Por sus derechos y por la despenalización del aborto: así marcharon las mujeres en El Salvador

"Ni una menos, vivas nos queremos". Este 8 de marzo las calles de San Salvador se llenaron de mujeres de todas edades que caminaron contra el maltrato que sufren y para pronunciarse en contra de la violencia de la que son víctimas.
8 Mar 2018 – 6:36 PM EST

SAN SALVADOR.- "No estamos aquí para festejar. Estamos aquí para exigir que se modifique la ley que penaliza el aborto. Porque vivas nos queremos. Estamos aquí para reivindicar nuestros derechos que han sido violentados. Por las mujeres que se han enfrentado al patriarcado y para protestar en contra de una legislación injusta".

Con esas palabras la activista Sara García, integrante de la Agrupación ciudadana por la despenalización del aborto, resumió las razones de las salvadoreñas para marchar en la capital este jueves 8 de marzo, en el Día Internacional de la Mujer.

Las primeras estimaciones indican que unas 3,000 personas salieron a protestar por un gran número de causas: porque cese la violencia machista, en contra de la discriminación y la ausencia de un trato igualitario. También por la liberación de las mujeres que han ido a parar a la cárcel con acusaciones de asesinatopor simplemente presentar complicaciones obstétricas.

En El Salvador existe una tormeta perfecta para que se atente en contra de los derechos de las mujeres. Aquí las niñas y jóvenes son víctimas de una enorme violencia sexual que muchas veces comienza en su propia casa. Muchas de ellas se convierten en madres sin buscarlo a muy temprana edad (lo que no sólo tiene un alto costo social sino también económico).

¿Quiénes sufren las peores consecuencias? Las mujeres pobres que no tienen los recursos necesarios que les permitan decidir sobre sus cuerpos.

30 de abril: fecha límite

Un detalle que hace que esta marcha sea especial es el enorme respaldo que han recibido los dos proyectos de ley presentados en 2016 y 2017, que piden la despenalización del aborto por causales, por ejemplo cuando la salud y la vida de la mujer están en peligro, cuando el feto no tiene posibilidades de vivir fuera del útero, cuando el embarazo es producto de una violación y cuando es producto de incesto, violación o trata de niñas y adolescentes.

Este 30 de abril termina el período para votar por los proyectos de ley que han sido expuestos ante los legisladores. Para su aprobación se necesita una mayoría simple (43 votos) y hasta este momento, a pesar del gran respaldo, no se tiene una cuenta exacta. De no llegarse a aprobar, se tendría que empezar de cero un nuevo proceso.

Tomando en cuenta la gran derrota de la izquierda en las elecciones del pasado fin de semana, el panorama después de esa fecha luce complicado: ahora la mayoría la tiene el partido de derecha Arena, cuyas políticas son sumamente conservadoras. Tanto, que uno de sus diputados –Ricardo Andrés Velázquez Parker– presentó un proyecto de ley que podría aumentar la pena máxima de aborto de ocho a 50 años, lo mismo que el homicidio agravado.

"¡Teodora es libre, vení mirá!"

En primera fila de la marcha se encontraba Teodora del Carmen Vásquez, quien hace apenas tres semanas consiguió salir de prisión después de recibir una sentencia de 30 años de cárcel y cumplir un total de 10 años y 7 meses. En julio de 2007 fue acusada de homicidio agravado después de que su bebé nació muerto.

Vásquez estaba embarazada de nueve meses cuando comenzó a sentirse mal en la escuela donde trabajaba como cocinera, según su relato. Llamó a la emergencia para reportar un dolor que pensó que indicaba que iba dar a luz, pero la ambulancia no llegó. Sintió ganas de ir al baño, se desmayó sobre el inodoro y solo recuerda fragmentos de lo que sucedió después.


La policía asegura que cuando llegaron a la escena encontraron al bebé en la taza del inodoro, sin vida. Vásquez yacía en un charco de sangre. Fue arrestada.

Vásquez es una de las decenas de mujeres que han sido condenadas a largas penas en las últimas dos décadas en El Salvador con cargos por homicidio agravado: los fiscales las acusan de haber matado a sus bebés, pero ellas insisten en que sus recién nacidos nacieron muertos o murieron poco después del parto.

Esta fue la primera que participó en una marcha por los derechos de las mujeres y su presencia fue motivo de festejo y alegría para las asistentes. "Me siento muy feliz, me siento muy contenta de participar y de saber que no estamos solas, luchando por las mujeres que continúan presas", dijo a Univision Noticias.

El reporteo de esta historia se realizó con el apoyo de la International Women’s Media Foundation y el Women's Equality Center.

Un grito contra el acoso y la violencia: así han sido las manifestaciones del Día Internacional de la Mujer (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad