null: nullpx
Deportaciones

Este ciudadano estadounidense fue deportado a Camboya: años después descubrió que podía regresar

Sok Khoeun Loeun volvió a su casa en Fresno, California después de cinco años. Prefirió irse del país a ser encarcelado después de una condena por marihuana. ICE dice que no tiene datos del número de ciudadanos expulsados a otras naciones.
1 Feb 2020 – 08:16 PM EST

Sok Khoeun Loeun, de 35 años, un hombre nacido en Camboya que llegó a EEUU con sus padres cuando era un bebé y que es ciudadano estadounidense desde los 12 años, regresó a California 5 años después de haber sido deportado.

Según Jacqueline Stevenson, profesora del Departamento de Ciencias Políticas en la Universidad Northweytern, en Evanston Illinois el caso de Sok es más común de lo que se piensa.

“Desde 2012, el gobierno de EEUU ha deportado a más de 2.3 millones de personas”, dijo.

Sus investigaciones sugieren que, “ al menos 10,000 de los deportados eran ciudadanos estadounidenses y más de 20,000 de los que estaban bajo custodia de ICE desde 2012 eran ciudadanos estadounidenses, la mayoría de los cuales nacieron en el extranjero y adquirieron automáticamente la ciudadanía estadounidense al nacer a través de un padre ciudadano estadounidense o la obtuvieron antes de cumplir los 18 años cuando uno de los padres se naturalizó”.

No sabía que era ciudadano

Sok Khoeun Loeun, de 35 años, fue deportado en 2015, después de que agentes de Aduanas y Protección Fronteriza ( CBP) amenazaron con regresarlo a Camboya, pero con la ayuda de un abogado pudo aclarar un error administrativo sobre su estado de ciudadanía que se remontaba a dos décadas.


El caso es que ni el mismo Sok Loe sabía que era un ciudadano legal.

Loeun, quien creció en Fresno, fue condenado por un cargo de posesión de marihuana en 2012, cuando tenía 28 años. Fue entonces que el CBP de la era del expresidente Barack Obama puso en marcha un proceso para revocar su estatus de residencia legal.

Tres años después, en 2015, Loeun viajó a Camboya con su familia, pero al intentar regresar a EEUU se le negó la entrada y se le dijo que si intentaba ingresar podría ser deportado.

Al igual que otros inmigrantes con un estatus de residencia cuestionable, Loeun, quien había estudiado mecánica en Fresno City College, decidió mudarse voluntariamente a Camboya, un país que no conocía.


Al momento de su detención, era un padre soltero y no quería pasar innumerables meses en detención. Desde entonces, ha estado viviendo y trabajando en Camboya, sin saber que podía regresar. Se volvió a casar, tuvo otro hijo y luego participó en un taller de recursos legales que se realizaba en Phnom Penh, organizado por el Caucus de Derecho Asiático con sede en San Francisco. Fue allí donde el abogado Anoop Prasad ayudó a Loeun a descubrir que en realidad era ciudadano estadounidense.


Familia huyó del genocidio en Camboya

Loeun se había convertido en ciudadano bajo el complicado programa conocido como ciudadanía derivada, en el cual los niños menores de 18 años reciben automáticamente el estatus de ciudadano si uno de sus padres lo recibe. La madre de Loeun se convirtió en ciudadana estadounidense en 1996, después de huir del Khmer Rouge, o genocidio de los Jemeres Rojos, el nombre con el que fue conocido el Partido Comunista de Kampuchea que, tras la guerra de Vietnam, la salida de los Estados Unidos y el derrocamiento del general Lon Nol, tomó el poder en Camboya, el 17 de abril de 1975.

La madre de Sok Khoeun Loeun terminó en un campo de refugiados en Tailandia y emigró con su familia a EEUU en 1985. Leoun ya tenía 12 años en ese momento, pero ni él ni su madre sabían de la categoría de ciudadanía derivada y nunca había recibido ninguna documentación de esta. Además, los trabajadores del antiguo Servicio de Inmigración y Naturalización, que ahora forma parte de la Oficina de Seguridad Nacional (DHS), no cambiaron el registro oficial de Loeun después de que su madre se convirtiera en ciudadana.

“Estas equivocaciones han sucedido por mucho tiempo”, dijo Sarah Pierce, analista de políticas del Instituto de Políticas de Migración. “Es muy difícil comprobar si eres ciudadano o no, y esto sucede más a menudo de lo que podamos saber”.

Mary G. Hountmann, portavoz ICE dio a conocer que Sok Khoeun Loeun, “nunca estuvo en custodia de ICE ni tampoco fue removido por nuestra agencia”.

‘Los datos que solicita no existen”

Según una revisión de Los Angeles Times, Inmigración y Control de Aduanas, desde 2012, ha liberado de su custodia a más de 1,480 personas después de investigar sus reclamos de ciudadanía.

Hountmann indicó que los datos respecto al número de ciudadanos estadounidenses deportados no existen.

Sin embargo, en sus registros del Departamento de Justicia y entrevistas con abogados de inmigración, el Times descubrió en 2018 cientos de casos adicionales en los tribunales de inmigración del país en los que las personas se vieron obligadas a demostrar que son estadounidenses y, a veces, pasaron meses o incluso años detenidos.

Las víctimas incluyen a un paisajista atrapado en un estacionamiento de Home Depot en Rialto, California y retenido durante varios días a pesar de los intentos de su hijo de mostrar a los agentes el pasaporte estadounidense del hombre.

También, un residente de Nueva York fue encerrado durante más de tres años en los que luchó contra los esfuerzos de deportación después de que un agente federal confundió al padre con alguien que no era ciudadano estadounidense.

Además, una ama de llaves de Rhode Island fue retenida por error dos veces, lo que provocó que pasara una noche en prisión; la segunda vez a pesar de que su esposo había llevado su pasaporte estadounidense a una audiencia en la corte.

Cuestionada sobre estas cifras, Mary G. Hountmann, portavoz ICE fue breve: “Los datos que solicita no existen”.

“ICE no tiene jurisdicción sobre ciudadanos”

Jacqueline Stevenson declaró que las autoridades del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) tienen “cero jurisdicción” sobre los ciudadanos estadounidenses.

“Por esa razón no quieren dar a conocer los números”, de ciudadanos estadounidenses deportados. “Tienen récords, pero los ignoran; si los dan a conocer se exponen a tener que pagar daños monetarios” si hay demandas contra la agencia.

Stevenson dijo que sometió un litigio ante las autoridades federales para obtener el número exacto de ciudadanos estadounidenses que han sido deportados a otros países, a fin de presentar un reporte por su cuenta y establecer un análisis legal de dicha práctica.

La profesora dio a conocer que entre el 1 de enero de 2011 y el 9 de junio 2017, la Clínica de Investigación de Deportación que ella fundó en el Instituto Buffett para Estudios Globales de Northwestern University encontró que de 1,714 casos de ciudadanos estadounidenses que enfrentaron procesos de deportación: 1,020 fueron removidos o firmaron su salida voluntaria de EEUU (60%) y 656 (38%) fueron casos cerrados o bien se les otorgó alivio migratorio.


Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.