Malas noticias si tiene créditos o hipotecas en EEUU: la Reserva Federal aumenta nuevamente la tasa de interés

Con el aumento del miércoles, las tasas alcanzan el mismo nivel de octubre de 2008, antes del inicio de la crisis financiera provocada por la explosión de la burbuja hipotecaria.
14 Jun 2017 – 4:20 PM EDT

Si piensa comprar una casa en lo que queda de año o pasarse de la raya haciendo compras con su tarjeta de crédito en Estados Unidos, esta noticia no le gustará: la Reserva Federal anunció este miércoles que aumenta su tasa de interés por tercer semestre consecutivo.

Tras una reunión de dos días que concluyó la tarde de este miércoles, la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, informó que el ascenso irá de 0.91%, en la que se encuentra actualmente, a un rango de 1% a 1.25%, un nivel no alcanzado desde octubre de 2008.

Como suele suceder, el aumento, que se prevé siga creciendo a partir de septiembre, afectará a la mayoría de las tasas ajustables de deudas, como las tarjetas de crédito y los préstamos hipotecarios.

Esto obedece a que la tasa preferencial que usan los bancos como base para calcular sus tasas de interés suben también cuando la Reserva realiza un movimiento de este tipo. Puede traducirse en más intereses para los créditos o hipotecas variables en unas semanas.


Asimismo, Yellen anunció un plan para desprenderse de los activos que acumuló durante la crisis como vía de apoyo: alrededor de 4.5 billones de dólares ( trillion en inglés), en su mayoría provenientes de la deuda pública.

De acuerdo con la economista, la decisión de subir las tasas “refleja los progresos” que se observan tanto del lado del consumo como de la inversión y pronosticó que la economía se expandirá a un ritmo moderado y se reforzará el mercado laboral.


La economía se recupera

El ascenso es el mayor realizado por la Reserva en casi una década, luego de que las tasas estuvieran estancadas casi al 0% durante siete años.

Yellen estimó que la inflación en los próximos 12 meses se mantendrá inferior al 2%, por debajo de lo estimado inicialmente, lo que puede interpretarse como un síntoma de recuperación de la economía estadounidense.

Esta es la cuarta subida de tipos de interés que realiza la Reserva Federal desde diciembre de 2015 y la tercera desde que Donald Trump fue elegido presidente de los Estados Unidos.

Según datos oficiales, el mercado laboral estadounidense generó 138,000 nuevos puestos de trabajo durante el pasado mes de mayo, mientras la tasa de desempleo se situó en 4.3%, la más baja desde 2001.

Publicidad