null: nullpx
Estafa y Fraude

La lotería donde nunca se gana: estafadores colombianos engañaban a ancianas con el boleto ganador del 'premio gordo'

Una banda de estafadores operaba desde Los Ángeles hasta Chula Vista, buscando a mujeres mayores a las que engañaban para apoderarse de su dinero y de objetos de valor.
24 Feb 2020 – 06:31 PM EST

Mujeres mayores de edad, preferentemente latinas eran las víctimas preferidas de una banda de estafadores que, desde 2017, se dedicó a engañarlas con el cuento del boleto ganador del premio mayor de la lotería.

Mercedes Montañez, de 69 años y sus presuntos cómplices, Luis Camargo, de 39, María Luisa Henao, de 43 y Tito Lozada, de 50 eran los integrantes de la presunta banda de criminales.

De acuerdo con la fiscalía federal para el Distrito Central de California, los cuatro individuos de origen colombiano operaban desde Los Ángeles hasta Chula Vista, en el área de San Diego, en la frontera sur con México.


Lozada se declaró culpable de conspiración para cometer fraude contra las mujeres de la tercera edad. El cargo conlleva una pena máxima de 20 años en una prisión federal. Su sentencia se dictaminará el 11 de mayo, dijo Ciaran McEvoy, fiscal federal adjunto en Los Ángeles.

En noviembre de 2019, un gran jurado federal acusó a los cuatro integrantes de la banda de conspiración para cometer fraude electrónico por su papel en el plan de robar dinero en efectivo y otros objetos de valor a las mujeres ancianas.

“¿Cuántas veces no he escuchado la misma historia?”, se preguntó Norma Heisenmann, portavoz del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD). “Siempre hemos repetido que, si alguien le ofrece algo que parezca demasiado bueno para ser cierto, en realidad no lo es”.

La forma de operación de los presuntos defraudadores era acercarse en pareja a las ancianas, generalmente cuando salían del banco o de un supermercado. Solicitaban ayuda para hacer efectivo un boleto de la lotería, con la excusa de que alguno de los dos no podía hacer efectivo el “premio gordo”, o bien que, para poder entregarles el boleto debían entregarles un depósito, a fin de obtener las ganancias.

Convencidas de la autenticidad del 'boleto ganador' y la persuasión de los malhechores, las ancianas eran llevadas extraen dinero de sus cuentas bancarias, entregaban el dinero en el efectivo a cambio del boleto “ganador”. Se les pedía que lo guardaran y enseguida les decían que en breve retornaban. Lo único que hacían era desaparecer.

Tito Lozada y las tres mujeres fueron acusados inicialmente en un tribunal estatal por haber estafado a una mujer de 66 años en la ciudad de Long Beach, pero el caso pasó a manos de autoridades federales cuando se descubrió que estaban vinculados a una docena de presuntos robos desde 2017.

“Este era un grupo organizado que apuntaba a estafar a las mujeres mayores con el único propósito de estafarlas con falsas promesas de un gran día de pago”, dijo el fiscal federal Nick Hanna, en un comunicado. “Mientras que la aplicación de la ley hará todo lo posible por traer a los delincuentes ante la justicia, este caso debería servir como un recordatorio para las posibles víctimas y sus familias que nadie debe pagar una tarifa por adelantado en relación con cualquier premio, sorteo o lotería”.

La cuarta acusada del caso, María Luisa Henao, de 43 años, quien recientemente se había convertido en ciudadana estadounidense, fue arrestada en San Diego.

De acuerdo con fiscales federales, Henao era quien aseguraba tener en sus manos el boleto ganador de la lotería de un millón de dólares y no podía cambiarlo debido a su estatus migratorio.


Henao y uno de sus presuntos cómplices convencían a las víctimas que les dieran $20 mil dólares. Prometía regresarles el dinero más $10 mil adicionales por su ayuda. Ella no ha sido sentenciada y enfrentará un juicio a partir del 23 de junio proóximo.

“Nuestra comunidad de adultos mayores es a menudo un objetivo conveniente y lucrativo para los estafadores y, aunque hemos acusado a algunos de los autores en este caso, sabemos que muchos otros están trabajando para ocupar su lugar”, dijo Paul Delacourt, director asistente de la oficina de campo del FBI en Los Ángeles. “Educarnos a nosotros mismos, así como a nuestros familiares y amigos que envejecen, es crucial para que puedan tomar precauciones y evitar la victimización”.

Buscan a presuntos estafadores hispanos que engañaron a adulto mayor en Dalton

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.