null: nullpx
Elecciones 2016

Hackers rusos atacaron Burisma, la empresa ucraniana donde trabajó el hijo de Joe Biden

Hackers militares rusos se habrían infiltrado con éxito en la compañía de gas ucraniana convertida en el centro del drama de juicio político que rodea al presidente Donald Trump, al vicepresidente Joe Biden y su familia, según investigadores de ciberseguridad citados por el New York Times.
14 Ene 2020 – 10:25 PM EST

Hackers rusos, vinculados a la agencia de inteligencia militar rusa GRU, atacaron la empresa ucraniana para la que trabajó uno de los hijos del exvicepresidente de Estados Unidos y aspirante presidencial demócrata, Joe Biden, informó este lunes el diario The New York Times y la cadena de noticias CNN. La empresa hackeada es Burisma, una de las mayores productoras de gas natural en Ucrania y para la que Hunter, el hijo de Biden, trabajó entre 2014 y 2019.

Según el rotativo neoyorquino, los ataques contra Burisma comenzaron el pasado noviembre, poco después de que la oposición demócrata iniciara el proceso para abrir un juicio político al presidente estadounidense, Donald Trump.

Los expertos citados por el NYT creen que el objetivo de los hackers rusos era obtener información destinada a perjudicar a la familia Biden.

Supuestamente los hackers intentaron robar información de Burisma usando diferentes técnicas. Por ejemplo, crearon webs falsas que se parecían a las páginas de inicio de sesión de las filiales de Burisma.

De acuerdo con CNN, los empleados de la compañía fueron engañados para que renunciaran a sus credenciales informáticas mediante una sofisticada red de sitios web falsos establecidos por la inteligencia militar rusa, el GRU, dijo Area 1, una firma de seguridad en línea.

Y, además, enviaron a los empleados de Burisma correos electrónicos que se parecían a las comunicaciones internas de la empresa.

No está claro qué información buscaron los piratas informáticos o qué tan profundamente pudo haber estado comprometido Burisma.

El Área 1, que monitorea Internet para detectar los llamados ataques de phishing, fue fundado en 2013 por dos exfuncionarios de la Agencia de Seguridad Nacional y un informático. Oren Falkowitz, cofundador y CEO de la compañía, dijo a CNN en una entrevista que el Área 1 ha estado rastreando el GRU durante algún tiempo.

"Hemos podido vincularlo definitivamente en base a patrones consistentes de esta campaña con muchos otros", dijo.

The New York Times considera que existe un paralelismo con el ataque informático que sufrieron durante la campaña presidencial para 2016 el equipo de la demócrata Hillary Clinton, contrincante de Trump, y el Comité Nacional Demócrata (DNC, por sus siglas en inglés), el órgano ejecutivo de esa fuerza política.

En ese caso, las agencias de inteligencia de EEUU concluyeron en un informe publicado en 2017 que el propio presidente de Rusia, Vladímir Putin, había ordenado influir en las elecciones estadounidenses mediante ciberataques porque sentía una "clara" preferencia por Trump.

Tanto Moscú como el mandatario estadounidense siempre han rechazado esa hipótesis.

El supuesto nuevo ataque contra Burisma se produjo en el contexto del proceso del juicio político a Trump, al que los demócratas acusan de haber presionado a su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski, para que abriera una investigación por corrupción contra la familia Biden, en un intento de perjudicarle de cara a las elecciones de este año.

Trump, que se presenta a la reelección, está a la espera del inicio del juicio político, que se celebrará en el Senado.

Mira también:

Un escándalo “único y sin precedentes": los protagonistas de la polémica llamada que podría llevar a juicio político a Donald Trump (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Elecciones 2016Donald TrumpRusia

Más contenido de tu interés