null: nullpx
Custodia de menores

Biden pide habilitar al 100% los centros de detención para menores no acompañados que llegan a la frontera

El gobierno argumenta que dio el paso dado el creciente número de menores no acompañados que llegan a la frontera, según un memo al que tuvo acceso CNN. Ocurre a días de que informaran que para prevenir más contagios por covid-19 reabrirían centros de detención que habían sido cerrados durante el gobierno de Trump.
5 Mar 2021 – 05:20 PM EST
Comparte
Cargando Video...

El gobierno de Joe Biden pidió a los centros de detención para niños migrantes que habilitaran al 100% sus camas como consecuencia de "circunstancias extraordinarias" por el creciente número de menores no acompañados que están llegando a la frontera, según un memo al que tuvo acceso el canal de noticias CNN.

"Basados en la guía de los CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades), la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR) ha notificado a sus centros de que temporalmente deben reactivarse a su máxima capacidad", se lee en el documento. ORR es la agencia federal encargada por el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) para encargarse de la custodia y cuidado de los niños migrantes mientras están en esos espacios.


La medida se conoce apenas dos semanas después de que anunciaran la reapertura de una instalación en Carrizo Springs, Texas, que había sido inaugurada durante el gobierno de Donald Trump, pero que operó apenas por un mes tras los reclamos de las organizaciones de derechos humanos, abogados y la propia comunidad. En esa ocasión, HHS defendió la decisión al explicar que la tomaban por el pico de niños solos que estaba llegando a la frontera en plena pandemia. Argumentaban que al aumentar la cantidad de camas disponibles, podrían mantener las medidas de mitigación y así evitar la propagación del coronavirus.

"Reconocemos el reto que representa tener a esos niños no acompañados cruzando la frontera y ciertamente nos estamos preparando para eso y para afrontarlo", dijo este viernes la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

Solo en enero, CBP interceptó en la frontera el número más alto de menores no acompañados en este año fiscal: 5,707. La cifra es 18% mayor a la que se reportó en octubre, cuando la frontera continuaba cerrada por la pandemia de covid-19 y no se habían celebrado las elecciones presidenciales.

Este jueves se conoció que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) se prepara además para convertir los centros de detención de migrantes en el sur de Texas en centros de procesamiento expedito. Esto con el fin de mantenerse apegados a los mandatos judiciales y legales que regulan la detención de menores no acompañados y unidades familiares. Según un memo al que tuvo acceso el diario The Washington Post, la estrategia es convertir los actuales centros de detención en lugares al estilo de Ellis Island, en Nueva York, donde se procesarán a padres e hijos migrantes para liberarlos en Estados Unidos en un tiempo no mayor de 72 horas.

Los plazos para la detención, procesamiento y liberación de menores y/o familias se encuentran establecidos en el Acuerdo Judicial Flores, de 1997, y la Ley de Prevención sobre Tráfico Humano, de 2008. En el gobierno de Trump ambos fueron desplazados por la política de ‘tolerancia cero’.

El Acuerdo Judicial Flores estipula que el gobierno debe respetar los derechos de los niños migrantes al informarles de sus derechos, brindarles atención y cuidados, así como permitirles el acceso al debido proceso migratorio. Además, define que los menores y las familias no pueden estar más de 72 horas en manos de la Patrulla Fronteriza y no pueden pasar más de 20 días en custodia de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) o del HHS.

En la actualidad hay un aproximado de 7,700 menores no acompañados en custodia de HHS, que tiene una capacidad instalada de unas 13,000 camas. Las cifras de menores llegando a la frontera no se estima que pueda disminuir. Tras su llegada a la Casa Blanca, el viraje de gobierno y la reversión de medidas tomadas por Trump alentaron el viaje de más inmigrantes. Esto a pesar de que el gobierno había reiterado que la frontera estaba cerrada y que la capacidad de procesamiento estaba mermada por el daño en la infraestructura para el procesamiento de nuevos casos.

Con este panorama, CNN cita un documento de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) que cataloga la situación de "extraordinaria" y pide a los espacios de detención de niños que se preparen para hacer frente al covid-19: "No hay un escenario en el que haya 0% de riesgo", dicen.

Según el memo al que se refiere el canal, el gobierno de Biden asegura que llevar los refugios de menores hasta su máxima capacidad permitirá reducir el tiempo de estadía en las instalaciones de la Patrulla Fronteriza, "donde también están expuestos al covid-19 (...) Sobrepasar la capacidad en las estaciones de la frontera plantea un riesgo mayor de infección para los niños que tenerlos en los sitios de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados, que pueden operar en toda su capacidad tomando medidas completas para la mitigación del covid-19".

Entre esas medidas se contempla el uso de mascarillas, el distanciamiento social, la limpieza y desinfección de espacios y la vacunación de los mayores de 16 años.

Ve también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés