migratorio de Trump

Líderes de esta organización hispana se mostraron en contra de la carta enviada a la Casa Blanca por Roger Rocha respaldando la reforma y aseguran que no representa su opinión.

Todo comenzó con una carta.

El pasado domingo, Roger Rocha, el presidente de la organización Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), envió una misiva al presidente Trump dando su completo apoyo a lo que catalogó como el "razonable" plan migratorio de la Casa Blanca, que protegería a los dreamers a cambio de la construcción del muro en la frontera, el fin de la lotería de visas y nuevos límites a la reunificación familiar.

Rocha envió la carta con el encabezado oficial de LULAC, reconocida como la más antigua organización en Estados Unidos que aboga por los derechos de los latinos. Tal vez por eso, el documento fue utilizado por varios republicanos para asegurar que la población hispana sí apoya el proyecto migratorio de Trump.

Pero cuando la carta se hizo pública esta semana, su apoyo al plan de Trump tomó por sorpresa a muchos de los miembros y líderes de la organización, incluso al CEO, Brent Wilkes.

"Mi nombre es el segundo que aparece en ese encabezado, debajo del nombre del Sr. Rocha", aseguró Wilkes, quien lleva tres décadas como integrante del grupo. "Por esa razón, quiero declarar claramente que rechazo el apoyo del Sr. Rocha hacia la postura migratoria del presidente y puedo declarar con autoridad que su carta no representa mis opiniones personales, ni las de muchas docenas de personas con las que he hablado".

Líderes de LULAC aseguraron que la carta fue enviada sin el consentimiento del comité ejecutivo nacional, que este jueves dejó claro su rechazo al plan migratorio de Trump a través de una declaración escrita.

"No creemos que el DREAM Act deba combinarse con alguna medida adicional de protección fronteriza o la eliminación de categorías de visas familiares, ya que el proyecto en sí representa lo mejor de los valores estadounidenses y brinda a los jóvenes que no tienen culpa la oportunidad de tener éxito y contribuir a nuestro país", dice el comunicado, que fue compartido en Facebook por el mismo Rocha.

Ahora varios capítulos locales de LULAC y los capítulos de miembros jóvenes y universitarios están exigiendo la renuncia del presidente. Uno de estos capítulos es el de California, cuya junta votó de manera unánime para exigir la salida del líder.

"Es una decisión que el presidente Rocha debe tomar de manera propia", aseguró en entrevista telefónica el presidente de ese capítulo, David Rodríguez. "Le alentamos a dejar el puesto y permitir que la organización se recupere de este malentendido ( 'snafu') sobre la política pública".

Rodríguez dijo además que otros capítulos estaban planificando unirse al llamado y que la carta de Rocha no representa el sentir de muchos en la organización.

"Tenemos entendido que (Rocha) fue reclutado por algunos grupos de negocio, que no son exactamente los más amistosos con la comunidad latina", aseguró.

En una entrevista el miércoles en la noche, Rocha dejó claro que no pensaba renunciar ante la polémica. "Están haciendo más de lo que es de la carta que yo personalmente envié al presidente", le dijo al corresponsal Pablo Gato de Univision, quien consiguió cuestionarlo en el aeropuerto de Washington.

"Yo voy a acabar mi término para el que me eligieron", agregó el líder de LULAC.