null: nullpx

Juez federal falla a favor de Trump y permite que se aplique la nueva regla que restringe el asilo en la frontera

Una corte federal de Washington DC rechaza una demanda que buscaba detener la nueva regla de asilo de Trump, que exige a los migrantes que buscan asilo en la frontera que primero pidan la protección en un tercer país antes de hacerlo en Estados Unidos.
24 Jul 2019 – 10:58 AM EDT

Una corte federal de Washington DC rechazó este miércoles una demanda en contra de una regla del gobierno de Donald Trump que restringe el asilo en la frontera con México y obliga a los migrantes que cruzan por un tercer país que primero pidan el amparo en este antes de hacerlo en Estados Unidos.

"Es de mayor interés para el público permitir que el gobierno lleve a cabo su política de inmigración", dijo el juez federal de distrito Timothy J. Kelly. La declinación fue hecha "verbalmente" por el juez, confirmó a Univision Noticias la oficina de reportes del tribunal.

La medida, que entró en vigor el pasado 16 de julio, se suma a una larga lista de restricciones que el gobierno ha implementado desde que se instaló en la Casa Blanca el 20 de enero de 2017 y que se enmarca en la denominada política de tolerancia cero.

La demanda fue presentada por un grupo de organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes y refugiados, entre ellos RAICES, pocas horas después de publicada la nueva regla en el Registro Federal (diario oficial estadounidense). Una demanda similar fue presentada luego en una corte federal de San Francisco, California, por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), cuyo fallo se espera en cualquier momento.

Los demandantes argumentan que el gobierno de Trump ha "reescrito radicalmente" la ley de asilo, eliminando la elegibilidad de los migrantes que huyen de algunos de los lugares más peligrosos del mundo.

Pero el juez Kelly Pero Kelly concluyó que el interés del gobierno de Trump supera los daños que pueden experimentar las organizaciones que ayudan a los migrantes. Y señaló además que existen "fuertes dudas" de que los demandantes pueden demostrar que el gobierno sobrepasó su autoridad al emitir la norma.

RAICES fustigó la decisión de Kelly. "Es increíble que el juez piense que este cambio (negar el asilo a quienes no pidan antes protección En un tercer país) sea constitucional", dijo a Univision Noticias Félix Villalobos, el abogado gerente de RAICES.


Trump ha venido cambiando la política de asilo a golpe de memorandos y órdenes ejecutivas sin el apoyo del Congreso.

El mandatario culpa a los demócratas de ser responsables en gran parte de la crisis migratoria que se vive en la frontera, al rechazar los cambios a la ley que ha sugerido en varias oportunidades. Pero en sus críticas no menciona que los republicanos, quienes controlan el Senado, tampoco han aceptado sus recomendaciones.

El fin de semana Trump publicó en su cuenta de la red social Twitter que se había registrado un “Gran progreso en la frontera, ¡pero los demócratas en el Congreso deben cambiar las leyes de inmigración para que todas sean buenas! Poner fin a las lagunas y mucho más”.



La demanda

En el recurso de impugnación, los demandantes argumentaron que la ley de inmigración establece claramente que, una vez que los peticionarios de asilo llegan a territorio estadounidense, tienen derecho a solicitar protección.

La tercera semana de noviembre del año pasado el juez federal Jon S. Tigar prohibió al gobierno de Trump que niegue el asilo a los migrantes que crucen la frontera sur de Estados Unidos de forma ilegal, luego que el gobierno ordenó rechazar las peticiones de protección a aquellos extranjeros que entraran por lugares no autorizados.

Tigar dictó una orden de restricción temporal tras escuchar los argumentos de los abogados de la ACLU y el Centro por los Derechos Constitucionales, quienes interpusieron una demanda justo después de que Trump firmó una proclama en respuesta a las caravanas de migrantes que comenzaron a llegar a la frontera sur.

La mayoría de los migrantes que en los últimos meses han llegado a la frontera en busca de asilo tras huir de sus países a causa de la violencia y la pobreza, cruzan por una tercera nación antes de llegar a Estados Unidos.

Trump cambió la política para exigir que a partir del 16 de julio los migrantes deberán primero pedir asilo en un tercer país, esperar una respuesta a sus solicitudes y, si les niegan el pedido de protección, entonces podrán hacerlo en la frontera.

Daños colaterales

Families Belong Together dijo que el gobierno de México no ha destinado recursos adicionales para enfrentar la crisis migratoria que se vive en la frontera con Estados Unidos. “Tenemos un incremento en el número de solicitantes acá en nuestro país en un momento en que las instituciones no tienen cómo enfrentar esta situación, no se dan abasto, no tienen recursos”, dijo su directora, Soraya Vásquez.

La activista indicó que el número de refugiados sobrepasa la capacidad de respuesta del gobierno mexicano, que los albergues están repletos de gente, hay hacinamiento y muchos solicitantes de asilo viven en las calles porque no tienen recursos ni oportunidades para sobrevivir la espera.

En cuanto a los Menores No Acompañados (UAC, por sus siglas en inglés), clasificación que el gobierno de Estados Unidos comenzó a utilizar en el 2014 bajo el gobierno de Barack Obama, Families Belong Together denunció que ellos están en una situación que definen de “incertidumbre”.

“A esos niños ni siquiera se les permite llegar al punto fronterizo y pedir asilo en Estados Unidos”, indicó Vásquez. “Son interceptados y enviados al DIF” (Sistema Nacional DIF, institución rectora de la asistencia social en México) para ser procesados. “Y no los están dejando transitar libremente por México”, concluyó.



Violencia, arrestos y reunificaciones en la frontera: las fotografías ganadoras del Premio Pulitzer 2019

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés