null: nullpx

ICE libera a 12 bebés recluidos en un centro de detención ubicado en el sur de Texas

Los niños fueron liberados junto con sus madres y entregados a familiares y amigos. Ahora esperarán libres el desarrollo de sus casos de asilo, donde un juez decidirá su futuro en Estados Unidos.
5 Mar 2019 – 2:13 PM EST

Menos de una semana después de que un grupo de abogados, activistas e investigadores urgieran al gobierno que liberara a un grupo de bebés recluidos en un centro de detención de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) en el sur de Texas, la agencia federal anunció la liberación de 12 de ellos.

Los bebés, todos menores de un año, se hallaban en el Centro de Detención Dilley, Texas. Fueron llevados a ese centro luego que sus padres pidieron asilo en la frontera tras huir de sus países de origen a causa de la violencia y la pobreza.

El grupo que demandó sus liberaciones argumentó que los pequeños fueron tratados con agua sucia, no recibieron la atención médica adecuada y su alimentación no era la recomendada por pediatras.


Hay más bebés presos

La cadena CBS dijo en su página web que ICE reconoció en un correo electrónico que en el centro de detención Dilley había 16 bebés recluidos. No se sabe el paradero de los otros cuatro menores.

Los 12 niños fueron liberados junto con sus madres y entregados a familiares y amigos. Ahora esperarán libres el desarrollo de sus casos de asilo, donde un juez decidirá su futuro en Estados Unidos.

La queja para ser liberados fue presentada por la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA), el Consejo Americano de Inmigración (AIC) y la Red Católica de Inmigración Legal (CLINIC) ante la Oficina del Inspector General (OIG) y la Oficina de Derechos y Libertades Civiles (CRCL) en Washington DC.

Los demandantes pidieron en la carta que los niños fueran liberados junto con sus madres para evitar separaciones forzadas, y advirtieron que han visto un aumento en el número de bebés que están siendo retenidos y permanecen bajo la custodia de ICE.

Datos de la queja

El reclamo precisó que “a menudo se ha demostrado una incapacidad” por parte de las autoridades de inmigración “para cumplir con los niveles básicos de atención de menores no ciudadanos bajo custodia”, uno de los principales argumentos que justifican “grandes preocupaciones sobre (el centro) Dilley por esta vulnerabilidad”.

Agregó que “los grupos de defensa (de los derechos de los inmigrantes) han documentado durante mucho tiempo el acceso limitado a atención médica adecuada para las familias en los centros de detención", incluido el del sur de Texas.

“Las inquietudes incluyen demoras prolongadas en la atención médica y la falta de un tratamiento de seguimiento adecuado”, otro de los fallos detectados que activaron las preocupaciones.

Fallos similares también han sido detectados en otros centros no solo familiares, sino de niños y jóvenes, añade.

El día de la presentación de la queja, ICE dijo a Univision Noticias en un correo electrónico que tomaba “muy en serio la salud, la seguridad y el bienestar de las personas a nuestro cuidado” y que la agencia “está comprometida con la custodia, lo que incluye proporcionar acceso a la atención médica adecuada y apropiada”.

Añadió que en los centros de detención “se proporciona atención médica integral a todas las personas bajo custodia” y que “el personal incluye proveedores de atención médica con licencia, proveedores de nivel medio que incluyen un asistente médico y enfermera practicante, un médico, atención dental y acceso a atención de emergencia las 24 horas”.

Así es por dentro el centro de detención de niños indocumentados en Homestead, Florida (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés