null: nullpx
Incidentes de Odio

En la mente del que odia: por qué se cometen crímenes racistas

Desde las elecciones, Univision Noticias ha recibido cerca de 200 denuncias a través de Documenting Hate (el reporte del odio), un proyecto que busca entender mejor este fenómeno. Estas son algunas teorías de académicos, expertos, agresores y víctimas sobre los comportamientos que hay detrás de un incidente de odio.
16 Ago 2017 – 11:38 AM EDT

El viernes 11 de agosto, James Alex Fields Jr. le escribió un mensaje a su mamá para avisarle que le dejaría a su gato porque el sábado iría a una marcha en Charlottesville, Virginia. 24 horas después, el joven de 20 años que simpatizaba con ideales extremistas desde la secundaria, atropelló a 20 personas dejando a una mujer muerta.

Desde el momento que se conoció su identidad y las declaraciones de su exprofesor de historia, muchas personas han cuestionado los motivos de Fields para cometer el ataque: ¿Se trató de un impulso alimentado por la cancelación de una marcha o era algo planeado bajo una ideología sustentada en el nazismo?

Según el autor de múltiples ensayos sobre los crímenes de odio y profesor de Psicología en la Universidad de Pennsylvannia, Clark McCauley, si las autoridades llegaran a declarar el ataque de Fields como un crimen de odio, este no habría sido producto de un impulso repentino.

Al contrario, implicaría cuatro factores premeditados donde pensamientos de venganza, defensa, ideológicos y emocionales pasaron por la cabeza del sujeto mucho antes de cometer el acto de violencia.

Además, McCauley comentó que si bien el Internet no influye en las personas para cometer un crimen de odio, una plataforma digital sí permite el anonimato y la masificación del contenido de odio que, finalmente, son factores que producen un gran daño en las víctimas.

Un orden jerárquico amenazado...

El odio expresado como racismo no es nuevo en Estados Unidos. Para Clark McCauley, el racismo ha sido interpretado por las personas que lo cometen como un tipo de defensa, ¿por qué?: "Los racistas creen que están protegiendo a su comunidad de los invasores", dijo.

La idea de una división científica y biológica de las personas en ' razas' tiene sus raíces en la mitad del siglo XIX.

Esta distinción, luego estudiada como jerarquía social, surgió para justificar las intervenciones coloniales, aliada a la clase obrera blanca con los grupos dominantes (y contra sus aliados naturales, las clases obreras negras o asiáticas).

Los blancos postularon una jerarquía racista donde ciertas personas trabajaban y otras pensaban, y el odio surgió cuando la gente violó esa jerarquía, cuando los negros rompieron esta división al no querer ser esclavos.


En Estados Unidos, después de la Guerra Civil, el odio surgió principalmente entre la clase obrera blanca (las personas que estaban en el extremo inferior de la escala económica y se aferraban a la raza para distinguirse de los antiguos esclavos).

A medida que los afroamericanos comenzaron a ascender en el mundo, algunos blancos del sur (y los norteños) se resintieron de este movimiento y el odio surgió como un medio para ajustar el "orden correcto de las cosas".

Para Andrew Alan Johnson, profesor de la Universidad de Princeton, los crímenes de odio se cometen porque las personas se cuestionan las formas de cómo debe estar ordenado el mundo.

"¿Crees que mereces algo mejor que tus vecinos minoritarios? Entonces, ¿los ves obteniendo promociones? El odio surge. ¿Crees que las mujeres deben permanecer en la casa? Luego ves a una candidata para la presidencia? El odio surge", dijo Johnson.

Por eso las personas que cometen crímenes de odio por un tema cultural se ven a sí mismos como 'defensores' de su territorio, su vecindario, su lugar de trabajo, su religión, su idioma o su país.

Este tipo de agresiones apuntan a víctimas específicas y justifican sus crímenes como necesarios para mantener la jerarquía. El odio surge por eventos particulares como el de un cliente de Wal-Mart que fue a recoger unas gafas y lo atendió una mujer negra en silla de ruedas. De inmediato el sujeto le dijo: " Es una extranjera, viene aquí, se pone enferma, gorda y obesa, no puede hacer nada, no puede trabajar", dice. " Los extranjeros viven de los buenos trabajadores blancos".

