Huracán Florence

“Al menos conseguiste un buen barco": comentario de Trump a un hombre en New Bern en cuya casa encalló un yate por Florence

En un recorrido por una de las comunidades de Carolina del Norte más golpeadas por la tormenta, el presidente preguntó por un yate que fue arrastrado hasta el patio de una vivienda, e hizo el comentario en tono de broma.
20 Sep 2018 – 3:09 AM EDT

En una caminata a lo largo del río Drive en New Bern, Carolina del Norte, un vecindario que fue golpeado fuertemente por Florence y por las inundaciones posteriores a la tormenta, el presidente Donald Trump saludó este miércoles a los residentes y estudió la devastación.

Mientras hacía el recorrido, se detuvo al ver un yate encallado en el patio trasero de una vivienda.

"¿Este es tu barco?... ¿se convirtió en tu barco?", le preguntó Trump al hombre que vivía en la casa donde recaló el yate, movido hasta ahí por la inundación y los vientos del meteoro.

No, no era su barco, contestó el propietario, según un informe citado por The Washington Post, que no identificaba al residente por su nombre.

Trump devolvió la mirada al barco y dijo con una sonrisa: "Al menos conseguiste un buen barco sin estar en la jugada".

Ya sea que Trump estuviera bromeando o simplemente señalando un poco el lado positivo de la tragedia, su comentario llevó a algunos a cuestionar la empatía del presidente con los muchos residentes de las Carolinas cuyas casas y posesiones fueron destruidas por Florence.


A más de una semana del paso de la destructora tormenta, lrededor de 161,000 viviendas y negocios continúan sin servicio eléctrico en Carolina del Norte, y cerca de una cuarta parte de ellos se ubican en el condado donde se encuentra Wilmington. En total, se estima que alrededor de 900,000 casas y negocios se quedaron sin luz en Virginia y las Carolinas.

Algunos lugares registraron casi 3 pies (un metro) de lluvias, y docenas de ciudades tuvieron al menos 10 pulgadas (25 centímetros) de precipitaciones. Los caminos siguen siendo peligrosos, y algunos permanecen cerrados a medida que los crecidos ríos arrojan su carga en el mar.

En New Bern, ciudad de la época colonial, más de 350 personas tuvieron que ser rescatadas debido al desbordamiento de los ríos Neuse y Trent a causa de la densa lluvia y los vientos de la tormenta. El lunes por la noche, se confirmó la muerte de 25 personas en Carolina del Norte.

Trump preguntó a la multitud de reporteros, residentes y funcionarios que lo acompañaban en su recorrido por los restos del naufragio: "¿Ese barco está estropeado, o no?

"El barco parece que está bien", le dijeron.

"No querría cruzar el océano en él", contestó Trump, que llegó a tener un yate propio que en su momento fue el tercero en su tipo más grande del mundo y incluido en una película de James Bond. Los presentes se rieron.

Poco después, un reportero le preguntó qué pensaba de lo que había visto hasta entonces.

"Creo que es increíble, creo que es increíble", dijo el presidente. "Ver lo que estamos viendo... con este barco no sé qué pasó, pero este barco acaba de llegar. ¿Y sabes de quién es ese barco? No saben de quién es ese barco".


En otra parte de River Drive, el presidente conversó con los residentes que habían perdido sus casas, quienes le comentaron que tormenta los forzaría a reubicarse.

Durante el viaje, Trump también visitó una iglesia que distribuía comidas a los residentes de la ciudad. Allí, repartió paquetes de perritos calientes y puré de manzana y dijo a la multitud: "Nuestros corazones están rotos por ustedes. Que Dios los bendiga".

Autoridades de Carolina del Norte dijeron que aún hay alrededor de 7,800 personas en refugios, una reducción respecto a las 10,000 que se registraron el lunes pese a que el gobernador Roy Cooper llamó a la población a permanecer en los albergues.

En fotos: Las duras inundaciones en New Bern que aún tienen a cientos esperando rescate

Loading
Cargando galería
Publicidad