null: nullpx

La madre mexicana Guadalupe García es deportada tras 21 años en EEUU y se convierte en un símbolo de la nueva política de Trump

Esta indocumentada, con dos hijos ciudadanos, fue detenida cuando se presentó a un cita periódica con ICE y fue enviada a su país en cumplimiento de las nuevas directrices del gobierno de Donald Trump.
9 Feb 2017 – 11:10 AM EST

La mexicana indocumentada Guadalupe García de Rayos fue deportada este jueves a México después de que fuera arrestada al acudir a una cita rutinaria a las oficinas de inmigración, según confirmó su familia este jueves.

García de Rayos se ha presentado en una oficina de ICE en Phoenix durante varios años consecutivos después de que se produjera una redada en 2008 en el parque acuático donde trabajaba y las autoridades descubrieran que estaba usando un número de Seguro Social falso.

Este miércoles volvió a la oficina donde, generalmente, le hacían algunas preguntas y después volvía a salir. Sin embargo, esta vez no fue así y fue arrestada. Poco antes de las 10:00 am hora local fue enviada a México a través del puerto fronterizo de Nogales, Arizona, según confirmó en un comunicado la oficina de ICE.

García de Rayos tenía una orden de deportación final desde julio de 2013, pero su caso no se encontraba bajo las prioridades de deportación del gobierno de Barack Obama. Sin embargo, "el caso de García pasó por varios niveles del sistema de cortes de inmigración, incluyendo la Junta de Apelaciones de Inmigración, y los jueces decidieron que no tenía base legal para permanecer en Estados Unidos", aseguró ICE en un comunicado este jueves.

"Pienso que es injusto que me hayan sacado así, yo solo iba a un chequeo y me arrestaron, cada año iba al ICE, yo tenía mi permiso para trabajar”, dijo la madre mexicana en su primera entrevista tras ser deportada a Univision Noticias. "Primero fui víctima de Arpaio y ahora soy víctima de Trump”, remarcó.

"Nadie debería pasar por el dolor de que lo separen de su mamá o de tener que empacarle las maletas", dijo su hija Jacqueline de 14 años entre sollozos durante una conferencia de prensa tras conocer la información. "Seguiré luchando por mi mamá y otras familias que pasan por lo mismo porque esto es injusto", añadió.


Más de 20 años en Estados Unidos

Guadalupe, de 36 años y con dos hijos ciudadanos de 14 y 16 años, había vivido en Estados Unidos desde los 14 cuando abandonó su estado natal de Guanajuato, México. Hace ocho años fue arrestada tras una redada ordenada por el conocido alguacil Joe Arpaio en el parque Golfland Sunsplash en Mesa, Arizona, y fue condenada por robo de identidad al usar documentos falsos.

El miércoles volvió a la oficina de ICE en Phoenix para solicitar más tiempo para seguir defendiendo su caso, pero esta vez no salió. Su abogado después informó que había sido arrestada.

"Ayer fui a entregarla a un 'check-in' y no salí con ella", contó el abogado de Guadalupe, Ray Ybarra Maldonado, durante una llamada con los medios de prensa. "Es muy triste entrar con una cliente y no salir con ella (...) Es triste porque esta familia es casi perfecta. Siempre están comiendo juntos, (van a) la iglesia", recalcó.

En fotos: Así fue separada de sus hijos la mexicana deportada Guadalupe García

Loading
Cargando galería

Al conocerse la noticia, un grupo de manifestantes y su familia comenzaron a protestar para solicitar que no fuera encarcelada. "Liberación, no deportación", se escuchó cuando la furgoneta que trasladaba a Guadalupe salía de las oficinas de ICE. Su hija Jacqueline mostró su frustración con una pancarta en la que se leía "Ni una deportación más".

La manifestación, impulsada por el grupo activista Puente Arizona, se extendió por horas de manera pacífica. Sin embargo, varios defensores de la mujer mexicana decidieron bloquear el vehículo que la transportaba supuestamente hacia un centro de detención.

Un manifestante, Manuel Saldana, se ató a una de las ruedas frontales del vehículo. "Voy a estar aquí hasta que se solucione", afirmó al diario The New York Times.

Al menos siete personas fueron arrestadas, según confirmó la policía de Phoenix.

Ybarra Maldonado explicó que no le dejaron hablar con Guadalupe García cuando fue arrestada. "Hoy recibí noticias. No de ICE ni del gobierno, sino de otra persona (confirmando) que mi cliente fue deportada. Esa es la manera en la que ICE quiere tratar con nuestra comunidad", se quejó.


Cambios con Trump

Durante el gobierno de Obama, las prioridades para la deportación eran las personas indocumentadas consideradas como una amenaza para el público o para la seguridad nacional, las que han cometido delitos graves o determinados delitos menores o bien tienen lazos con grupos criminales. Sin embargo, este panorama cambió con la llegada del presidente Trump. En uno de sus primeros pasos en la Casa Blanca, el presidente modificó las directrices y convirtió en prioridad para la deportación a todos los indocumentados que hayan sido acusados o condenados por cualquier delito.

Abogados de dos de las principales asociaciones de derechos civiles de Estados Unidos, citados por The New York Times, consideran que Guadalupe puede ser la primera indocumentada arrestada durante una cita con oficiales de inmigración desde que Trump llegó al Despacho Oval. Su caso puede suponer que miles de personas que están en su misma situación decidan no acudir a las citas con ICE ante el miedo de que los agentes federales puedan decidir ahora que son una amenaza para la seguridad pública.

"Ella fue a hacer un 'check-in' como cada año, nada fuera de lo normal. Lo único es que nuestro abogado nos dijo que había la posibilidad de que pudieran arrestarla ahí por las nuevas acciones ejecutivas de Trump", aseguró el esposo de Guadalupe a Univision Noticias.

"Mi esposa tenía la opción de no presentarse sabiendo que la iban a arrestar y huir y escondernos. Pero ella tuvo el valor de decir 'yo me voy a presentar. Yo no voy a hacer mi vida corriendo, huyendo porque eso es lo que nos hace ver como malas personas'. Como buena ciudadana va y se presenta", explicó.

Su detención es, según su abogado, el resultado de la nueva administración. "Esto tiene que ver al 100% por la orden ejecutiva (de Trump)", afirmó a USATODAY Ybarra Maldonado. "Su caso no es diferente de la última vez que se presentó. Los hechos son 100% los mismos. La única diferencia es que las prioridades de expulsión han cambiado ahora".

Sean Spicer, portavoz de la Casa Blanca, se desvinculó de lo sucedido con Guadalupe García y sostuvo que es un caso que se está desarrollando en Arizona.

"El único crimen que cometió mi madre fue ir a trabajar para dar a sus hijos una vida mejor", sostuvo su hija Jacqueline tras el arresto.

Publicidad