Huracán Florence

Florence: "Lo peor está por venir" en las inundaciones en las Carolinas

Siguiendo con el pronóstico de que se trata de un “desastre en cámara lenta”, el Servicio Nacional Meteorológico advierte que entre la noche del domingo y el lunes se agravarán las inundaciones generadas por las persistentes lluvias que sigue dejando la depresión tropical.
17 Sep 2018 – 8:27 PM EDT

El Servicio Meteorológico Nacional advierte que este lunes vendrá "lo peor" de las inundaciones generadas por Florence.

La agencia informa que hasta el lunes hay alertas de "inundaciones catastróficas" con riesgo para la vida y de tornados aislados, así como "inundaciones súbitas" que amenazan con cortar las vías de comunicación.

El paso de la ahora depresión tropical Florence por Carolinas del Norte y del Sur forzó a la evacaución de cientos de familias, cuyas viviendas que quedaron bajo el agua

Pero el sistema, que sigue un desplazamiento lento hacia el norte del país, aún amenaza con lluvias que llevarán a muchos ríos al punto desbordarse.


De acuerdo con el boletín del Centro Nacional de Huracanes de las 05:00 pm del domingo, los vientos sostenidos de Florence se mantuvieron durante la jornada cerca de 35 mph (55 km por hora) con ráfagas mayores.

Asimismo, el sistema aumentó su velocidad a cerca de 14 Mph (22 Km por hora) en su desplazamiento hacia el norte.

"Todavía no hemos visto lo peor de las inundaciones", advirtió el almirante Karl Schultz, que supervisa las operaciones de la Guardia Costera. La situación "podría ser aún más catastrófica" a partir del lunes, añadió.


Desde que Florence tocó tierra el viernes como huracán categoría 1, la cifra total de muertos era de 17 personas.

Los servicios de emergencia se preparan para lo que podría ser la próxima etapa de un desastre que podría causar desbordamientos de ríos generalizados y catastróficos y deslizamientos de tierra en zonas elevadas.

Durante todo el fin de semana Florence se estacionó sobre las Carolinas, mientras se alimentaba de agua caliente del océano y la arrojaba a la costa.


Los destrozos

Las autoridades estatales informaron que 171 vías principales están cerradas y piden a los ciudadanos que no se muevan de sus sitios, si están en lugares seguros para no congestionar más el tráfico y permitir un desplazamiendo más efectivo a las unidades que trabajan en la emergencia.

Además, porciones de las autopistas interestatales I-95 y I-40 han sido bloqueadas por las aguas, cortando la comunicación de las Carolinas con otras partes del país.

Ciudades como Wilmington y Lumberton, ambas en Carolina del Norte, se encuentren prácticamente cercadas después de que las carreteras que llegan a ellas tuvieron que ser cerradas.

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, señaló en rueda de prensa que la parte oriental del estado registra "significativos daños", y cerca de 700,000 personas se encuentran sin electricidad.

Más de 900 personas han sido rescatadas de las inundaciones y 15,000 permanecen en albergues en el estado, dijo Cooper.

En fotos: Residentes de las Carolinas sufren los destrozos dejados por el paso de Florence

Loading
Cargando galería


El presidente Donald Trump ha sostenido varias conversaciones con autoridades locales y encargados de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) en las que expresó "respaldo total" del gobierno federal en las labores de rescate.

La Casa Blanca indicó que el presidente tiene planes de visitar la zona, pero no ha definido aún una fecha a la espera de un momento en el que su presencia no afecte las lanores de rescate y asistencia.

En fotos: Residentes de las Carolinas sufren los destrozos dejados por el paso de Florence

Loading
Cargando galería


Al menos 10 personas han muerto hasta el momento en la tormenta en Carolina del Norte, incluyendo a una madre y un niño tras la caída de un árbol, dijeron funcionarios estatales.

Seis murieron en Carolina del Sur, cuatro de ellas en un accidente de autos y dos en el monóxido de carbono de un generador.

Las marejadas, inundaciones repentinas y los vientos causaban destrozos y la Armada, la Guardia Costera, equipos civiles y voluntarios usaban helicópteros, barcos y vehículos pesados para realizar rescates durante el domingo.


Temen inundaciones récord por desborde de ríos

Los medidores de torrentes a lo largo y ancho de la región mostraron que los niveles del agua incrementaban constantemente, con pronósticos que indican que los ríos podrían llegar a su máximo el domingo y lunes o cerca de niveles récord.

Durante una conferencia, el gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, instó a evacuar a cualquier persona que se encuentre en un área propensa a las inundaciones.


"Esos ríos en Carolina del Norte que han recibido fuertes lluvias vienen en nuestra dirección", dijo el gobernador. "Ellos ni siquiera han comenzado han comenzado a llegar a su límite, pero lo harán. Y la pregunta es qué tan alto subirá el agua, y no lo sabemos".

Se prevé que los ríos Little, Cape Fear, Lumber, Neuse, Waccamaw y Pee Dee se desborden, posiblemente ocasionando inundaciones en localidades aledañas.

Las autoridades ordenaron la evacuación inmediata de hasta 7,500 personas que vivan dentro de 1.6 kilómetros (una milla) de distancia de un tramo del río Cape Fear y del Little River, ubicados a 160 kilómetros (100 millas) de la costa de Carolina del Norte.

Más de 60 centímetros de lluvia (dos pies) ha caído en algunas zonas y los meteorólogos indicaron que podría haber un adicional de 45 centímetros (1.5 pies) durante el domingo.

Funcionarios de Carolina del Norte advirtieron a los automovilistas que no manejen en carreteras en un área grande, al sur de la I-64 y al este de las autopistas I-73/74, debido a condiciones peligrosas en el sureste del estado.

Fotografías aéreas: Inundaciones y devastación luego del paso de Florence por las Carolinas

Loading
Cargando galería
Publicidad