Deportaciones

Los dreamers sobre las palabras de Trump Jr: "Está confirmando el plan racista y antiinmigrante de su padre"

Dirigentes de varias organizaciones de jóvenes indocumentados protegidos por DACA inciden en la importancia de votar el 8 de noviembre. "Nos queda muy claro a quién no se debe elegir”.
10 Sep 2016 – 3:38 PM EDT

Las recientes declaraciones de Donald Trump, Jr. , hijo del candidato presidencial del Partido Republicano Donald Trump, asegurando que todos los indocumentados serán deportados, no sorprendió a los dreamers.

“El plan de inmigración de Donald Trump ha sido claro a través de su campaña desde el año pasado”, dice Cristina Jiménez, directora ejecutiva de United We Dream. “El quiere deportar a los dreamers, eliminar DACA y deportar a los 11 millones” (de indocumentados que viven en el país).

Trump Jr., durante una entrevista transmitida por la cadena local de NBC en Las Vegas, Nevada, fue preguntado por el caso de la dreamer Astrid Silva, quien dio un discurso en la Convención Nacional Demócrata. Respondió que “no habrá excepciones para las deportaciones”.

“El hijo de Trump solamente está confirmando el plan racista y antiinmigrante de su padre”, dijo Jiménez. “Las contradicciones de las últimas semanas en sus comentarios de inmigración no nos engañan. Sabemos que él es una amenaza para nuestra comunidad. Y esto no cambiará”.

Jiménez se encuentra protegida de la deportación bajo el programa Consideración de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por su sigla en inglés), autorizado por el presidente Barack Obama el 15 de junio de 2012. Entró en vigor el 15 de agosto de ese año.

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) dijo que al 30 de marzo DACA había amparado a 728,285 jóvenes indocumentados que entraron siendo niños al país y se les conoce como dreamers. La Casa Blanca ha dicho que 1.3 millones de dreamers son elegibles.


“Palabras de odio”

“La realidad (lo dicho por Trump Jr.) no es nada nuevo”, dice Erika Andiola, una dreamers protegida por DACA y que ocupó el cargo de secretaria de prensa para medios hispanos de la campaña presidencial del senador por Vermont Bernie Sanders, quien le disputó hasta el final la nominación presidencial del Partido Demócrata a Hillary Clinton. “Son más palabras de odio en contra nuestra comunidad de parte de (Donald) Trump y su familia”.

Andiola agregó que para los votantes latinos “que harán la diferencia en las urnas el 8 de noviembre, nos queda muy claro a quién no se debe elegir”.

La activista advirtió además que los dreamers “no se pueden dormir en los laureles y bastarles con tener una presidenta Clinton. Ella se tiene que comprometer a parar la maquinaria de deportaciones que ya existe bajo el presidente (Barack) Obama.

“Es importante también mandarle un mensaje a los que son elegibles para DACA que renueven la protección”, dijo Andiola. “Y que se eduquen sobre sus derechos, y saquen a sus amigos y familiares a las urnas en noviembre. Nuestro voto será clave”.


“No es nada nuevo”

Para Gabriela Pacheco, directora ejecutiva de The Bridge Project y una destacada activista dreamer, lo dicho por Trump Jr “creo que no es nada nuevo. Es la misma retórica que hemos estado escuchando de la campaña de Trump”.

Pacheco agregó que “Trump es un gran peligro para nuestra comunidad. No obstante, esa promesa de deportación ya la está llevando acabo la administración de Obama”.

En los 10 primeros meses del año fiscal 2016 (del 1 de octubre de 2015 al 30 de julio de 2016), ICE había deportado a 196,497 indocumentados. La lista la encabezan inmigrantes originarios de México, Guatemala, Honduras, El Salvador y República Dominicana.

El 41% de los expulsados no tenía antecedentes criminales, dijo la agencia. En el año fiscal 2015 ICE deportó a 235,413 indocumentados.

“Son mentiras”

En New Hampshire, algunos dreamers piensan que la advertencia de Trump Jr “son mentiras”, como dice Oscar Cornejo, de la Dartmounth Coalition for Immigration Reform Equality and Dreamers (CoFIRE). “Todo lo que (Trump) ha dicho de los inmigrantes indocumentados o legales, cualquier inmigrante, nos ha atacado y representa el pensamiento de una ideología antiinmigrante”.

CoFIRE saltó a las portadas en marzo cuando la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos decidió anular el término 'extranjero ilegal' (illegal alien) de su sistema de búsqueda y clasificaciones sustituyéndolo por 'indocumentado' (undocumented), una codificación “menos despectiva”, dijo Melissa Padilla, una estudiante de la Universidad de Dartmount e integrante de la organización que a comienzos de 2014 inició la batalla para conseguir el cambio.

“Al principio uno se enoja pero vemos que son mentiras. Es ilógico lo que dice (Trump). Por ejemplo, ¿cómo hará que México pague el muro? Es racismo. Ya no le ponemos atención a lo que dice, ya no más son locuras”, dice Cornejo.

En el sur de Florida, Miami Alejandra Saucedo de la organización Dreamers’ Mom, dijo estar alarmada por “los cambios en el discurso” del candidato republicano. “Dice muchas cosas, luego las vuelve a cambiar, dice cosas fuera de la lógica y entonces, ¿qué podemos esperar de su hijo?”, pregunta.

“Antes de asustarnos con estas barbaridades, tenemos que trabajar con nuestra comunidad, con nuestros padres, con nuestras familias y que la gente salga a votar. Y seguir luchando por un nuevo sistema, una reforma migratoria en el Congreso. Pero para eso necesitaos que la gente vote”, advierte.

El 8 de noviembre los estadounidenses acudirán a las urnas para elegir al sucesor del presidente Obama, la Cámara de Representantes y un tercio del senado, además de autoridades estatales y municipales. En junio el Consejo Nacional de La Raza (NCLR) estimó que había 22.5 millones de ciudadanos de origen latino y de ellos, unos 10 millones no estaban registrados para votar.

El plan migratorio de Trump

El 31 de agosto Trump dio a conocer en Phoenix, Arizona, su plan migratorio de 10 puntos. Los nueve primeros se refieren a seguridad fronteriza, redadas, la creación de una fuerza de deportaciones, revivir programas de deportaciones cancelados por Obama, deportaciones masivas y la cancelación de las órdenes ejecutivas migratorias de Obama, entre ellas DACA de 2012, entre otros.

El empresario neoyorquino dijo que la lista de deportados la encabezarán unos 2 millones de inmigrantes criminales y aquellos extranjeros que violaron los términos de permanencia de sus visas. El DHS estimó en 2013 que el 40% de los 11.3 millones de indocumentados en el país había entrado con una visa. Se estima que serán unos 4 millones.

Del resto que no incluya la lista deberán salir del país y tramitar una visa por los canales normales en los consulados estadounidenses. Pero si lo hacen, advierten abogados consultados por Univision Noticias, no existe una cola para los indocumentados y les caerá encima la denominada Ley del castigo, que sanciona con 3 años fuera a los extranjeros que han permanecido más de 180 días indocumentados en el país, y con 10 años si la permanencia no autorizada pasa de 365 días.

También señalan que la permanencia indocumentada figura en la lista de inadmisibilidad para conseguir una visa y es casi imposible regresar a Estados Unidos.

Lea tambien:

Más contenido de tu interés