null: nullpx

Cuando los chinos se disfrazaban de mexicanos para cruzar la frontera de EEUU

Los esfuerzos originales para detener la inmigración en la frontera con México se emprendieron para parar a los chinos, la primera nacionalidad blanco de las políticas antiinmigrantes de Estados Unidos.
1 Sep 2017 – 3:26 PM EDT

Los esfuerzos para detener la inmigración ilegal en la frontera no siempre estuvieron concentrados en los inmigrantes latinos procedentes de México y los países centroamericanos. Hubo un tiempo en que fueron los chinos quienes experimentaron la persecución migratoria. Tanto es así, que llegaron a disfrazarse de mexicanos para aumentar sus posiblidades de cruzar a Estados Unidos desde México.

Sucedió a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. El sentimiento contra los chinos, el "peligro amarillo" al que se acusaba de arrebatar los puestos trabajo a los estadounidenses en un contexto de alto desempleo, cristalizó en 1882 en la llamada ley de exclusión china. Esta norma, la primera medida significativa que restringía la entrada a un grupo de inmigrantes por razón de etnia, prohibía la entrada a los chinos durante un periodo de 10 años.

Los chinos, por su parte, respondieron convirtiéndose en los "pioneros" en cruzar la frontera de forma irregular, desde México y Canadá, según explica la profesora de historia de la Universidad de Texas Madeline Hsu. Una de las estrategias que emplearon fue aprovechar su fisionomía para hacerse pasar por mexicanos. En ocasiones se ponían un poncho y un sombrero bajo el cual escondían su coleta. También aprendieron a hablar un poco de español para pasar inadvertidos.

Una de las razones por las que esta maniobra resultó exitosa es que en aquella época la frontera sur se encontraba desguarnecida. Las autoridades no empezaron a destinar más recursos a las estaciones policiales en la frontera como la de El Paso hasta que no se percataron de la entrada de chinos por México.

Hsu dice que este es solo un ejemplo más de cómo muchas de las herramientas contemporáneas para el control de la inmigración nacieron con los intentos de detener el flujo de chinos a Estados Unidos.

Por ejemplo, la idea de deportar a los individuos que entraran de forma irregular en territorio estadounidense comenzó en esta misma época. En 1892, cuando la ley de exclusión china se renovó por un periodo adicional de diez años gracias a la Geary Act, se empezó a obligar a los residentes legales chinos (únicamente a los chinos) a llevar un certificado de residencia, que Hsu llama un "precursor de las green cards".

"Cazadores de chinos", la Patrulla Fronteriza de hace un siglo

Aunque la Patrulla Fronteriza no existía entonces (se fundó más tarde, en 1924), sí había unos proto oficiales de inmigración a los que se conocía como "cazadores de chinos".

"Siempre que encuentro a un chino puedo decir si lo he visto antes o no, y si es así, dónde... Es muy fácil detectar a un recién llegado, un chino que ha entrado ilegalmente en el país. Su caminar, sus gestos, sus maneras... todo hace que sea tan fácil distinguirlos como lo es diferenciar a un blanco de un negro", se jactaba uno de ellos de su buen ojo para reconocer a los recién llegados en El Paso Herald.

En aquel entonces, tanto la frontera física que hoy existe como el muro adicional que Donald Trump quiere construir entre ambos países eran ideas todavía lejanas. Sin embargo, también la noción de una barrera surgió también en esa época y como reacción a la inmigración china. Un editorial de El Paso Herald Post de 1904 pedía una verja física: "Si esta inmigración china a México continúa, será necesario abrir una valla de alambre a lo largo de nuestro lado del Río Bravo".

En fotos: La vida entre dos muros, la franja que solo habita la Patrulla Fronteriza en California

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Inmigración

Más contenido de tu interés