Deportaciones

Demócratas fustigan plan aprobado por la Cámara que busca cambiar la definición de crimen violento

El Caucus Hispano indicó que una nueva clasificación "demasiado amplia" puede tener "tener consecuencias adversas importantes". Human Rights Watch se quejó de que la nueva lista “incluye varios delitos que no tienen para nada elementos de violencia".
10 Sep 2018 – 12:54 PM EDT

El Caucus Hispano del Congreso del Congreso fustigó una iniciativa aprobada el viernes por la Cámara de Representantes que, de convertirse en ley, facilitaría al gobierno la deportación acelerada extranjeros que hayan cometido crímenes.

El proyecto de ley fue aprobado con 247 votos a favor y 152 en contra. El plan busca establecer un perfil de individuos que deben ser expulsados de manera acelerada del país, pero también dibuja un nuevo patrón de crímenes violentos, una semántica que para los demócratas genera dudas.

“El proyecto de ley H.R. 6691, denominado Ley de seguridad y protección de la comunidad, preparado por el Partido Republicano, fue llevado al pleno de la Cámara sin audiencias, sin testigos expertos, sin marcas y sin capacidad para revisar sus posibles consecuencias”, advirtió el Caucus este lunes.

Para ser aprobado en el Senado se requieren 60 votos y los republicanos solo cuentan con 51. Los demócratas dijeron que no lo respaldarán.

Aplaudido por Trump

El viernes, poco después de ser aprobada, el presidente Donald Trump aplaudió el proyecto H.R. 6691, pero advirtió que los demócratas no lo apoyarán en el Senado.

"Con nuestra espantosa ley migratoria actual, muchas veces el gobierno queda bloqueado a la hora de deportar a criminales extranjeros con condenas por crímenes violentos. La mayoría republicana acaba de pasar una ley para aumentar nuestra capacidad para deportar criminales violentos (los malditos locos demócratas se opusieron). ¡Necesito tener esta ley en mi mesa rápido!".


Desde que llegó a la Casa Blanca Trump ha estado cambiando la ley de inmigración a golpe de memos y órdenes ejecutivas, sin el respaldo del Congreso. Los demócratas sostienen que no respaldarán los planes del mandatario porque puso a los 11 millones de indocumentados en proceso de deportación al criminalizar la estadía indocumentada, un acto que sigue siendo una falta de carácter civil.

Advierten peligros

La organización Human Rights Watch (HRW) indicó que el proyecto de ley aprobado por la Cámara “es demasiado amplio” y que además en la lista de crímenes violentos “incluye varios delitos que no tienen para nada elementos de violencia".

El Caucus, por su parte, dijo que “el proyecto de ley republicano fue redactado de manera acelerada y apresurada, y reemplaza la definición de crimen de violencia establecido en el Código Penal Federal”.

Agrega que en abril la Corte Suprema de Justicia, en el dictamen sobre el caso Sessions versus Dinaya, “descubrió que una subsección de la definición actual (respecto a crimen de violencia) era inconstitucionalmente vaga”.

Los jueces Elena Kagan, Rut Ginsberg, Sonia Sotomayor, Stephen Breyer y Neil Gorsuch fueron mayoría en el fallo de 5 a 4.

“Establecer una nueva definición demasiado amplia este proyecto de ley corre el riesgo de tener consecuencias adversas importantes”, dijo el Caucus en una nota enviada a Univision Noticias.

El Caucus también citó los comentarios de la jueza Keagan, quien reconoció que “identificar qué delitos deben considerarse crímenes de violencia requiere una consideración cuidadosa”.

“Redactar una definición de crimen de violencia es una actividad muy consecuente y debe hacerse con precisión y con gran deliberación y reflexión”, indicó el Caucus. “El Congreso debe tener cuidado al especificar qué delitos se considerarán delitos de violencia y cómo deben definirse”.


La lista de faltas

Entre los delitos que pretende castigar con la deportación, el proyecto de ley republicano incluye, entre otros: asesinato, homicidio voluntario, agresión, abuso sexual o abuso sexual agravado, contacto sexual abusivo, abuso infantil, secuestro, robo, robo de auto, uso de armas de fuego, robo, incendio premeditado, extorsión, comunicación de amenazas, coacción, fuga, interferencia con miembros de la tripulación de vuelo y asistentes, violencia doméstica, toma de rehenes, acecho, tráfico humano, piratería o un delito de terrorismo.

Agrega el uso o la posesión ilegal de explosivos o dispositivos destructivos, uso, intento de uso o amenaza de uso de la fuerza física contra la persona o propiedad de otro.

La oposición demócrata del Senado indica que la consideración de este proyecto de ley “va en contra de los esfuerzos bipartidistas en curso para lograr una reforma de la justicia penal”.

El Caucus recordó que “en los últimos años ha habido un diálogo prometedor con respecto a la reforma de la justicia penal y sobre la necesidad de considerar cuidadosamente el alcance de nuestras leyes penales y las sanciones correspondientes”.

Así quedan en evidencia figuras públicas antiinmigrantes tras las reveladoras historias de sus familiares (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés