null: nullpx
Estados Unidos

Se duplican en 2019 los asesinatos clasificados como un crimen de odio tras el cruento ataque contra hispanos de El Paso, Texas: FBI

De acuerdo con el informe anual del FBI hubo 51 asesinatos clasificados como un crimen de odio durante 2019, incluyendo 22 personas que murieron en el tiroteo en una tienda Wal-Mart en El Paso, Texas, que tuvo a latinos como blanco.
17 Nov 2020 – 09:51 PM EST
Comparte
Cargando Video...

Los asesinatos clasificados como un crimen de odio en Estados Unidos más que se duplicaron en 2019 frente al año previo, en parte tras el ataque contra hispanos en una una tienda Wal-Mart en El Paso, Texas, mostró el nuevo informe anual del FBI.

Las cifras señalan que en total se registraron 51 asesinatos clasificados como un crimen de odio durante 2019, incluidas 22 personas que murieron en el tiroteo en El Paso. Además, el nivel de estos incidentes de odio superó por tercer año consecutivo la cifra de las 7,000 denuncias. En 2019 hubo 7,314 denuncias, por encima de las 7,120 del 2018, de acuerdo con el reporte revelado este lunes.

La publicación del informe se produce justo en un año en el que el presidente Donald Trump ha sido criticado por expresarse con un lenguaje considerado racista. Por ejemplo, como cuando responsabilizó a China por la pandemia llamando al coronavirus “el virus chino”. O como cuando, luego de la muerte del afroestadounidense George Floyd a manos de policías de Minneapolis, llamó "matones" a manifestantes que salieron a las calles para exigir justicia racial.

Ahora, en una nueva administración, los demócratas Joe Biden y Kamala Harris enfrentarán el desafío de aliviar las tensiones en un país dividido cuando asuman el cargo en enero. Ambos han mencionado la igualdad racial como una de sus prioridades.

Michael Jensen, investigador de la Universidad de Maryland, dijo a NPR que, pese a la pandemia, es posible que durante 2020 la cifra de incidentes de crímenes de odio crezca nuevamente, pues usualmente los datos muestran que los delitos de odio se elevan durante los años electorales. Y este ciclo electoral fue uno profundamente polarizado.

"Vimos un gran aumento cuando Barack Obama fue elegido, vimos un gran aumento cuando Trump fue elegido. Y hemos visto varios otros grandes aumentos en los años desde que Trump fue elegido, en torno a algunas de las cosas que dijo y otros eventos”, señaló Jensen.

Un recuento insuficiente para mostrar la realidad

El informe anual del FBI define los delitos de odio como aquellos motivados por prejuicios basados en la raza, religión u orientación sexual de una persona, entre otras categorías. Sin embargo, diversos grupos de académicos y activistas señalan que es un recuento importante pero insuficiente debido a problemas con la forma en que se informan y categorizan los incidentes.

El FBI se basa en los informes voluntarios de más de 15,000 agencias policiales participantes en todo el país, pero su participación es voluntaria. El año pasado, el 86% de estas no reportó un solo crimen de odio, incluidas al menos 71 ciudades con poblaciones de más de 100,000 habitantes, según publicó NPR citando datos de la Liga Antidifamación, la Coalición Sikh y otros grupos. Por esta razón, activistas han pedido repetidamente acciones legislativas para mejorar la recopilación de datos.

Además, existen diversas imprecisiones en el recuento. Casi la mitad del número total de asesinatos catalogados como un crimen de odio durante 2019 provino de un solo ataque: el tiroteo masivo que tuvo como objetivo a mexicanos en el Walmart de El Paso. De las 23 víctimas, 22 están incluidas en el informe de 2019. La última víctima murió en 2020.

Sin embargo, el FBI registró solo un homicidio de un hispano catalogado como un crimen de odio en 2019 porque esa categoría excluyó el ataque en El Paso "pese a que fue reportado como el ataque en contra de latinos más mortífero en la historia de Estados Unidos". Las muertes de El Paso fueron enumeradas en la categoría de "contra otra raza/etnia/ascendencia".

Y, otro problema que impide reflejar esta realidad de forma más precisa es que más de la mitad de las víctimas de algún crimen de odio no lo llegan a denunciar ante las autoridades. Expertos aseguran que los inmigrantes, ya sean indocumentados o no, denuncian menos este tipo de episodios por miedo a la deportación o a las represalias por parte de las fuerzas del orden.

Estos son los datos más relevantes del estudio publicado por el FBI:


Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés