Huracán Florence

Por qué este huracán categoría 1 es tan peligroso como uno categoría 4

Independientemente de la velocidad de sus vientos máximos sostenidos Florence es un evento meteorológico que pone en riesgo la vida de muchas personas. Te explicamos las razones por las cuales no importa que tan potente sea.
13 Sep 2018 – 7:38 PM EDT

Florence aún sigue siendo un poderoso huracán pese a que en las últimas 48 horas redujo significativamente la fuerza de sus vientos de categoría 4 a categoría 1 en la escala Saffir-Simpson.

Esta escala lo único que mide es la velocidad de los vientos máximos sostenidos, que según el más reciente boletín del Centro Nacional de Huracanes, se ubican en más de 90 millas por hora.

Sin embargo, los expertos del Servicio Nacional de Meteorología insisten en que esto no determina las características más peligrosas de estos fenómenos naturales, ya que el sistema de tormentas realmente es medido desde el punto de vista de sus efectos por su capacidad para generar lluvias, inundaciones, y lo más importante, marejadas en las costas.

El punto más destacado en todo esto, es que los pronósticos de lluvias, marejadas y tornados siguen siendo prácticamente los mismos. De allí la reiteración del mensaje de las autoridades de las Carolinas y Virginia de que Florence sigue siendo tan peligroso como cuando era hace 48 horas, donde por cierto, produjo olas en mar abierto de hasta 83 pies de alto.

Marejadas

Se estima que cuando el ojo de Florence toque tierra en algún punto de las costas de las Carolinas se producirán marejadas de hasta 13 pies de alto , un pronóstico que sigue en pie, entre otras cosas, por el gran tamaño de la tormenta y su capacidad para mantener un extenso territorio bajo su influencia. Si las marejadas coinciden con la marea alta, la situación es aún peor.


Lluvias

Aunque no hay consenso sobre la cantidad de agua que caerá, los estimados señalan que habrá entre 30 y 40 pulgadas de lluvias en zonas localizadas de la costa, ya que las marejadas podrán penetrar en algunos puntos muchos metros tierra adentro, lo que se agravará con las lluvias. La combinación de marejadas con lluvia es un coctel peligroso, especialmente para aquellos que decidieron no evacuar las zonas donde era obligatorio hacerlo.


Lentitud

Esta característica es quizás la más preocupante, ya que mientras más tiempo permanezca en un área, más lluvia caerá sobre ella. Entonces ahora tenemos, marejadas, lluvia y tiempo. Una vez el ojo de Florencese acerque a la costa y luego toque tierra, su velocidad de traslación disminuirá, según los pronósticos, algo parecido a cuando Harvey llegó a Texas el año pasado, complicando el escenario climatológico por las inmensas cantidades de lluvias que cayeron en un relativamente largo periodo de tiempo.


Topografía

Las Carolinas no son un territorio plano como el caso de Texas. En Houston, la ciudad más afectada, las autoridades solo tuvieron que lidiar con la acumulación de agua, no con crecidas repentinas de ríos ni deslaves.


En zonas montañosas de las Carolinas, esas decenas de pulgadas de lluvia caerán también en territorio inclinado, lo que hace mucho más peligrosa la tormenta, incluso cuando se degrade a una depresión tropical, algo típico cuando se adentran en el continente.

Las autoridades creen que los derrumbes, deslaves y crecidas de pequeños ríos podrían complicar la situación de emergencia.

Tornados

El mayor poder de destrucción de los huracanes no está determinado solamente por sus vientos máximos sostenidos que marcan su categoría, también se suma el hecho de que en sus cuadrantes superiores se forman tornados, que en gran parte de los casos son los responsables de los peores daños a la infraestructura, especialmente edificaciones.

Sin enemigos atmosféricos

Florence no tiene ningún frente de aire seco o frente de viento en zonas altas de la atmóstera que esté haciéndole competencia en momentos en que comienza a afectar la costa sureste de EEUU. Esto creará una situación peligrosa mientras se adentra en el territorio y se estima que su presencia se mantendrá por más tiempo, creando un periodo de 36 a 48 horas de clima adverso en algunas áreas localizadas.

A pesar de que probablemente se degradará rápidamente, las lluvias seguirán allí, y sin competencia de otros factores meteorológicos ajenos, seguirá descargando agua.

En fotos: Marejadas de Florence comienzan a inundar zonas costeras

Loading
Cargando galería
Publicidad