null: nullpx

Video: Dos hombres tatúan en la frente de un adolescente "soy un ladrón" como castigo por haberles intentado robar

Un tatuador de oficio y su vecino están acusados por "torturas" después de que retuvieran a un chico de 17 años al que acusaron de intentar robar una bicicleta y difundieran un video del momento en que le hacen el tatuaje como "castigo".
11 Jun 2017 – 1:09 PM EDT

Un tatuador de San Paulo, en Brasil, y su vecino fueron detenidos por la policía el pasado viernes, acusados de causarle serias torturas psicológica y física a un adolescente de 17 años al que acusaron de intentar robarles una bicicleta y le escribieron en la frente “soy ladrón y vacilador”.

Ronildo Moreira de Araujo, de 29 años, quien se dedica al negocio de los tatuajes, y su vecino Maycon Wesley Carvalho dos Reis, de 27 años, fueron arrestados en “flagrancia por tortura” y permanecen bajo arresto por orden de una jueza que les dictó privativa de libertad, según una publicación del sitio O Globo.

El momento en que tatuaban al jovencito fue grabado con el teléfono móvil de Maycon, quien compartió el video por la red de mensajería Whatsapp, tras lo cual se viralizó rápidamente.

El adolescente estaba desaparecido desde el 31 de mayo y los familiares lo reconocieron cuando también recibieron el video en que está siendo tatuado en la frente.

En las imágenes es posible percibir que el adolescente permanece asustado, en actidud dócil, y no reacciona a las provocaciones del tatuador y su vecino. En un momento, uno de ellos dice: " va a doler, va a doler". En otro momento ellos le preguntan qué se quiere tatuar y le fuerzan a responder: "ladrón."

Con el video en las manos, sus familiares pusieron la denuncia en la policía que rápidamente activaron la búsqueda del joven, que según O Globo tiene problemas de drogas y no estaría gozando de sus facultades mentales.

Los responsables del ilícito fueron detenidos en una pensión y el muchacho localizado y puesto en libertad. En la comisaría, los dos acusaron al adolescente de haber intendo robar una bicicleta en la zona y "resolvieron tatuar como forma de castigo".

Tras viralizarse el video, se ha puesto en marcha una campaña de crowdfunding para recaudar fondos que se destinarán a retirar el tatuaje del rostro del menor.

Un abogado de menores, Ariel de Castro Alves, dijo que va a acompañar el caso, que considera "gravísimo". "La policía actuó correctamente al detener a quienes están sometiendo a alguien a un intenso sufrimiento físico y psicológico, lo que configura tortura. Si él estaba tratando de robar deberían llamar a la policía y no torturar”, señaló el abogado, citado en O Globo.


La ruta incierta: el viaje de centroamericanos a EEUU (FOTOS)

Loading
Cargando galería
Publicidad