null: nullpx
Muertes

El jefe de inmigración culpa al padre salvadoreño ahogado en el río Grande por su muerte y la de su hija

En declaraciones a la cadena CNN, Ken Cuccinelli aseguró que si suceden tragedias como la muerte de Óscar Martínez y su hija es porque el padre "no quiso esperar a seguir el proceso de asilo como está establecido y cruzó el río". Según el relato de su viuda, la familia se desesperó al ver que en la garita fronteriza de Matamoros había una espera de meses para solicitar protección.
28 Jun 2019 – 8:44 AM EDT

La imagen del padre y la niña salvadoreña ahogados en el Río Grande ha conmocionado al mundo, pero no ha parecido impresionar al director interino de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS), Ken Cuccinelli, que en una entrevista con la cadena CNN culpó a Óscar Martínez de su propia muerte y la de su hija Valeria.

Al ser preguntado por la periodista Erin Burnett si le preocupaba que esa imagen se convirtiera en emblema de las políticas de inmigración del presidente Donald Trump, Cuccinelli, un duro en inmigración que está al frente de USCIS desde principios de mes, respondió: "No, todo lo contrario".

"La razón por la que suceden tragedias como esa en nuestra frontera es porque esas personas, ese padre no quiso esperar a seguir el proceso de asilo como está establecido y cruzó el río", afirmó. "Y no solo murió él sino que trágicamente también falleció su hija".

El director interino de USCIS aseguró después que si no se solucionan las "atracciones" del sistema de asilo estadounidense, personas como Óscar Martínez y su hija continuarán haciendo el peligroso viaje para llegar a Estados Unidos.

La foto de los cuerpos de Martínez y su hija de menos de dos años abrazados a la orilla del río Grande tras morir ahogados cuando trataban de acceder a Estados Unidos mostró con crudeza las implicaciones de la crisis en la frontera sur por la llegada de miles de familias centroamericanas que huyen de la pobreza y violencia de sus países y buscan protección en Estados Unidos.


La imagen recorrió el mundo y en Estados Unidos sacudió el debate migratorio, llegó hasta el Congreso y al primer debate de los aspirantes demócratas a la candidatura de su partido para las elecciones de 2020.

Por desesperación

Según la viuda de Óscar Martínez, Tania Vanessa Ávalos, junto con su esposo y su hija de casi dos años querían llegar a Estados Unidos a pedir asilo.

La familia llevaba un par de meses en el sur de México y, cuando llegaron a la ciudad fronteriza de Matamoros, al ver que había una lista de espera de meses para pedir asilo en EEUU, se desesperaron y decidieron cruzar a nado el río que separa Tamaulipas de Brownsville, en Texas. Según su relato, Óscar Martínez falleció cuando intentó rescatar a su hija Valeria que se había metido en el río mientras el padre ayudaba a la madre a cruzarlo.

Desde hace meses, en los puentes internacionales entre México y EEUU se han formado filas con decenas de miles de personas esperando a solicitar protección. Según los últimos datos que dio el gobierno mexicano a principios de junio, eran más de 18,000 personas las que esperaban a que el gobierno estadounidense los atienda para iniciar el proceso de asilo.

Eso ha generado campamentos improvisados en algunos puntos de la frontera donde muchas familias de migrantes duermen a la intemperie o en tiendas de campaña, ya que los refugios están sobrepasados. En algunas zonas, hay migrantes que han denunciado agresiones de pandillas o que han tenido que pagar sobornos para llegar al frente de la fila.

En el caso del padre y la hija salvadoreños, sus familiares le contaron a los medios locales que, tras estar dos meses en un albergue en el estado de Chiapas, decidieron avanzar al norte para pedir asilo en EEUU, pero cuando llegaron a Matamoros y vieron las largas listas de espera se desesperaron por cruzar y decidieron intentarlo por el río.

Cuando el dolor de los niños conmueve al mundo: 10 fotografías que desnudaron el sufrimiento de los más pequeños

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés