null: nullpx

De “inaceptable” califican el plazo de hasta dos años para reunificar a todas las familias separadas en la frontera

Los abogados de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) entregaron un documento a la corte federal de San Diego, California, en el que incluyeron un plan para ubicar y reunificar a los afectados en menos tiempo de lo que pide el gobierno.
13 Abr 2019 – 11:45 AM EDT

Una semana después de que el gobierno de Donald Trump pidió hasta dos años de plazo para identificar a la totalidad de familias separadas forzosamente en la frontera, los abogados de los afectados dijeron el viernes que es “inaceptable” el tiempo contemplado por las autoridades federales de inmigración para llevar a cabo una tarea que, en junio del año pasad, un juez federal ordenó hacerlo en un plazo de 30 días.

Los abogados de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) entregaron un documento a la corte federal de San Diego, California, en el que incluyeron un plan para ubicar y reunificar a los afectados en menos tiempo de lo que pide el gobierno, según reportes de la agencia EFE.

El viernes de la semana pasada el Departamento de Justicia informó al tribunal, presidido por el juez Dana Sabraw, que le tomará entre uno y dos años localizar a miles de niños que fueron separados de sus progenitores en la frontera con México antes de que el tribunal detuviera esa política.

La identificación y revisión de los casos se haría manualmente, dijo la semana pasada en diario The New York Times. Pero de acuerdo con los nuevos documentos el gobierno contrataría personal a tiempo completo para proceder con las revisiones.


Las separaciones forzadas

Oficialmente las separaciones forzadas de familias se llevaron a cabo en el marco de la política migratoria de 'tolerancia cero' de Trump, entre el 5 de mayo y el 26 de junio de 2017. Afectó a un total de 2,654 familias.

En enero de este año, sin embargo, un documento redactado por la Oficina del Inspector General (OIG) del HHS, puso en duda la cifra total de menores y familias afectadas por la política de 'tolerancia cero' del gobierno de Trump en la frontera.

Según la investigación, el número de menores separados forzosamente es mucho mayor del reconocido: el informe habla de miles, aunque no da un dato preciso.

En marzo la entonces secretaria del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Kirstjen Nielsen, reconoció ante un panel de la Cámara de Representantes que las separaciones comenzaron varios meses antes de las fechas oficiales para ensayar la política.


¿Desde cuándo?

En los documentos enviados la semana pasada, el gobierno menciona que las separaciones forzadas se llevaron a cabo desde el mes de julio de 2017, unos 10 meses antes de la fecha mencionada posteriormente por el DHS.

El 26 de junio de 2018 el juez Sabraw, en respuesta a una demanda entablada por ACLU, ordenó al gobierno de Trump que detuviera la política de separaciones y reunificara en un plazo de hasta 30 días a las familias afectadas. El DHS aseguró que sólo se trataban de 2,654.

Pero en fechas posteriores al fallo los números han ido creciendo. El gobierno federal ha reunificado con sus padres a 2,759 de los 2,814 menores que conforman el primer grupo identificado como parte de la demanda entablada por los abogados de ACLU.

Sin embargo, de acuerdo con reportes entregados el viernes al tribunal, el Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS) alista una base de datos que involucra a unos 47,000 niños que estaban bajo su cuidado y fueron liberados entre el 1 de julio de 2017 y el 25 de junio de 2018.

Para separar forzosamente a las familias, el Departamento de Justicia presentó a los padres cargos criminales por entrada ilegal al país por zonas no autorizadas, siendo que se trataba de migrantes en busca de asilo.

La ley permite al gobierno tomar la custodia del menos mientras el padre enfrenta el proceso criminal. Pero las autoridades no contemplaron cómo reunificar a los padres una vez finalizaron sus procesos y en muchos casos los deportaron solos a sus países de origen.

El Southern Poverty Law Center dijo en su cuenta de Twitter que "cada mes rastreamos el odio de la Casa Blanca" y que "el mes pasado contamos 20 incidentes, incluido al presidente Trump burlándose de los solicitantes de asilo y a la (entonces) secretaria del DHS, Kirstjen Nielsen, defendiendo la separación familiar".


La demanda

Documentos de la demanda presentada por los abogados de ACLU revelan que el gobierno formuló cargos criminales no solo a padres que entraron al país por zonas no autorizadas, sino que también llevó a cabo separaciones forzosas de menores que junto a sus padres entraron por garitas y pasos autorizados.

El juez Sabraw dijo en un escrito fechado el 8 de marzo que el tribunal “otorgó las mociones de los demandantes para la certificación de clase y para un interdicto preliminar” y ordenó la reunificación de los niños bajo custodia de ORR (Oficinas de Reasentamiento de Refugiados, dependiente del HHS) con sus padres” en un plazo de 30 días.



En el documento el juez cita el informe de enero del Inspector General del HHS, donde se revela que los departamentos de Justicia y Seguridad Nacional comenzaron a separar familias al menos 10 meses antes de la fecha reconocida posteriormente por el gobierno.

La demanda de acción de clase, además, ahora cubre:


  • A todos los padres adultos que ingresan a los Estados Unidos en o entre los puertos autorizados después del 1 de julio de 2017 (posterior a la orden de frenar las separaciones forzadas y ordenar las primeras reunificaciones), ya sea que fueron o serán detenidos; y
  • A todos los padres cuyos hijos estén bajo custodia de ORR (Oficina de Reasentamiento de Refugiados, dependiente del HHS), en cuidado de crianza del ORR o en custodia de DHS sin una determinación que el padre no es apto o presenta un peligro para el niño.

El legado de Nielsen

Tras la renuncia de Nielsen como secretaria del DHS, concretada el miércoles, la ACLU dijo que la exsecretaria del DHS desempeñó el cargo “durante un capítulo triste y vergonzoso en la historia de la agencia”.

“Nielsen supervisó las graves violaciones de los derechos y las libertades civiles que se convertirán en uno de los peores fracasos de la caótica presidencia de Trump”.

"Desde la crisis de las separaciones familiares forzosas en la frontera que ella creó hasta la restricción de los derechos de los inmigrantes para buscar asilo, los incansables pero inútiles esfuerzos por construir el muro fronterizo de Trump y muchas otras acciones notorias, Nielsen permitió que el DHS fuera clave” en el desarrollo “de la agenda de miedo, inconstitucional y antiinmigrante de Trump en lugar de proteger a los estadounidenses”.

El grupo de derechos civiles agregó que el secretario interino nominado por Trump, Kevin McAleenan, quien se desempeñaba como Comisionado de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP), “no proporciona ninguna” debido a que se gtrata de otro funcionario que “ha sido clave en la implementación de las políticas desmedidas de Trump y Nielse, y quien además ha supervisado innumerables abusos de la Patrulla Fronteriza”.

“El Congreso debe garantizar que el próximo líder de Seguridad Nacional respete el estado de derecho y devuelva a la agencia a su verdadera misión", agregó la ACLU.

Trump ha dicho en reiteradas ocasiones que las separaciones familiares en la frontera permiten contener las oleadas de migrantes, la mayoría de ellos centroamericanos. Y que si no se llevan a cabo, “mucha más gente" llegará al país”.

En diciembre, seis meses después de la orden de Sabraw para frenar las separaciones forzosas, el mandatario aplaudió su política y aseguró que era mejor que la implementada por su antecesor Barack Obama y los demócratas.

“La política demócrata de separación de niños en la frontera durante la administración de Obama fue mucho peor que la forma en que lo manejamos ahora. Recuerde la foto de 2014 de los niños en jaulas: los años de Obama. Sin embargo, si no se separa, vendrán más personas. ¡Los contrabandistas usan a los niños!”, dijo.



La política no escrita de separar familias en la frontera con México volvió a ser tema esta semana luego de que tres funcionarios de la Casa Blanca citados por la cadena NBC y el diario The New York Times, dijeran que Trump ha pedido durante meses restablecer las separaciones. La diferencia está en que en 2018 las separaciones fueron forzadas y esta vez el plan apunta a que serán los padres quienes deberían elegir entre dos caminos en la búsqueda de asilo: solos o junto a sus hijos.

Aguantar o volver: las condiciones infrahumanas que soportan los migrantes en el refugio colapsado de Tijuana (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés