null: nullpx

En el debate legal de la SB4 se cuela el fantasma de la ley antiinmigrante SB1070 de Arizona

La batalla legal por la medida recuerda la discusión que causó en 2010 la ley de Arizona, frenada parcialmente en corte con el argumento de que “el estado no debe seguir políticas que socavan la ley federal”.
25 Jun 2017 – 4:14 PM EDT

Cuando este lunes se celebre en una corte de Texas la primera audiencia sobre la SB4, una ley que otorga poderes extraordinarios a las policías para detener a inmigrantes indocumentados, muchos recordarán el temor que generó una medida similar tomada en Arizona en 2010.

La ley SB4, firmada el pasado 7 de mayo por el gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, elimina protecciones locales para los indocumentados y concede a las policías y alguaciles la libertad plena de pedirle papeles a cualquier individuo detenido en cumplimiento de las leyes vigentes en ese estado.

También faculta y garantiza al gobierno federal la cooperación de las diversas agencias del estado y acceso para deportarlos de cualquier ciudad, condado, universidad o cárcel texana.

“La medida no ha entrado en vigor todavía –lo hará el 1 de septiembre– pero ya sembró mucho miedo en la comunidad”, dice Rogelio Núñez, director de Casa Proyecto Libertad en Harlingen. “A pesar de eso, tenemos confianza en que el tribunal le dará la razón a las ciudades que la demandaron y la va a parar. Mientras, causará mucho daño a la población”, advierte.


Arizona ya conoce ese sentimiento. En abril de 2010, la entonces gobernadora Jan Brewer promulgó la polémica ley SB1070 que, entre otras cosas, exigía a los agentes del orden público verificar el estatus migratorio de todo individuo detenido bajo cualquier otra ley vigente, si el agente tenía una duda razonable de que se trataba de un inmigrante indocumentado.

También incluyó otros tres polémicos apartados que en 2012 fueron desestimados por la Corte Suprema: permitía que todo agente del orden público arrestara individuos sin una orden judicial, convertía en delito no portar documentos de identificación y criminalizaba el trabajo no autorizado por el gobierno federal.

La administración del presidente Barack Obama argumentó ante la Corte Suprema que el tema migratorio es competencia del gobierno federal y no de los estados. Los magistrados le dieron la razón: Fallaron que “Arizona puede tener frustraciones entendibles con los problemas que causa la inmigración ilegal (…) pero el estado no debe seguir políticas que socavan la ley federal”.

Precedente jurídico

“Es difícil anticipar cuál será la resolución de la demanda (entablada por varias ciudades y condados y que un juez federal consolidó), pero en mi opinión profesional la ley SB4 de Texas será declarada inconstitucional en base a la decisión rendida en la demanda en contra de la SB1070 de Arizona”, dice Lilia Velásquez, profesora adjunta de la facultad de leyes de la Universidad de California, en San Diego.

Velásquez agregó que el estado de Texas intentó hacer una ley distinta a la de Arizona “para que no fuera rechazada, pero la corte hará un análisis para determinar si la SB4 propone una conducta que va en contra de la decisión ya dictaminada en la SB1070 de Arizona. Esperemos que así sea”.

Un fallo adverso sería “catastrófico”, dice Núñez. “Sin que todavía esté vigente, estamos viendo que en las clínicas de salud la gente no está yendo a sus citas, las embarazadas no van a sus chequeos. Imagínese si entra en vigor”.

“Pero confiamos que las demandas entabladas por (la ciudad de) El Cenizo, Austin, San Antonio, (el condado de) El Paso, entre otras, tengan fuerza en la primera audiencia de este lunes. Creo que, en base a lo poco que hemos visto, es muy probable que el juez la frene”.

Ley “inconstitucional”


Para la abogada Bárbara Hines, profesora retirada de la escuela de leyes de la Universidad de Texas, en Austin, “la SB4 es inconstitucional. Primero, porque el control de migración es un fuero federal" (la ley federal prevalece sobre la ley estatal).

Hines agrega que “la ley de migración es demasiado complicada para que un policía local pueda determinar el estatus migratorio de una persona”. Y señala que la Corte Suprema en el caso de Arizona (SB1070) declaró que un policía estatal no puede prolongar la detención de una persona para investigar su estatus migratorio: "Temo que (la implementación de esta medida) genere 'racial profiling' (uso de perfil racial). Lamentablemente hay una larga historia de racismo contra los latinos en Texas”.

Según Hines, la SB4 “es demasiado amplia y vaga”. Además, explica que “ninguna municipalidad puede adoptar políticas verbales o escritas que interfieran con el control migratorio (federal). Obliga a las autoridades a cumplir con los ‘detainers’, algo que ya ha sido declarado inconstitucional”. Por último, recalca, “la SB4 es más radical que la SB1070 de Arizona, porque su incumplimiento puede obligar a dimitir a un funcionario electo”.

Temen discriminación racial

No solo la amenaza de “renuncias” o castigos a funcionarios que no cumplan la ejecución de la polémica ley preocupa a los abogados. “Esta ley no sólo dará lugar a la discriminación racial, sino que también obliga a la policía, a los alguaciles, priorizar las violaciones de inmigración por sobre los crímenes más serios”, advierte Rebeca Sánchez-Roig, una abogada que durante 15 años ejerció como fiscal de inmigración.

Precisa que “aunque la SB4 no requiere que las autoridades policíacas investiguen el estatus migratorio de una persona, impone penalidades a los jefes y/o supervisores que impidan que sus agentes pregunten sobre el estatus migratorio, cláusula que tiene horrorizadas a las organizaciones que luchan por los derechos de los inmigrantes”.

“Ya le dije, ahora hay mucho miedo en Texas. Imagínese si entra en vigor”, dice Núñez. “Si ya la policía está entregando a los inmigrantes a la Patrulla Fronteriza por pequeñas faltas de tránsito, nos inquieta que si la SB4 entra en vigor no perdonarán a nadie”.

Sánchez-Roig precisó que, si bien leyes como la SB4 no tienen éxito en los tribunales de justicia, de todas maneras “los estados continuarán legislando este tipo de medidas como una manera de apaciguar a sus votantes basados solo en discriminación contra los extranjeros, principalmente los hispanos”.

En fotos: Los 20 protagonistas de la lucha a favor y en contra de la Ley SB4 de Texas contra las ciudades santuario

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés