publicidad
Donald Trump

Trump está a favor de restablecer la tortura por ahogamiento simulado

Trump está a favor de restablecer la tortura por ahogamiento simulado

"Creo que el 'waterboarding' es poca cosa comparado con lo que nos han hecho sufrir".

Donald Trump
Donald Trump


El magnate Donald Trump, precandidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos puntero en las encuestas, dijo este domingo que si llegara a la Casa Blanca restablecería la tortura a sospechosos de terrorismo por ahogamiento simulado, consistente en verter agua sobre el rostro cubierto con una tela para provocar asfixia al detenido.

En una entrevista con el programa This Week de ABC, Trump respaldó el uso de esa polémica técnica, utilizada por la Administración de George W. Bush para extraer información a los sospechosos detenidos tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 y prohibida por el actual presidente, Barack Obama, poco después de llegar al poder en 2009.

publicidad

El método ha sido utilizado por lo menos con tres presos, según un informe del Senado estadounidense.

"Creo que el ' waterboarding' es poca cosa comparado con lo que nos han hecho sufrir", declaró Trump, quien puso como ejemplo la decapitación del periodista estadounidense James Foley por un verdugo del grupo Estado Islámico en agosto de 2014.

Trump, que provocó un enésimo escándalo la semana pasada al proponer que se fichen todos los musulmanes en Estados Unidos, estimó que habría que vigilar y fichar a todos los refugiados sirios que son acogidos por Estados Unidos.

Reiteró su oposición a la acogida de estos refugiados, pero reconoció que para el presidente Obama se trataría de cumplir con su promesa de recibir a 10,000 durante el año que viene.

"No tenemos la menor idea de quiénes son estas personas. Cuando los refugiados sirios empiecen a llegar en masa a nuestro país no sabremos si son miembros del Estado Islámico, no sabemos si son un caballo de Troya", expresó el candidato.

Trump dijo, también, que no quiere cerrar mezquitas en Estados Unidos, como había sugerido esta semana, pero sí quiere someterlas a vigilancia, con "medidas fuertes".

"La gente que está implicada en estas mezquitas sabe quiénes son los malos y sabe quiénes son los buenos, pero no hablan. Tenemos que vigilar las mezquitas", subrayó el magnate.

Los atentados de París provocaron un agitado debate sobre la acogida de refugiados en Estados Unidos cuando se informó que dos de los miembros del comando habían entrado a la Unión Europea por el mismo camino que los refugiados de la guerra en Siria.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad