null: nullpx

Liberan de la amenaza de deportación inmediata al inmigrante venezolano Marco Coello

Dos meses después de su detención en el centro Krome, en Miami, un juez decidió que el emblemático solicitante de asilo, que denuncia haber sido torturado por el gobierno de Nicolás Maduro, no será enviado de regreso a su país y seguirá el curso de su petición en libertad.
28 Jun 2017 – 3:56 PM EDT

El inmigrante venezolano que denunció haber sido torturado en su país, Marco Aurelio Coello, recibió una buena noticia de parte del juez de inmigración: no será sometido a la deportación expedita, amenaza que pesaba sobre él desde que fue detenido por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) cuando acudía a su primera cita de petición de asilo en Miami, el pasado 26 de abril.

Dos meses después, el 26 de junio, el juez René D. Mateo dio por terminado el caso e informó a los abogados de Coello -Blandon Law- que el inmigrante puede seguir el curso normal de su proceso migratorio. "Por eso hemos solicitado a la Oficina de Asilo de Miami que vuelva a programar su entrevista de asilo tan pronto como sea posible", explicó a Univision Noticias la abogada Elizabeth Blandon.

Marco Coello denunció tortura por los cuerpos policiales en 2014 en Caracas y llegó a EEUU pidiendo protección en septiembre de 2015, justo el día antes al juicio donde sería condenado por el mismo tribunal y causa que mantiene en prisión al líder opositor Leopoldo López. Él fue atrapado en medio de protestas y, según su relato, obligado a firmar un documento que implicara a Leopoldo López en delitos. Al negarse, no solo fue torturado sino sometido a prisión por ocho meses.


Informes forenses demostraron que el joven sufrió estrés post-traumático luego de su detención en Venezuela y su caso fue documentado por distintas organizaciones de derechos humanos, como Human Rights Watch, la ONU y Amnistía Internacional.

Ya en Estados Unidos, cuando vivía en Virginia, tuvo un cargo por un delito menor (estacionar en propiedad privada) y fue la razón que usó ICE para detenerlo cuando se presentó a la Oficina de Inmigración y Aduanas de Miami, sin mediar palabras.

Coello pasó una noche en prisión y se desesperó de pensar que viviría lo mismo que en Venezuela. El senador Marco Rubio jugó un papel importante en su liberación, pero aún la espada de Damocles de la deportación se mantenía sobre él.

La abogado Blandon destacó que el juez escribió sobre el documento que ICE no argumentó, no explicó, por qué mantenían sin resolver el caso de Coello. "Nunca explicaron por qué lo pusieron en proceso de deportación. Yo creo que esto no se trata específicamente de los méritos de Marco Coello y su caso. Creo que alguien busca dar una lección para otros solicitantes de asilo. Luego de lo que pasó con Marco muchos venezolanos me llamaban para decir "¿y qué podemos esperar nosotros ahora?", declaró Blandon.


Por su parte, los padres de Coello, Dorys Morillo de Coello y Armando Coello, hablaron con Univision sobre la decisión: "Estamos convencidos de que estamos en un país de libertades, donde existe un estado de derecho, recibimos complacidos esta decisión sobre el caso de nuestro hijo Marco y estamos profundamente agradecidos con este país".

Marco Coello tiene un permiso de trabajo en EEUU y actualmente labora y vive en Miami, Florida, en espera de la aprobación de su asilo político. Al ser detenido por ICE pronunció una frase que mantienen como norte quienes lo ayudan a permanecer lejos de su país: "Yo no puedo regresar a Venezuela".

Ver también:


En fotos: Los 10 temas que tienen a los venezolanos en las calles contra Nicolás Maduro

Loading
Cargando galería



Más contenido de tu interés