Johnson le dijo a Univision Noticias que el odio es la reacción contra una jerarquía que se está rompiendo. Por lo tanto, puede provenir de cualquier miembro de la jerarquía (siempre y cuando esa persona apoye la jerarquía), porque es la jerarquía en sí misma, no el individuo, de la cual proviene.

El miedo a desaparecer...

¿Ofender por un objetivo? McCauley cree que este tipo de violencia es cometida por personas que se consideran "cruzados", a menudo por una causa racial o religiosa. Su misión: la guerra total contra miembros de una raza o religión rival. A menudo están vinculados a grupos que comparten sus opiniones.

La Alt-Right (derecha alternativa) es un movimiento que estipula que los blancos están sufriendo un exterminio por culpa de la inmigración masiva a "los países blancos", por parte de negros, latinos y judíos.

Cuando el supremacista blanco Andrew Anglin fue preguntado acerca de los crímenes de odio que cometen, le respondió a Univision Noticias que: "No creo en el concepto de crímenes de odio, dado que sólo existe para añadir castigos adicionales a los blancos", dijo.

Un ejemplo de personas que se consideran cruzados y atacan a otros por causas religiosas es el supremacista blanco Jeremy Joseph Christian, quien puñaló mortalmente a dos pasajeros que salieron en defensa de dos mujeres musulmanas a las que insultó en un tren de Portland, Oregon.

A menudo los supremacistas justifican los crímenes de odio bajo la figura del antisemitismo, asegurando que los judíos son fundamentalmente opuestos a la raza blanca y por lo tanto deben ser confrontados y finalmente eliminados de las sociedades blancas.

"Los judíos están detrás de todas las cosas en las que estamos en contra. En un sentido muy real, derrotar y remover físicamente a los judíos resolverá cualquier otro problema. Nada de esto estaría ocurriendo si no fuera por los judíos", publica Andrew Anglin en su página web.


La Alt-Right intensifica su postura al asegurar que todos los males ( la inmigración masiva, el feminismo, los medios de comunicación y Hollywood) están dominados por los judíos. Por eso, enfatizan, la única forma de acabar con estos problemas es atacar la raíz y eliminar a los judíos de Estados Unidos.

" Ellos creen honestamente que lo que están haciendo tiene algún tipo de asentimiento comunal", dijo Brian Levin, que dirige el Centro para el Estudio del Odio y el Extremismo en la Universidad Estatal de California, San Bernardino.

Otra razón por la que los supremacistas blancos justifican su violencia hacia las minorias en Estados Unidos es que creen que: los países blancos son para los blancos, y por eso mismo buscan establecer estados raciales blancos puros en todos los países anteriormente blancos, según reportó el Southern Poverty Law Center.

Andrew Anglin asegura en Daily Stormer que: "Creemos en las deportaciones masivas de todos los inmigrantes no blancos, sin importar si han nacido aquí o no. Esto incluiría, en América, una repatriación a África de los descendientes de esclavos o una asignación de territorio autónomo para ellos dentro de nuestras fronteras actuales".


La pertenencia a un movimiento...

La venganza: McCauley cree que esta acción de ojo por ojo se dispara tras actos terroristas o que tienen un impacto muy fuerte sobre una comunidad en específico.

Para Thomas Pyszczynski, PHD psicólogo de la Universidad de Colorado, el odio y la violencia dirigidos contra otros grupos están arraigados en el sentido de significado, identidad y autoestima que se obtienen de los grupos a los que que pertenece el ser humano.

Algunas personas son más conscientes de esto que otras, pero todas tienen un valor dentro de los grupos étnicos, religiosos y nacionales (y muchos otros grupos más triviales a los que el ser humano decide ser parte).


