null: nullpx
Inmigrantes indocumentados

Cambio de tendencia: los mexicanos superan a los centroamericanos en el cruce de la frontera

Los arrestos en la frontera sur siguen disminuyendo en lo que va de año fiscal. Sin embargo, el número de adultos mexicanos que tomaron en custodia incrementó 32% en relación con enero del año anterior y esos migrantes ya superan a los centroamericanos que en los últimos años estaban a la cabeza de las aprehensiones realizadas por la Patrulla Fronteriza.
13 Feb 2020 – 11:20 AM EST

La cifra de arrestos en la frontera sur de Estados Unidos mantuvo en enero la misma tendencia de los últimos ocho meses: volvió a descender. A ese mismo paso cayó el número de centroamericanos detenidos, pero los mexicanos siguen superando en número al total de salvadoreños, guatemaltecos y hondureños que han sido frenados en su intento por llegar a Estados Unidos.

El comisionado en funciones de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), Mark Morgan, informó el martes de 36,679 detenciones en enero, casi 10% menos que el mes anterior. Sin embargo, dijo, el número de adultos mexicanos que tomaron en custodia se incrementó 32% en relación con el mismo mes del año anterior.

Hace ocho meses —cuando la frontera vivió la mayor ola migratoria de familias centroamericanas de su historia— aproximadamente 61% de los migrantes que fueron hallados en la frontera sur eran centroamericanos, precisó Morgan. "Ahora (...) el mismo porcentaje, cerca de 61%, son mexicanos", agregó.

Del año fiscal 2020 (que empezó en octubre) apenas corre el cuarto mes. Y al menos hasta enero, las estadísticas confirman que los mexicanos detenidos por CBP siguen siendo unos miles más que aquellos que huyeron de países del Triángulo Norte. La mayor brecha entre estas cifras se ve en las detenciones de adultos que cruzaron la frontera solos: entre todos los centroamericanos sumaron 21,852 personas hasta enero; los mexicanos fueron más del doble, sumaron 54,875 personas. Se trata de una tendencia que se está viendo en la frontera sur desde agosto de 2019 y que, desde entonces, ha encendido las alarmas de Estados Unidos, que teme la formación de una nueva crisis migratoria.


Morgan atribuyó el aumento de mexicanos cruzando a que los coyotes han descubierto "nuevas tácticas" y otras poblaciones que también son vulnerables. También al endurecimiento de las políticas migratorias del gobierno de Trump con programas como los Protocolos de Protección de Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés). Con él han logrado retornar a más de 50,000 personas —en su mayoría centroamericanos— que llegaron a la frontera de Estados Unidos con la idea de solicitar asilo, pero fueron devueltos a México a esperar la resolución de sus casos.

"Si te encontramos, si estás ilegalmente en este país, no se te permitirá la entrada a Estados Unidos. Pronto serás devuelto y deportado", amenazó, y restó crédito a los reportes de organizaciones no gubernamentales que aseguran que esos regresados a México han sido criminalizados y regresados a México, donde son víctimas de secuestros, violaciones sexuales, extorsiones y robos.

En los últimos meses, el panorama para los centroamericanos se complicó aún más. En su intento por desalentar aún más la migración centroamericana, Trump firmó pactos con países como Guatemala, Honduras y El Salvador para que se convirtieran en tercer país seguro. Y aunque muchos huyeron de la violencia y la pobreza en esos países, ahora comenzaron a ser regresados a la fuerza a otras naciones centroamericanas distintas a las suyas a esperar que sean esos gobiernos quienes les garanticen una protección que ni siquiera pueden dar a sus propios ciudadanos.

El ritmo de la frontera

Una estimación del Pew Research Center calcula que —a diferencia de otros años, como 2013 y 2015— en el año fiscal 2019 los no mexicanos sumaron 80% de los arrestos en la frontera sur, siendo además el cuarto año consecutivo en que superaban a los mexicanos. En ese periodo, asegura el centro de investigaciones, de esos 685,050 no mexicanos arrestados, 71% eran migrantes provenientes de Centroamérica: en su mayoría, guatemaltecos (264,168), seguidos por hondureños (253,458) y salvadoreños (89,811).

Esos números se vieron así a pesar de que la población combinada de los tres países (32.6 millones de personas aproximadamente) representaba apenas un cuarto de los 129 millones de personas que viven México.

2019 ya había significado un cambio frente a la tendencia de años como el 2000, por ejemplo, cuando 98% de las aprehensiones en la frontera sur eran de mexicanos.


Ve también:

En fotos: un recorrido por el segundo sector de la frontera por donde cruzan más centroamericanos

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.