Deportaciones

Guadalupe García de Rayos: "Primero fui víctima de Arpaio y ahora soy víctima de Trump"

La madre mexicana dio una entrevista exclusiva a Univision Noticias en la que cuenta cómo fue su deportación a México, un proceso que catalogó como "injusto" al asegurar que se presentó anualmente ante las autoridades.
9 Feb 2017 – 4:26 PM EST

Guadalupe García de Rayos ya está en México tras su deportación este jueves por la mañana. En una entrevista exclusiva con Univision Noticias recrimina a las autoridades que la trataran como a "una criminal" y se considera una víctima del gobierno de Donald Trump.

"Primero fui víctima de (Joe) Arpaio y ahora soy víctima de (Donald) Trump", dijo la mexicana al teléfono.

En 2008, esta madre fue detenida en un parque acuático de Phoenix en el que trabajaba, durante una redada organizada por el polémico sheriff Joe Arpaio. Fue condenada por utilizar un número de Seguro Social falso. Desde entonces, se había presentado anualmente en las oficinas de ICE, de donde salía sin mayores problemas.

Pero este miércoles, pese a que su abogado le había advertido de la posibilidad de ser detenida, decidió cumplir con su deber. Sobre Guadalupe García había una orden final de deportación con fecha de julio de 2013, pero para entonces su caso no se encontraba entre las prioridades de deportación del gobierno de Barack Obama. Sin embargo, este jueves ICE informó en un comunicado que los jueces decidieron que la mexicana no tenía base legal para permanecer en Estados Unidos y fue expulsada.

A través del vidrio de la camioneta que la trasladaba, pudo ver por última vez a sus hijos Jacqueline, de 14 años, y Ángel, de 16 años, ambos llorando.

Cree que fue tratada como una criminal. Entre las 5:00 y 5:30 de la madrugada del jueves las autoridades de ICE la despertaron. "No me dijeron nada, solo que nos teníamos que ir", contó. "Me subieron a un autobús, esperaron un poquito y me bajaron. Me subieron a otra patrulla y en esa patrulla iban dos trocas (camionetas), una atrás y una adelante", agregó.

“Pienso que es injusto que me hayan sacado así sin darme una oportunidad. Yo solo iba a un chequeo y me arrestaron. Cada año iba al ICE, yo tenía mi permiso para trabajar”, dijo la mujer de 36 años.

Durante el gobierno de Barack Obama, las prioridades de deportación incluían a personas indocumentadas que eran consideradas una amenaza para la seguridad nacional, que hubieran cometido delitos graves, determinados crímenes menores o que tuvieran lazos con grupos criminales. Este panorama cambió con la llegada del presidente Trump. En una de sus primeras decisiones en la Casa Blanca, convirtió en prioridad de deportación a todos los indocumentados que acusados o condenados por cualquier delito.

Ahora, desde México, esta madre no sabe cuándo podrá ver de nuevo a Jacqueline y a Ángel. "Me preocupan mis hijos”.

García de Rayos llegó a Estados Unidos a los 14 años y desde entonces no había regresado a su país natal. Al teléfono insiste en recordarle a sus hijos que, a pesar de todo, estará bien.

RELACIONADOS:InmigraciónEEUUDonald Trump