"Cuando nuestro grupo es despreciado o atacado, es en una afrenta a nuestra autoestima. Así que los crímenes de odio reflejan la venganza por los insultos o malos tratos imaginados por otros. También es una manera de afirmar el valor de uno de los grupos y, en muchos casos, de superioridad. " Somos los elegidos, tenemos la verdad, nuestro dios es el Dios verdadero, ... y así sucesivamente", agregó Pyszczynski.

Después de los ataques del 11 de septiembre, por ejemplo, los crímenes de odio contra árabes y musulmanes aumentaron en un 1,600%. Un pico similar ocurrió después de los ataques de París en 2015. Ocasionalmente, miembros de la misma religión o grupo racial se dirigen contra el otro.

Frente al tema de ser seguidores de grupos que cometen crímenes de odio, el profesor de la Universidad de Colorado agregó que como seres humanos necesitamos algo que nos proteja de las muchas cosas a las que tememos. Por eso: "los grupos que cometen incidentes de odio encuentran soluciones de ansiedad que les permiten vivir sus vidas en un mundo aterrador, pero con una aparente seguridad", dijo el profesor.

Pyszczynski cree que: " el más básico de todos los miedos es la muerte, todos sabemos que vamos a morir algún día, y no hay nada que podamos hacer al respecto, excepto aferrarnos a nuestro grupo social. Estas son las ideas centrales de la teoría de la gestión del terror, que es el conjunto de ideas e investigaciones de mis colegas y yo hemos trabajado en los últimos 30 años".

La investigación de Pyszczynski muestra que cuando el ser humano recuerda que no puede contener la muerte, aumenta el deseo de aferrarse a un grupo social que busca destruirla acabando con la vida de otros grupos. Por lo tanto, casos de violencia y muerte, aumentan la necesidad de seguridad de las personas y las hacen hiper-sensibles a cualquier insulto o injusticia a su pueblo que perciban. Y esto a menudo conduce a la violencia.

Experimentar nuevas emociones...

Los crímenes de odio que son inspirados por búsquedas de emociones, según lo comentó el profesor Clark McCauley, a menudo son conducidos por una picazón de inmadurez, emoción y drama y, aunque no hay una motivación para cometerlos, las personas que los cometen " tienen comprometidas sus emociones".

Un ejemplo de esto fue en la semana de la marcha gay en Nueva York cuando un hombre con discapacidad
fue golpeado por llevar en su silla de ruedas una imagen con los colores de la bandera LGTBQ. Por eso, con este tipo de atacantes que buscan emociones las víctimas más vulnerables vienen siendo las que por su origen sexual, racial, étnico, de género o religioso difieren con el agresor.



La influencia del Internet...

' Odio a los medios de comunicación: una mirada a los grupos de odio y su presencia en Twitter' es un estudio realizado por el Southern Poverty Law Center que explica que el 'odio' en las redes sociales ha estado en auge en los últimos tres años y las mayores acciones se centran en el sentimiento anti-inmigrante y anti-musulmán.

Como es el caso de un trío de dreamers y activistas, quienes fueron víctimas de ataques de odio a través de las redes sociales por expresar sus inconformidades y lanzar críticas al gobierno de Donald Trump: “Si eres ilegal no entres a mi país”, decía uno de los mensajes.


La investigación mostró que los grupos de odio recolectaron más 'Me gustas' a tuits y comentarios en 2016 que en cualquier otro año desde 2008. De 2014 a 2015, el número de 'Me gustas' en los tuits y los comentarios del grupo de odio se triplicaron y entre 2015 y 2016 se triplicó de nuevo.

Sin embargo, Carrie Brown, quien encabeza la maestría de periodismo social en CUNY, no cree que Internet o las redes sociales hayan hecho que los incidentes de odio sean más probables o intensos en Estados Unidos. Aunque también dice: " Ciertamente los exponen a una audiencia más amplia y potencialmente les permiten difundirse en mayor grado".

Vea también: El ataque racista en contra de Ilia Calderón por parte de un miembro del Ku Klux Klan

En fotos: Incidentes de acoso y crímenes de odio tras la elección de Donald Trump

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:Incidentes de Odio
Publicidad