null: nullpx
Muertes

Forense cataloga como un homicidio la muerte de Rayshard Brooks a manos de la policía en Atlanta

El informe del médico forense de Atlanta revelado este domingo indica que Brooks, el hombre negro baleado el viernes en un forcejeo con dos policías, murió desangrado y por insuficiencia orgánica a consecuencia de las heridas en su espalda. Su viuda pide cárcel para los oficiales implicados.
15 Jun 2020 – 05:10 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Rayshard Brooks, el hombre negro que falleció el pasado viernes en un forcejeo con dos policías que intentaban detenerlo en Atlanta, Georgia, murió desangrado y debido a una insuficiencia orgánica, de acuerdo con el informe de la autopsia revelado este domingo. La forma de la muerte está catalogada como homicidio.

La oficina del médico forense del condado de Fulton examinó el cuerpo de Brooks, constatando que recibió dos disparos en la espalda. Las heridas le causaron daños en los órganos y pérdida de sangre, dice el reporte oficial. Luego de que el forense reveló su informe, el principal fiscal de la ciudad dijo que decidirá esta semana si presenta cargos en contra del policía que disparó contra Brooks.

El asesinato del afroestadounidense de 27 años, padre de cuatro hijos, reavivó las protestas por la muerte de George Floyd, ocurrida el 25 de mayo a manos de un policía en Minneapolis, y provocó la dimisión de la jefa de la policía.

Brooks se había quedado dormido dentro de su auto bloqueando el carril de servicio de comida para llevar del Wendy's. El video de la policía de Atlanta publicado el domingo muestra cómo durante un control de alcoholemia fuera del restaurante, aparentemente rutinario, la situación se sale de control cuando el hombre se resiste al arresto y termina en un tiroteo.


Tras conocerse la muerte del afroestadounidense, decenas de personas salieron el sábado las calles de Atlanta a protestar por este nuevo episodio de abuso policiaco. El restaurante donde Brooks fue baleado fue incendiado por los manifestantes el sábado.

Este domingo la policía de Fulton informó que despidió al oficial Garrett Rolfe, quien hizo los disparos, y el oficial Devin Brosnan fue puesto en servicio administrativo. Rolfe había trabajado para el departamento desde octubre de 2013, y Brosnan desde septiembre de 2018.

Una vez conocido el informe de la autopsia, el fiscal de Fulton, Paul Howard Jr. dijo en una declaración que todavía hay "varios requerimientos técnicos" que deben descifrarse antes de hacer una acusación formal contra los oficiales implicados en el fatal hecho, tales como el informe balístico y los testimonios de dos personas que presenciaron el hecho.

Howard, no obstante, criticó la forma en que los agentes de policía manejaron el tiroteo que acabó con la vida de Brooks y dijo que la decisión de presentar cargos podría tomarse a mediados de esta semana.


La alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms, dijo el sábado que no creía que el tiroteo estuviera justificado. La jefa de policía Erika Shields, que se unió al departamento como oficial de policía en 1995, renunció.

"Durante más de dos décadas, he servido junto a algunas de las mejores mujeres y hombres en el Departamento de Policía de Atlanta. Debido a un amor profundo y permanente por esta ciudad y este departamento, me ofrecí a dar un paso al costado como jefe de policía. APD (Atlanta Police Department) tiene mi apoyo total... Tengo fe en la alcaldesa, y es hora de que la ciudad avance y cree confianza entre la policía y las comunidades a las que sirve", señaló Shields en un comunicado difundido este sábado.

L. Chris Stewart, abogado de la familia Brooks, citado por la CNN, dijo que el viernes Brooks había celebrado el octavo cumpleaños de una de sus hijas, y que el oficial que le disparó debería ser acusado de "uso injustificado de fuerza mortal, que equivale a asesinato".

La viuda de Brooks, Tomika Miller, dijo en una declaración a CBS News, que su exmarido no representaba ningún peligro y la policía no tenía razón de dispararle. "Fue asesinado. No hay justificación", dijo conmovida. "Quiero que vayan a la cárcel", dijo Miller con relación a los dos policías implicados en la muerte de Brooks.

Mientras siguen las protestas por la muerte de Floyd, otro afroestadounidense muere a manos de la Policía de Atlanta (fotos)

Loading
Cargando galería
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés