null: nullpx

¿Por qué Macy's continúa cerrando sus tiendas?

La cadena de tiendas por departamento reportó ganancias e ingresos mejores de lo esperado en el segundo trimestre, pero cerrarán 100 de sus locales para enfrentar un creciente fenómeno que amenaza las ventas al por menor.
11 Ago 2016 – 6:58 PM EDT

Macy's anunció este jueves que cerrará 100 de sus tiendas para el año entrante, lo que representa el 15% de sus locales. Esta medida llega como un intento de reactivar su negocio en un competitivo sector que tiene un enemigo común: las ventas online.

A pesar de que los últimos seis trimestres la compañía ha reportado caídas en las ventas, en el segundo trimestre de 2016 registró ganancias e ingresos mejores de lo esperado por Wall Street y las acciones de la compañía se dispararon un 17,09 % -su mejor jornada en casi ocho años, que se debería al reporte de una caída menor a la esperada de sus ventas trimestrales en tiendas comparables-.

"En los últimos meses hemos estado diciendo que una dificultad es un motivo para avanzar y ahora creemos que estamos bien perfilados para empezar a remontar", dijo a Reuters el presidente ejecutivo de Macy's, Terry Lundgren.

Las tiendas por departamento enfrentan dificultades en los últimos años por la competencia de las ventas por internet, encabezadas por el gigante Amazon. Según expertos citados por la agencia AP, la plataforma digitial Amazon superará a Macy's como el mayor vendedor de ropa por internet el año entrante.

Además de que esta tendencia ha disminuido la visita de las personas a las tiendas, se suma el hecho de que los consumidores están gastando más en productos electrónicos o experiencias como viajes que en ropa.

Aunque en sus razones para continuar cerrando locales Macy's no mencionó explícitamente la competencia de ventas online, se entiende que sus esfuerzos por "evolucionar" a las exigencias del mercado tienen algo que ver. "Continuaremos analizando cuidadosamente los patrones y tendencias de compra de los consumidores, y usaremos los datos y estadísticas de estos como base de las innovaciones para impulsar el negocio", señaló en un comunicado el presidente de la compañía, Jeff Gennette, quien reemplazará a Terry Lundgren como director ejecutivo a partir de 2017.

La marca ha decidido concentrar sus esfuerzos en una nueva estrategia en la que destinarán sus recursos y talento a mejorar sus tiendas para darle un valor agregado. Esto se traducirá en una mayor inversión en tecnología, aumento del número y calidad de sus empleados en sus puntos más importantes y oferta de productos exclusivos.

"El anuncio realizado representa una nueva forma de considerar el papel que desempeñan nuestras tiendas, la calidad de la experiencia del comprador y cómo y dónde queremos reinvertir nuestros recursos para asegurar un mayor crecimiento", indicó Gennette.

Macy's había gozado de excelentes resultados desde la recesión de 2009, pero el año pasado bajaron sus ventas en medio de fuerte competencia de distintos sectores y las nuevas tendencias de los consumidores.

Esta medida de la cadena de tiendas por departamento más grande de todo el país representa una mala noticia para los centros comerciales, pues muchos de ellos tienen la icónica marca como tienda ancla. Estos sufrirían una reducción de sus visitantes y por lo tanto perdidas en sus ganancias, lo que afectaría a su vez a las demás tiendas.


Publicidad