null: nullpx
Asilo Político

Gobierno de Biden procesará 250 casos diarios de asilo en la frontera con México

El gobierno de Biden acordó permitir la entrada al país de unas 250 personas diarias para que soliciten asilo, beneficio migratorio restringido durante el gobierno anterior y afectado severamente por la pandemia del covid-19 con la implementación del Título 42.
18 May 2021 – 09:37 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

El gobierno de Joe Biden acordó permitir la entrada al país de unas 250 personas diarias para que soliciten asilo, beneficio migratorio restringido durante el gobierno de Donald Trump y afectado severamente por la pandemia del coronavirus.

La concesión es parte de un acuerdo judicial alcanzado el lunes con la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), que demandó ante una corte federal del Distrito de Columbia la implementación del Título 42 del Código de Estados Unidos, medida implementada el año pasado como parte de los esfuerzos para detener la propagación de la pandemia, pero que al mismo tiempo impidió que miles de personas solicitaran asilo, un recurso legal disponible.

El acuerdo forma parte de las negociaciones para resolver la demanda, dijo Lee Gelernt, abogado de la ACLU citado por The Associated Press. Una vez elaborado y aprobado el protocolo de procedimiento, la nueva política entrará en vigor.

Suspenden vuelos

El grupo de derechos civiles dijo además que el ejecutivo también dejará de trasladar a familias migrantes desde el Rio Grande Valley (Texas) a El Paso, también en Texas, y San Diego (California) en aviones para luego expulsarlas bajo el amparo del Título 42, una oscura ley de 1944 desempolvada por Trump.

La política fue activada el 21 de marzo de 2020 para contener la propagación del covid-19 y también frenar la llegada de inmigrantes que llegan en busca de asilo. Poco más de un año después el gobierno de Biden utiliza la misma herramienta porque la pandemia no se detiene y tampoco el éxodo, miles de personas que abandonan sus países y tratan de llegar a Estados Unidos en busca de asilo.

En cuanto al traslado de inmigrantes por vía aérea para luego ser deportados, el gobierno se ha reservado el derecho a reanudarlos “si considera que las circunstancias los justifican", señala el acuerdo alcanzado el lunes.

El traslado de migrantes se debe a que en ciertos estados fronterizos el gobierno federal no puede llevarlos a cabo debido a órdenes emitidas por tribunales de justicia.

La política de Biden

Tras la toma de posesión el 20 de enero Biden revirtió varias de las políticas migratorias de tolerancia cero implementadas por Trump, entre ellas el Protocolo de protección del Migrante (MPP).

La medida activó el retorno regulado de unos 25,000 casos activos que aguardaban en México sus casos de asilo en Estados Unidos. De ellos, poco más de 10,000 ya han ingresado para continuar sus procesos en territorio estadounidense, dijo a Univision la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en México.

El Título 42, sin embargo, se mantuvo vigente para migrantes mayores de edad solteros y unidades familiares, quienes son expulsados inmediatamente a territorio mexicano, excepto aquellos que no son aceptados por México.

De este grupo, la mayoría son enviados a sus países de origen.

La única excepción a esta política son Menores No Acompañados (UAC), quienes son detenidos por la Patrulla Fronteriza, procesados y luego entregados a la custodia de familiares o del Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS) para que prosigan sus juicios de deportación donde un juez decidirá sus futuros en Estados Unidos.

Criticos de la política de Biden señalan que la vigencia del Título 42, en términos similares a los aplicados por el gobierno anterior, ha negado a miles de inmigrantes el derecho a solicitar asilo, un beneficio activo aprobado por el Congreso.

El nuevo proceso

El acuerdo alcanzado entre la ACLU y el gobierno estipula que será elaborado “un proceso simplificado para asesorar y evaluar las solicitudes de exención presentadas por familias vulnerables en especial y por otros", dijo Gelernt.

Agregó que una vez el mecanismo esté en pleno funcionamiento, se estima que 250 personas vulnerables podrán cruzar a diario para solicitar protección humanitaria a través de un consorcio de organizaciones no gubernamentales.

Los beneficiarios deberán someterse a una prueba de detección del COVID-19 antes de ingresar al país para pedir asilo. “Aunque se espera que estas concesiones salven vidas, no sustituyen a la eliminación del Título 42 y la plena restauración del proceso de asilo", indicó Gelernt.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS), responsable de la seguridad en la frontera y la política migratoria, no respondió de inmediato a una petición de comentarios hecha por AP la noche del lunes.

En abril la Patrulla Fronteriza tuvo a poco más de 173,000 inmigrantes en la frontera con México. La mayoría fueron expulsados bajo el Título 42.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés