null: nullpx
Asilo Político

Mayorkas pide a cubanos y haitianos que no se lancen al mar en busca de asilo en EEUU

El secretario del Departamento de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, advierte a los ciudadanos de ambos países del Caribe, sumidos en agritación y protestas sociales, que no intenten ingresar al país en busca de asilo porque serán detenidos y devueltos a sus países por la Guardia Costera.
14 Jul 2021 – 10:57 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Estados Unidos informó que está monitoreando de cerca las situaciones en Cuba y Haití y evalúa la posibilidad de un cambio en los escenarios migratorios derivados de las agitaciones sociales en ambos países del Caribe.

El martes, el secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Alejandro Mayorkas, dijo que estaba “monitoreando de cerca las condiciones sobre el terreno en Haití y Cuba”, al tiempo que lanzó una advertencia a ciudadanos cubanos y haitianos de que no se lancen al mar “intentando ingresar ilegalmente” a Estados Unidos.

“El gobierno y DHS están comprometidos a apoyar al pueblo haitiano”, agregó y dijo que que ese ministerio había enviado recientemente “a tres funcionarios como parte de una delegación interinstitucional a Haití en respuesta a la solicitud del gobierno de esa nación de asistencia en materia de seguridad e investigación”.

La semana pasada un comando de mercenarios asesinó en su residencia al presidente Jovenel Moise e hiriendo gravemente a su esposa. El magnicidio hundió al país en una grave crisis institucional.

“Estamos comprometidos a apoyar al gobierno haitiano en su búsqueda de justicia en este caso y afirmamos el apoyo de Estados Unidos al pueblo de Haití”, puntualizó Mayorkas.

Estallido social en Cuba

El jefe de la seguridad nacional de Estados Unidos dijo además que “también nos solidarizamos con el pueblo cubano y su llamado a liberarse de la represión y el sufrimiento económico que está causando el régimen autoritario” de la isla.

El domingo, en varias ciudades de Cuba estallaron protestas donde cientos de ciudadanos salieron a las calles a exigir libertad y cuestionar la respuesta del gobierno a la pandemia y el abastecimiento.

La revuelta social generó muestras de apoyo a nivel mundial mientras el gobierno de La Habana lanzó a la policía y el ejército para reprimir a los manifestantes. Hasta ahora las protestas han dejado un saldo oficial de un muerto y centenares de detenidos.

“El DHS está trabajando con nuestros socios para apoyar al pueblo haitiano y cubano”, precisó Mayorkas.

Temen éxodo

El funcionario dijo además que “la Guardia Costera, junto con nuestros socios estatales, locales y federales, están monitoreando cualquier actividad que pueda indicar un aumento en la migración marítima insegura e irregular en el estrecho de Florida, incluidas las salidas de embarcaciones no autorizadas de Florida hacia Cuba”.

“Nunca es el momento adecuado para intentar la migración por mar. Para aquellos que arriesgan sus vidas haciéndolo, no vale la pena correr este riesgo. Permíteme ser claro: si te lanzas al mar, no vendrás a Estados Unidos”, apuntó.

Mayorkas informó además que el Grupo de Trabajo de Seguridad Nacional del Sureste, encabezado por el comandante del Séptimo Distrito de la Guardia Costera, “es responsable de la respuesta del DHS a la migración marítima”. Y que este grupo de trabajo “ha estado en funcionamiento durante más de 18 años y existe para prevenir y responder a la migración marítima en el Caribe”.

Sin cambios hasta ahora

De acuerdo con los datos proporcionados el martes por Mayorkas, las operaciones marítimas “en el sureste permanecen sin cambios y continuaremos interceptando a los migrantes que intentan ingresar a Estados Unidos de manera irregular”.

“La Guardia Costera mantiene una presencia continua en el estrecho de Florida y el Mar Caribe, particularmente alrededor de Puerto Rico y nuestros accesos marítimos, patrullando con activos militares aéreos y marítimos”, indicó.

