null: nullpx

Las tristes fotos de perros abandonados en jaulas en plena inundación y otros animales que sufren por Florence

La escena de unos perros en jaulas inundadas que fueron rescatados por voluntarios es apenas una muestra de que los animales también padecieron y aún padecen el huracán Florence. En el huracán Katrina, que en 2005 devastó Nueva Orleans, calcula que unos 600,000 animales murieron o se perdieron en la inundación. El gran tamaño de ese desastre hizo que las leyes sobre refugios para mascotas y animales de servicio cambiara al año siguiente.
17 Sep 2018 – 03:03 PM EDT
Comparte
1/22
Comparte
Estos perros fueron abandonados en una jaula en Leland, Carolina del Norte, por un propietario que huyó de las inundaciones del huracán Florence. Los perros atrapados ladraban y gimoteaban a la espera de ayuda cuando los hombres llegaron a abrir la jaula. Crédito: REUTERS
2/22
Comparte
Los perros estaban aterrorizados cuando fueron rescatados por el voluntario Ryan Nichols de Longview, Texas. En la foto se los ve nadando y corriendo después de haber sido liberados. Crédito: REUTERS
3/22
Comparte
El video de la liberación de estos perros fue publicado por el periodista Marcus DiPaola y fue compartido decenas de miles de veces. "Rescaté seis perros en Leland (...) después de que el propietario los tuviera encerrados en una jaula al aire libre que se llenaba con agua de la inundación que subía rápidamente. Los sacamos, pero cuando nos fuimos, el agua estaba tan alta que se habrían ahogado", tuiteó DiPaola. Crédito: REUTERS
4/22
Comparte
Jimmy Shackleford , su esposa Lisa y su hijo Jim, residentes de Burgaw, Carolina del Norte, escapan de la inundación en un tractor. No dejaron atrás a sus mascotas Izzy, Bella y Nala después de la crecida del río Cape Fear. Crédito: Jonathan Drake/Reuters
5/22
Comparte
Un gatito se aferra al techo de una casa móvil en Burgaw, Carolina del Norte, luego del desborde del río Cape Fear. Crédito: Jonathan Drake/Reuters
6/22
Comparte
Miembros de la Guardia Costera ayudan a otras mascotas que estaban atrapadas por la inundación cerca de Riegelwood, Carolina del Norte. Crédito: REUTERS
7/22
Comparte
En la foto, Amanda Mason en Newport, Carolina del Norte, lleva un gato que rescató cerca de Nine Foot Road la tarde del domingo 16 de septiembre. Mason fue a ver su casa que quedó inundada por aguas desbordadas del río Newport y halló el gato allí dentro de la casa y lo sacó para llevarlo a un lugar seguro. Robert Willett/Raleigh News & Observer/TNS via Getty Images
8/22
Comparte
Un rescatista atrapa a un perro con un gancho durante la tormenta en Wilmington, Carolina del Norte. Crédito: Alex Wroblewski/Bloomberg via Getty Images
9/22
Comparte
Maya, una perra husky, es trasladada en un bote de rescate junto a personas que huyen de las inundaciones tras el huracán Florence en Leland, Carolina del Norte. Crédito: REUTERS
10/22
Comparte
En James City, Carolina del Norte, bomberos rescatan a una mujer con su perro de su casa inundada. El caudal de agua y las fuertes lluvias obligaron a cientos de personas a pedir rescates de emergencia en el área alrededor de New Bern en la confluencia de los ríos Nueces y Trent. Crédito: Chip Somodevilla/Getty Images
11/22
Comparte
Residentes de New Bern con su perro son rescatados de su hogar inundado. En cada nuevo huracán innumerables mascotas mueren o se separan de sus dueños en medio de una inundación. Crédito: Chip Somodevilla/Getty Images
12/22
Comparte
Una jaula con gatos rescatados en Leland, este 16 de septiembre. En 2005, el huracán Katrina dejó a Nueva Orleans bajo el agua y a los evacuados se les dijo que no podían llevar a sus mascotas. Según reportes citados por la cadena CNN en ese desastre natural estiman que 600,000 animales murieron o quedaron sin refugio. Crédito: REUTERS
13/22
Comparte
Tras Katrina en 2005, hubo una operación de rescate de animales jamás vista en EEUU en la que voluntarios en botes buscaban perros y gatos atrapados. Se estima que 15,000 mascotas fueron rescatadas. En la foto, Iva Williamson, de 4 años, es trasladada junto a una mascota en Leland, Carolina del Norte, este 16 de septiembre. Crédito: REUTERS
14/22
Comparte
El gran número de noticias de propietarios desconsolados que buscaban sus animales en 2005 tras Katrina llamó la atención en todo el país. Por eso, ese huracán terminó cambiando la ley respecto a animales en un entorno de desastre natural. Crédito: REUTERS
15/22
Comparte
En 2006, el Senado aprobó la Ley de Normas de Evacuación y Transporte de Mascotas (PETS), que autoriza a FEMA a rescatar, albergar y cuidar a personas con mascotas y animales de servicio. Crédito: REUTERS
16/22
Comparte
Esa legislación podría salvar no solo la vida de las mascotas sino también la de las personas: cerca del 44% de las 100,000 que no evacuaron durante Katrina se quedaron porque no querían dejar a sus mascotas, según un informe del Instituto Fritz, ONG especializada en respuestas a desastres naturales. Crédito: REUTERS
17/22
Comparte
Una mujer en Lumberton, Carolina del Norte, deja su casa este domingo 16 de septiembre. Crédito: REUTERS
18/22
Comparte
Esta foto de Robert Simmons siendo rescatado de la inundación junto a su gato cachorro 'Survivor' se viralizó en redes sociales este fin de semana como ícono de lo que miles de personas más están pasando por estos días con el azote de Florence. Crédito: Travis Long/Raleigh News & Observer/TNS via Getty Images
19/22
Comparte
Un gato camina en calles anegadas en Piney Green, Carolina del Norte. Crédito: REUTERS
20/22
Comparte
Estos caballos huyeron con la llegada de la inundación y los vientos de Florence a Lumberton, Carolina del Norte. Crédito: REUTERS
21/22
Comparte
Un hombre intenta acorralar a animales que huyeron en medio del huracán en Lumberton, Carolina del Norte. La Asociación Estadounidense para la Prevención de la Crueldad Animal ( ASPCA) indica que es importante para los dueños de caballos tener un plan de evacuación ante la llegada de un huracán. Si no se cuenta con un tráiler para trasladarlos, de debe contar con teléfonos de gente que también tenga caballos que pueda asistir en caso de inundación. Crédito: REUTERS
22/22
Comparte
Susan Hedgpeth abraza a su perro Cooper en Lumberton. Fueron rescatados de la inundación por botes de emergencias. Crédito: REUTERS
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés