"Vinieron directo a robar y a golpear": policías y militares también reprimen con robos las protestas en Venezuela

Manifestantes, políticos y periodistas han registrado en video los recientes asaltos cometidos por la policía y la Guardia Nacional durante las manifestaciones, que ya cumplen más de dos meses. En respuesta, el ministro de la Defensa ordenó: “No quiero ver un guardia nacional más cometiendo una atrocidad en la calle".
7 Jun 2017 – 4:14 PM EDT

CARACAS, Venezuela.- A Pierre Dumont lo golpearon por todos lados, pero lo que más le duele es la moral. “Estoy muy afectado, sobre todo moralmente, porque yo quiero mucho a este país”, confiesa este ciudadano belga de 58 años de edad que desde 1986 decidió afincarse en Venezuela. Psicólogo de profesión, Dumont padeció este lunes el último arrebato de locura de la represión ordenada por el régimen chavista, con los policías convirtiéndose en ladrones que roban a los manifestantes sus pertenencias.

Mientras huía con su esposa de 51 años de la embestida de la Guardia Nacional, que con una lluvia de bombas lacrimógenas pretendía disolver una movilización opositora en Chuao, este de Caracas, Dumont vio cómo unos soldados se robaban su moto BMW 650 GS azul plateado del año 2007, valorada en unos 4,000 dólares, y la escondían en una base militar cercana al lugar donde se desarrollaba la protesta convocada por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

“Luego de que bajó el enfrentamiento, caminé solo hasta el puesto de la Guardia Nacional con las manos en alto para reclamar mi moto. En ese momento, siete guardias me agredieron como si yo fuera un animal salvaje, me insultaron por ser extranjero y me arrebataron mi casco”, relata. Además de agredirlo, los uniformados se burlaron de él, negando en todo momento que tuvieran la moto en su poder.

No se trató de un caso aislado. Los diputados de la opositora MUD, blanco predilecto de los ataques de las fuerzas del orden, denunciaron ante la Fiscalía General de la República que en distintas partes del país, policías y soldados incorporaron a sus prácticas represivas el “robo masivo” a manifestantes. Los parlamentarios acusan directamente al ministro de Relaciones Interiores y excomandante de la Guardia Nacional, Néstor Luis Reverol, de ordenar a sus subalternos que cometan estos actos de pillaje.

El gobernador del estado Miranda y líder opositor, Henrique Capriles Radonski, compartió en Twitter videos donde aparecen funcionarios de los cuerpos de seguridad asaltando a simpatizantes de la disidencia. En uno de esos mensajes, Capriles Radonski increpa directamente al titular de Defensa, general en jefe Vladimir Padrino López, con estas palabras: “¿Qué opina general @vladimirpadrino robar es su divisa? ¿Van a hundir a toda la FANB (Fuerza Armada Nacional Bolivariana)?”.


En medio del escándalo, Padrino López declaró este martes: “ No quiero ver un guardia nacional más cometiendo una atrocidad en la calle. El que se aparte de la línea de Estado, de la preeminencia y el respeto de los derechos humanos y que no se comporte como un profesional, tiene que asumir su responsabilidad”. La Guardia Nacional y la Policía Nacional Bolivariana se han encargado de contrarrestar las protestas de la oposición, que en dos meses han dejado un saldo de 65 muertes y más de mil lesionados. El Ministerio Público informó el viernes que por estos abusos 28 uniformados ya están presos y sobre otros 19 pesan órdenes de captura aún por ejecutar.

Ataque directo contra los medios

“¡Sigue grabando, sigue grabando!”, fue lo único que le dijo un policía a la periodista Mary Trini Mena, al tiempo que la amenazaba blandiendo un casco. Después, todo fue silencio y violencia. “No mediaron palabra. El policía me quitó el teléfono y se lo metió en el bolsillo y le hizo lo mismo a un joven que estaba a mi lado”, cuenta la reportera.

Mena cubría este lunes una protesta en Altamira, bastión opositor enclavado en el este de Caracas. Junto con sus dos compañeros, trató de resguardarse en el lobby de un edificio, pensando que los efectivos respetarían la propiedad privada y su condición de comunicadora. Se equivocó. “Nos robaron las máscaras antigás, el teléfono, un casco y me dañaron el equipo que utilizaba para la transmisión en vivo. A mi camarógrafo le pasaron por encima y le dejaron la huella de la bota en la cara”, describe el horror.


Aunque ya acumula 18 años de experiencia, Mena reconoce que jamás había visto algo similar. “ Ellos sabían que somos periodistas, fueron directo a robar y golpear. Cómo una sociedad puede avanzar cuando el que debe garantizar la seguridad es el que te roba, es inimaginable”, expresa con indignación la corresponsal.

Ese es el mismo dolor que carcome a Dumont, un belga que siente a este país en el corazón. “Me dolieron mucho los insultos xenofóbicos, mis dos hijos son venezolanos, yo amo a este país, la cachetada que recibí fue muy dura. A mí nunca me ocurrió eso en Venezuela, el venezolano es una persona sumamente abierta, a los soldados les lavan el cerebro, los forman en el odio y parecen unos monstruos”, lamenta.


En fotos: Arrecia la violencia y represión en Venezuela durante las protestas

Loading
Cargando galería


Publicidad