Dijo además que “a ningún migrante interceptado en el mar, independientemente de su nacionalidad, no se le permitirá ingresar a Estados Unidos. Los migrantes que intentan ingresar a los Estados Unidos por mar ponen sus vidas en un riesgo increíble. Las aguas del estrecho de Florida en el Caribe son peligrosas, especialmente ahora que hemos entrado en la temporada de huracanes. La gente morirá”, advirtió.

“El tránsito es peligroso e implacable. Hemos visto 20 vidas perdidas en las últimas semanas, como resultado de estos peligrosos viajes. Además, la amenaza de enfermedades graves al abordar embarcaciones en condiciones insatisfactorias es mayor en este momento, durante una pandemia”, precisó.

La última amenaza

En octubre de 2014, durante el gobierno Obama-Biden, el DHS tomó acciones para prevenir un éxodo de inmigrantes cubamos tras una escalada de las cifras de balseros que arriesgan su vida para llegar a Estados Unidos.

En la década anterior el número de balseros cubanos hacia Estados Unidos aumentó 75% entre 2013 y 2014, de 2,129 a 3,722, según estimados de la Guardia Costera. Desde 2008 no se registraban números tan altos.

En ese entonces pisar tierra era clave ya que, según las leyes estadounidenses, los cubanos que lo hacían podían radicarse. Los capturados en el mar eran repatriados. Esta política fue conocida como "pies secos/pies mojados" y era repudiada por La Habana que alegaba que alentaba las salidas ilegales.

Pero en enero de 2017, poco antes de abandonar la Casa Blanca, Obama canceló esta política que, concedía a los cubanos la protección automática por parte del gobierno federal.

A pesar del aumento de la migración de 2014, las cifras estuvieron lejos de los niveles de la crisis de los balseros, cuando en 1994 salieron 37,000 cubanos, o el éxodo de Mariel en 1980, que vio a 125,000 personas abandonar la isla.

Critican a Mayorkas

Tras la advertencia lanzada por Mayorkas a ciudadanos cubanos y haitianos, Amnistía Internacional criticó el anuncio y le recordó al gobierno el compromiso del país con los derechos humanos de las personas que buscan asilo.

“Los comentarios del secretario Mayorkas se producen a pesar de que tanto cubanos como haitianos enfrentan graves crisis económicas, políticas y de salud pública en sus países”, indicó la organización.

“Este vergonzoso mensaje del gobierno de deslocalizar sus responsabilidades de protección a los refugiados es un alejamiento horrible del compromiso prometido por la administración con los derechos humanos y la justicia racial”, dijo Denise Bell, investigadora de derechos de refugiados y migrantes de Amnistía Internacional.

“En un momento de crisis aguda en Haití y Cuba, Estados Unidos debería defender plenamente el derecho a buscar asilo, no restringir el acceso en función de cómo llegan las personas, procesarlas en el extranjero y luego reasentarlas en un tercer país”, agregó.

Bell dijo además que “en el 70º aniversario de la Convención sobre los Refugiados, nada menos, deberíamos conmemorar y no desdeñar nuestras obligaciones en materia de derechos humanos”.

Qué dice la embajada

La embajada de Estados Unidos en La Habana publicó un anuncio en su cuenta de la red social Twitter advirtiendo los peligros a que se enfrentar los inmigrantes que buscan huir de la isla en balsas o embarcaciones frágiles.

“Mensaje de la Guardia Costera de los Estados Unidos: El tránsito por el estrecho de la Florida es peligroso e implacable. Por favor, no te enfrentes al mar”, se lee en el texto.


El mensaje agrega una nota firmada por el almirante Eric C. Jones, comandante del Séptimo Distrito de la Guardia Costera, en el que señala que “como organización humanitaria con la misión de proteger vidas en el mar, compartimos el mismo mensaje de muchos lideres estadounidenses, apoyamos al pueblo cubano mientras ejercen sus derechos fundamentales a la libertad de expresión y
reunión, pero también recordamos a cualquier persona o grupo de personas que están considerando participar en un viaje ilegal, que no salgan al mar de esa forma”.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés